arrow

Sherlock Jr. (1924)

Sherlock Jr.
Trailer
8,1
5.413
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Película sobre el mundo del cine, Keaton es un proyeccionista que sueña con ser un detective cuando, milagrosamente, se encuentra dentro de la película que está proyectando. Allí intentará salvar a su amada de las garras del villano. Una de las más aclamadas cintas de cine mudo llena de gags visuales y con un portentoso Buster Keaton. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sherlock Jr.
Duración
45 min.
Guion
Clyde Bruckman, Jean Havez, Joseph Mitchell
Música
Película muda
Fotografía
Elgin Lessley, Byron Houck (B&W)
Productora
Buster Keaton Productions
Género
Comedia Cine mudo Sherlock Holmes Mediometraje
Grupos  Novedad
Sherlock Holmes
9
UN BALNEARIO DONDE SEGUIR AMANDO EL CINE
¿Recuerdan a Eugenio? Aquel cómico que desde su seriedad nos hacía desternillar de risa con sus chistes. Bueno, pues su equivalente en cine es Buster Keaton.

¿Qué cara de funeral! Pero ¡Qué genio, qué maestría, mamma mía! Y estamos en el 24 no lo olvidemos.

Desde la primera secuencia de la huella en el libro, como ejemplo práctico de las artes detectivescas, la película es una sucesión de gags y escenas magníficas, una tras otra…

“ - Perdí un dólar. “ “ – Descríbamelo.”

La escena del anillo y la lupa, la carrera en la bicicleta, la salida por la ventana con disfraz de mujer, la partida de billar, etc.

Es evidente la influencia en La Rosa Púrpura de El Cairo así como también resulta patente la escuela de Keaton en otros cómicos. Por ejemplo en Peter Sellers.

En estos tiempos en que ver una película muda de los años 20 parece defasado y anacrónico, dedicar 45 minutos a ver una película como ésta es algo así como una cura de rejuvenecimiento. Como un balneario donde seguir amando el cine.
[Leer más +]
105 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cómo ser detective (8.3)
Mucho ingenio para una cinta repleta de gags circenses que hacen que el detective sea una mezcla entre Sherlock Holmes, James Bond, Houdini (su padrino en la vida real y quien le apodó "Buster") y, por supuesto, Buster Keaton.

Inolvidables son la forma de disfrazarse de anciana para huir de los malhechores, la "desaparición" tras lanzarse contra el maletín, la partida de billar (aunque no tiene nada que ver con "El buscavidas"; el buscarle los orígenes en esta película muda me parece pasarse de incondicional; ¡ni que Keaton hubiera inventado el mundo del billar y sus ambientes!); etc.

Este cómico ha sido un maestro para las posteriores generaciones. En la serie Mr. Bean le han hecho decenas de homenajes, adaptando (que no plagiando) algunos de sus sketches, como el del papel pegajoso en ese capítulo de la feria escolar o el de la pérdida del bañador en la piscina (véase "El cameraman").


Una mujer: He perdido un dólar.
Keaton: Descríbalo.
[Leer más +]
28 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil