arrow

La vida de los peces (2010)

La vida de los peces
Trailer
6,0
1.640
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Andrés (Santiago Cabrera), que vive en Alemania desde hace diez años, regresa a Chile para liquidar su pasado antes de asentarse definitivamente en Berlín. Sin embargo, durante la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigos, entra en contacto de nuevo con el mundo que abandonó e incluso vuelve a ver a Beatriz (Blanca Lewin), su gran amor. Ese reencuentro podría cambiar los proyectos y la vida de Andrés para siempre. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Chile Chile
Título original:
La vida de los peces
Duración
84 min.
Estreno
1 de abril de 2011
Guion
Matías Bize, Julio Rojas
Música
Diego Fontecilla
Fotografía
Bárbara Álvarez
Productora
Ceneca Producciones
Género
Drama Romance Drama romántico
9
Buscando a Nemo
Antes de ver la película, solo había leído su sinopsis. No tenía idea alguna de los trabajos previos del director, ni conocía a los actores. Es más: nunca había visto una película chilena.

Pero me cautivó absolutamente todo. Es una historia que aparenta transcurrir en tiempo real, pero que está definitivamente anclada en el pasado. Y eso la hace genial: las segundas oportunidades, lo no dicho que por fin se expresa, el "si las cosas hubiesen pasado de otra manera".

Actuaciones precisas (¿Odiseo y Penélope posmodernos?), escenario mínimo y laberíntico, música y luces preciosamente dispuestas.

Recomendada para quienes gustan de películas íntimas, profundas en su sencillez, alejadas de las superproducciones hollywoodenses (no podía dejar de pensar cuántas películas como ésta podrían hacerse con el presupuesto de una sola película mala).
[Leer más +]
35 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
La historia va como los peces, de un lado a otro y sin rumbo
La verdad es que me cuesta con el cine chileno. Veo tanto cine y no puedo con el de mi propio país. "La vida de los peces" pretende hacernos caer en la nostalgia más profunda, hacernos cuestionar cosas, tratar de imaginar lo que pudo haber sido y no fue, pero definitivamente no lo logra.

La historia, la acción, la cámara y los diálogos van de un lado a otro, como los peces, sin marcar un rumbo, sin acentuar algo, sin mostrar mucho, más que algunas miradas y uno que otro silencio interesante. La música, a ratos molesta y esos constantes primeros planos y encuadres confusos no le otorgan más que un desorden estético a la cinta, desde mi humilde punto de vista. El final, aunque predecible, es aceptable y es digno de los últimos 15 minutos de la película, donde ésta parece recobrar el sentido que había perdido en la primera hora.

Tal vez he perdido la sensibilidad (algo muy probable), pero la película no provocó nada en mí. Y cuando eso pasa no puedo otorgarle más nota de la que le puse. Regular intento de Matias Bize por dirigir una cinta con actuaciones regulares, un guión a ratos tedioso y una historia que dura una hora veinte minutos, pero créanme, pudo haberse recortado aún más.
[Leer más +]
33 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil