arrow

Blowing Wild (1953)

6,6
295
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jeff Dawson regresa a la empresa de su antiguo jefe, Ward 'Paco' Conway (Anthony Quinn), que ahora se ha convertido en un hombre rico gracias al petróleo, pero éste le rechaza porque le dominan los celos, ya que sabe que Jeff tuvo algo en el pasado con su mujer, la seductora Marina (Barbara Stanwyck). Dawson está enamorado de otra chica, Sal (Ruth Roman), pero Marina, al enterarse de su regreso, decide reconquistarlo. Entretanto, El gavilán, un bandolero chantajista, amenaza a Conway con destruir su compañía si no accede a pagar una cuota de protección. Todas las pasiones y peligros estallarán en un imprevisible desenlace. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Blowing Wild
Duración
90 min.
Guion
Philip Yordan
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Sidney Hickox (B&W)
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Aventuras Western Celos
7
Problemas con los bandidos.
No es un western, la historia se desarrolla en el mismo año que fue hecha la película, en las tierras cálidas de Méjico, y el petróleo como protagonista.

Este director argentino tiene en su haber alguna que otra peli interesante, como "Harry Black y el tigre", o "Martes negro".
Aquí como he dicho el petróleo es el protagonista y los bandidos saboteadores, pero ese no será el único problema, pues está Barbara Stanwyck, y cuando ella se enamora... mejores que no te pille cerca.

El guión de Philip Yordan no me ha gustado tanto como en otras ocasiones, aun así no está mal, sobretodo me ha gustado más cuando el personaje de Stanwyck cobra más fuerza.
La música de Dimitri Tiomkin es junto al reparto lo que más me ha gustado.
En fin, una película algo más que interesante.
[Leer más +]
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Austera y sobria.
Vista ya en el momento de su estreno en España, allá por los comienzos de los cincuenta, mi vuelta a ella ha sido provocada por el recuerdo de la canción con que se inicia la película y que fue popularizada en la voz de Frankie Laine.

La película contó con tres espléndidos actores como fueron Gary Cooper, Barbara Stanwyck y Anthony Queen. De Ruth Roman apenas se puede hablar por la brevedad de su papel. Los personajes encarnados por los primeros encajan con la personalidad de los actores.
Sorprende en ocasiones el esquematismo con que se presenta el guion que no trata en ningún momento en profundizar en ninguno de los problemas presentados. Hay, en general, una clara tendencia a la desdramatización de las situaciones que resuelven con extraña rapidez. Todo ello da a la película un cierto de aire de frialdad y lejanía. Pero con ello es indudable que logra un cierto atractivo.

En ese esquematismo, Gary Cooper adopta esa actitud de nobleza y rectitud que en tantas ocasiones ha representado. Junto a él, el “bueno”, aparecen los restantes personajes igualmente estereotipados: la mala, el desnortado, la buena y hasta una especie de Dr. Watson. El petróleo, los policías y los bandidos son simples elementos del decorado.

Por encima de todo, la música de Dimitri Tiomkin. La que recordaba.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil