arrow

Les amants du Pont-Neuf (1991)

Les amants du Pont-Neuf
Trailer
7,5
3.457
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En torno al Pont Neuf, pese a su nombre, el puente más antiguo de París, se desarrolla una fascinante historia de amor entre dos vagabundos: Alex y Michelle. Él es un frustrado artista de circo a causa de su adicción al alcohol, y ella es una pintora que ha sufrido una dolorosa ruptura sentimental y, además, se está quedando ciega. Entre ellos nace un sentimiento cada vez más fuerte de mutua dependencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Les amants du Pont-Neuf
Duración
125 min.
Guion
Leos Carax
Música
Varios
Fotografía
Jean-Yves Escoffier
Productora
Films A2 / Gaumont / Les Films Christian Fechner
Género
Drama Romance Pobreza Enfermedad Drama social Película de culto Alcoholismo
8
La anticomedia romántica perfecta
"Los amantes del Pont-Neuf" es un drama visceral con pretensiones de realismo sucio donde dos mendigos alcohólicos se conocen en una situación extrema y huyendo de un amor trágico anterior, una Juliette Binoche andrajosa y tuerta, y un Denis Lavant pies negros que no parecen conocer más vida que esa, en "Los amantes del Pont-Neuf" lo pasional es exacerbado por el egoísmo del amante masculino, que se superpone a la voluntad de hacer feliz a la otra persona, mientras que la amante femenina prefiere optar por la ocultación, bien para no hacer infeliz a la otra persona, bien por una actitud más de juego, menos seria, menos 'amour fou'.

A pesar de los años la capacidad de impacto de la película se sostiene con el paso del tiempo, va ganado enteros, y lo provocador de por sí del argumento y la multitud de detalles lo convierten en un film diferente, sudoroso, subversivo, en vena.

En "Los amantes del Pont-Neuf”, Lo increible (que se pongan a hacer esquí acuático en mitad de la noche, por ejemplo) se hace creíble en medio de otras muchas escenas memorables: el delirium tremens alcohólico-romántico bajo los fuegos de artificio, las carreras de libertad por la playa (con, ojo, la nada gratuita silueta de Lavant empalmado) o incluso esa primera escena con el túnel y el coche a punto de atropellar al protagonista que, sin ninguna duda, inspiró el videoclip de "Rabbit In Your Headlights" de Jonathan Glazer para UNKLE. Pero también es subversivo el crear la apariencia de que todo va por un camino negrísimo y tristísimo y, en los momentos menos esperados, endulzarlo con momentos que son puro vodevil. Además, y por supuesto, creando personajes con sus bellezas y sus miserias con los que se busca que el espectador simpatice sin juicios morales.

Como curiosidad añadir que en la edición en dvd, se incluye un interesantísimo documental que cuenta las numerosas tribulaciones que pasó Carax para finalizar su película y que, de extenderla un poco más, se habría anticipado a la que recientemente se hizo sobre el proyecto de Don Quijote de Terry Gilliam: problemas presupuestarios continuos, productores que se piraron dejándolos tirados y, sobre todo, la épica de, a falta de permisos municipales, cómo se tuvo que reconstruir todo el Pont-Neuf y aledaños en un gigantesco decorado (el más caro de la historia del cine francés) en un pequeño pueblo perdido de la comarca de Lamargue y cómo afectó eso a la vida de la villa. Las entrevistas finales a los paisanos, una vez el decorado se finalizó, no tienen desperdicio: "¿alguna vez estuvieron en el verdadero Pont-Neuf?" "Si estuvieron, ¿me podría indicar en qué dirección quedaría la torre Eiffel?".
[Leer más +]
52 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Amor loco
Escrita y dirigida por Leos Carax. El presupuesto inicial se amplió para construir una réplica del Pont-Neuf en un lago próximo a Montpeller. Ganó tres premios europeos de cine (actriz, fotografía y edición) y el Sant Jordi a la mejor actriz extranjera. Fue nominada al BAFTA y al CFCA al mejor film en lengua no inglesa y a dos Cesar (actriz y diseño de producción).

La acción principal tiene lugar en París a lo largo de varios meses del verano/otoño de 1991, para continuar 2/3 años más tarde. Narra la historia de amor de dos "sin techo": Alex (Denis Lavant), antiguo actor circense, adicto al alcohol y a los sedantes, y Michele (Juliette Binoche), de 24 años, pintora, hija de una familia de clase media, arrojada a la calle por un desengaño amoroso y la angustia de una ceguera progresiva. La película desarrolla un relato de amor alocado entre dos personas solitarias, desarraigadas y derrotadas por la vida, que viven en el Pont-Neuf, cerrado al tráfico por obras. París acoge, una vez más, una historia romántica, que en esta ocasión habla de exclusión social y miseria. Un autocar que recibe información de las patrullas municipales de vigilancia nocturna recoge a los "sin techo" y los conduce a un albergue donde tienen alojamiento hasta la mañana siguiente. Es ésta la imagen oscura i oculta de toda gran ciudad europea moderna. La narración enmarca la historia en un juego multicolor de fuegos artificiales, imágenes recortadas, juxtapuestas y rapidísimas del desfile militar del primer día del año (21-IX-1991) de la celebración del II Centenario de la República, el baile visto a través del movimiento de piernas y pies de una sala abarrotada, el esquí acuático luminoso sobre el Sena, etc. Destaca la afición al fuego del autor, cuya presencia se multiplica de modo sorprendente: fuegos artificiales, número circense de Alex simulando arrojar fuego por la boca, hornillo de café, vela, incendio intencionado de una furgoneta, etc.

La música ocupa una posición preminente en la obra, que comienza y se cierra con "Los amantes". Incluye fragmentos vibrantes de celo, vibráfono, percusión, violines y orquesta. La fotografía luce las galas del mejor estilo de Carax, con travellings largos, escenas nocturnas excelentes, luces urbanas de atardecer y alba de gran lirismo, oleaje del mar que se rompe largamente en espuma blanca a los pies de un acantilado nevado. El guión renuncia a la descripción miserabilista en beneficio del relato de un amor apasionado, sincero y alocado (ajeno a todo lo que le rodea y afecta), que exalta con convicción. La interpretación de la Binoche es sobresaliente y sobrecogedora. La dirección construye, tras 3 años de preparación, una obra emocionante, que combina imágenes incómodas (afeamiento de Michele, heridas de Alex, vestimenta zarrapastrosa) con un arrebato de belleza visual y sonora.

Película impregnada del estilo singular del autor, aficionado a asociar amor y locura y a exhibir sus obsesiones por el fuego y la mar.
[Leer más +]
26 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil