arrow

La canción del mar (2014)

La canción del mar
Trailer
7,6
7.805
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La historia del viaje a casa del último Niño Foca. Después de la desaparición de su madre, Ben y Saoirse son enviados a vivir con su abuela a la ciudad. Cuando deciden volver a su casa junto al mar, su viaje se convierte en una carrera contra el tiempo a medida que se internan en un mundo que Ben sólo conoce a través de las leyendas que le narraba su madre. Pero éste no es un cuento para dormir; estas criaturas llevan en nuestro mundo demasiado tiempo. Ben pronto se da cuenta de que Saoirse será la clave para su supervivencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Irlanda Irlanda
Título original:
Song of the Sea
Duración
90 min.
Estreno
8 de mayo de 2015
Guion
Will Collins (Historia: Tomm Moore)
Música
Bruno Coulais
Fotografía
Animation
Productora
Big Farm / Cartoon Saloon / Digital Graphics
Género
Animación Aventuras Fantástico Infantil Cuentos Mitología
Grupos  Novedad
Cartoon Saloon
8
Bella Despedida
De la materia de los cuentos está hecha 'Song of the Sea'.
Una historia de otro mundo contada en el nuestro, sobre la pérdida y sus consecuencias, tanto las buenas, como las malas. Sobre cómo llegado el momento no son las decisiones ajenas las que nos destrozan, sino las que uno hace por un bien mayor. Las decisiones en las que uno se quita de la ecuación por otros.

Conor, un marinero, se sienta todas las tardes a contemplar el mar, buscando un motivo. Por la noche, se sienta con una cerveza, lamentando no haberlo encontrado.
Sus hijos, Ben y Saoirse, crecen sin un padre y una madre, sin un hogar feliz que les dé algún tipo de amor o cariño, solo se tienen el uno al otro y pasan los días sacándose de quicio constantemente. Aunque la huella de un suceso años atrás no se borrará tan fácilmente, por mucho que su abuela quiera, y encontrará a los hijos, sobre todo a la pequeña Saoirse, muda aún a sus diez años, quizá porque está destinada a cantar (más que hablar) la lengua de los recuerdos, de la reconciliación y de la vida.

Un mundo mágico, antiguo y oculto al nuestro, empieza a desplegarse ante Ben y Saoirse, un mundo al borde del olvido más absoluto en busca de una salvación que todos sus habitantes han perdido la fe en ver llegar.
Es significativo que los duendes, entidades y criaturas con las que Ben se encuentra para ayudar a su hermana a concretar su destino tienen un marcado cinismo respecto a su función: nadie cree en la magia ya, por lo que hasta la propia magia ha dejado de creer en si misma.

'Song of the Sea' se convierte en una reivindicación del amor, de su poder sanador para las heridas de hace mucho tiempo, de su cualidad única como pegamento, de la necesidad de compartirlo (de igual manera que era 'El Secreto de Kells' algo parecido respecto al arte).
La Bruja Búho Macha se ha dedicado a extraer los sentimientos de las criaturas mágicas, en un intento desesperado de paliar la pérdida y el dolor, transformándolos en rocas inmutables y frías, sin problemas de que alguna vez vayan a sufrir por un ser querido.
¿Sería mejor vivir rodeado de represiones autoimpuestas, en forma de tarros prisioneros, para no sufrir, que exponerse a sufrir pero también a amar sin limitaciones, querer y aceptar ser queridos, pese a todo lo que pueda pasar?

Es esta la historia de un último despertar, de almas rotas y separadas, que aprenden a aceptar la pérdida como algo necesario, no bueno, sino inevitable.
No podemos detener el tiempo y evitar querer. Si podemos cuidar el recuerdo tras una despedida, contra viento y marea, haciendo de él algo que ni la muerte podrá borrar de nuestras vidas.
[Leer más +]
58 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Simplemente magia
Hace escasos días, sumido en la silenciosa madrugada, revisaba 'El secreto del libro de Kells' (Tomm Moore & Nora Twomey, 2009). Me gustó (aún) más que la primera vez que la vi en pantalla grande. No descubrí nada nuevo pero, tras haber asistido a la proyección de 'La canción del mar' (Tomm Moore, 2014) en la Muestra Syfy, comprendí que aquella ópera prima animada no era sólo una singular y bonita anomalía proveniente de Irlanda, sino también el nacimiento de un genio, de un artista que era, a la vez, poeta, humanista y un cuentacuentos excepcional. Todo lo bueno (que era mucho) de aquella su primera incursión en el mundo del cine se reafirma (y expande) en éste, su segundo film, que podría decirse, sin paños calientes, apunta a clásico mayor del cine de animación de todos los tiempos. Más luminosa y accesible que 'El secreto del libro de Kells', pero también más sofisticada, completa y conmovedora, la historia narrada gira en torno a la leyenda fantástica de las selkies, surgida del folclore escocés e irlandés entre otros. Estas criaturas mitológicas eran focas que podían transformarse en personas de gran belleza, y gozaban de la oportunidad de entablar relación con el ser humano y formar una familia. Llegados a este punto, es preciso añadir que los protagonistas, una familia con esa mágica particularidad, deberá salvarse de una maldición que acecha la tierra donde viven y, en especial, a la hija menor, por cuyas venas fluye la sangre selkie de su desaparecida madre.

Es fácil, y también comprensible y hasta inevitable, que surjan comparaciones con el cine de Hayao Miyazaki (algunos dirán, con razón, que no hay mejor elogio), puesto que, con sólo dos películas en su haber, Moore ha establecido en el dibujo hecho a mano su particular campo de batalla (artística) y ha adoptado como elementos esenciales y vertebradores de sus relatos la naturaleza, la fantasía, la inocencia y, por encima de todo, la más pura emoción (les suena, ¿no?), pero todo esto bajo una marcada e insobornable personalidad que ya mismo podría definirse como única en el mundo. Y, en efecto, 'La canción del mar' no se parece a nada que jamás se haya visto. Sólo, por supuesto, a la obra precedente de Moore, aunque en esta ocasión se ha sofisticado, madurado y embellecido el acabado visual y su autor ha logrado encontrar un camino más directo, dulce y emotivo hacia lo más profundo de nuestro corazón. Si bien en la primera se establecía un discurso adulto y probablemente no tan bien hilado sobre el arte contra la barbarie, ahora Moore ha sido aún más ambicioso y nos habla, con idéntica madurez y sabiduría, de cómo lidiar con el dolor, la pérdida, la tristeza. Y en semejante lucha, en tamaña aventura, plasmadas con algo más que genio y alma de poeta inmortal, se entona un hermoso canto a la vida y también a la muerte, al reencuentro y a la despedida. No es sólo pura magia lo que brota de sus preciosas e inolvidables imágenes, dibujadas con un lápiz que deja temblando al 3D, sino además una inesperada sesión de arte terapéutico que, sencillamente, ayuda a seguir viviendo en tiempos oscuros.

En su mismo final, imprimido para siempre en la memoria de quien esto escribe, se da la nota precisa que ofrece la medida de grandeza de la película, capaz de forjar poderosas metáforas visuales (a su vez magníficas ideas) que sirven para confirmar la altura de su autor y su habilidad para plantear cuestiones complejas y universales. Tomm Moore ha escrito su nombre a fuego en la historia del cine de animación, acompañando a Sylvain Chomet ('Bienvenidos a Belleville', 'El ilusionista') como autor imprescindible dentro del panorama del cine animado europeo, que gracias a a esta obra maestra ha rubricado otro capítulo de oro, demostrando su envidiable salud que, esperemos, siga el mismo sendero de la última década, donde ha sido capaz de plantar cara a las mismísimas obras mayores de Pixar o Miyazaki. Un lujo, un regalo, que el espectador agradecerá con lágrimas en los ojos.

www.asgeeks.es/movies/critica-de-la-cancion-del-mar-simplemente-magia/
[Leer más +]
31 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil