arrow

Sydney (Hard Eight) (1996)

Sydney (Hard Eight)
Trailer
6,6
3.555
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
John es un hombre sin recursos que vive en Reno. Un día, un misterioso individuo llamado Sydney, lo invita a desayunar y le ofrece la oportunidad de ganar dinero acompañándolo por los casinos. Todo les va muy bien, pero John se enamora de una camarera que está dispuesta a hacer lo que sea por conseguir dinero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sydney (Hard Eight)
Duración
101 min.
Guion
Paul Thomas Anderson
Música
Michael Penn, Jon Brion
Fotografía
Robert Elswit
Productora
Trinity / Green Parrot / Rysher Entertainment
Género
Thriller Drama Crimen Juego Cine independiente USA Neo-noir
"Templado y elegante film negro contemporáneo"
[Cinemanía]
6
Prometedor e interesante debut
El primer largometraje de Paul Thomas Anderson deja un buen sabor de boca y poso de cine elegante. No es un thriller al uso, con ese ritmo extremadamente pausado al que parece que le cuesta arrancar hasta que le llega su momento.
En “Sidney” están parte de las esencias de su cine: planos largos con movimiento de cámara, elegancia sin alardes y sobriedad en la puesta en escena, excesivo mimo al guión y notables interpretaciones, que le han catapultado a ser uno de los directores norteamericanos más interesantes y prometedores del panorama actual.

Con un presupuesto paupérrimo, experiencia extraída de sus cortometrajes y un curso que le brindó el taller de realización del Sundance Institute y sin haber cumplido los veintiséis años, Anderson realizó un filme simple, interesante y bien estructurado, donde la sencillez y lentitud suponen credibilidad y la complejidad se encuentra en el interior de esos personajes solitarios.

“Sidney”, con un Philip Baker Hall estupendo, capta la esencia y estilo del buen cine negro para narrar una historia sobre secretos no compartidos, protección paternal y personajes que viven de la mentira y quieren olvidar su pasado tapándose las manchas de sangre.
[Leer más +]
46 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El inicio de un genio contemporáneo
Paul Thomas Anderson es uno de los mejores directores de la actualidad, mucho mejor que numerosas vacas sagradas que viven de rendas. "Sidney" fue su prometedor debut, luego llegarían la sorprendente "Boogie Nights", la insuperable "Magnolia", la extravagante "Punch-Drunk Love" y su última propuesta "Pozos de Ambición".

Con tan solo cinco películas, P.T. Anderson se ha alzado a lo más alto del cine. En su debut se pueden vislumbrar cosas que más tarde plasmaría con maestría en otras películas. Su ópera prima es una gran obra de cine negro poco convencional, con un ritmo pausado y un guión con grandes destellos. El comienzo del film es espectacular, luego el film se tranquiliza y se vuelve un tanto traumático.

Anderson no cuenta una historia de secretos inconfesables, juegos, prostitutas, amistad, y quizás algún sueño. Philip Baker Hall da vida a Sidney, un hombre veterano que ayuda a John (John C. Reilly) a salir adelante enseñándole algunos trucos. El film transita alrededor de ellos, y en su camino se encuentran con una camarera/prostituta (Gwyneth Paltrow) y un peligroso empleado de seguridad del casino (Samuel L. Jackson). Sus historias se cruzan y los secretos amenazan con ser desvelados. Buena historia bien dirigida, gran debut de Anderson.
[Leer más +]
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil