arrow

Amigos con beneficios (2011)

Amigos con beneficios
Trailer
5,5
19.628
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jamie (Kunis) es una joven cazatalentos que convence a Dylan (Timberlake) para que se vaya a trabajar a Nueva York como director artístico de la revista GQ. Una vez allí los dos, solteros y atractivos, entablan una relación estrictamente sexual sin dejar por ello de ser amigos. Naturalmente, esta anómala relación no les traerá más que complicaciones. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Friends with Benefits
Duración
109 min.
Estreno
23 de septiembre de 2011
Guion
Keith Merryman, David A. Newman, Will Gluck
Música
Varios
Fotografía
Michael Grady
Productora
Sony Pictures / Screen Gems / Castle Rock Entertainment
Género
Romance Comedia Comedia romántica Amistad
5
Más de lo mismo, aunque camuflado
Culo veo culo quiero. Así funciona Hollywood. Si a una productora le da por hacer remakes de clásicos de los 80 el resto no va a ser menos. Si una productora inventa un nuevo tópico el resto no se lo piensa dos veces a la hora de abusar de la nueva idea.

A principios de año se estrenó "Sin compromiso", que intentaba ser una comedia romántica original apostado por los "follamigos" en lugar de la pareja tradicional. Poco se ha tardado en estrenar una película similar. "Con derecho a roce", tal y como su título indica, muestra una relación de amigos con privilegios. Una nueva fórmula para intentar reanimar un género que en general es bastante repetitivo. ¿Funciona?

La película empieza mostrando a los dos protagonistas (Justin Timberlake y Mila Kunis), cada uno en un escenario diferente con su respectiva pareja. Su novio/a les da calabazas y ellos piensan en lo típico ante esas situaciones, haber salido con ese chico/a ha sido una pérdida de tiempo, el amor es una mierda, no existe el príncipe azul, etc.

Entonces resulta que Timberlake, que vive en Los Ángeles, viaja a Nueva York para ver si acepta un trabajo allí durante una temporada. Da la tremenda casualidad de que es allí donde vive Mila Kunis y es más, ella será la encargada de convencerle para que acepte el contrato y se quede en NY. De ese modo, se convertirá en la primera amiga de Timberlake en la ciudad.

Estos dos personajes, gracias en parte a sus recientes rupturas, conectan enseguida y se hacen muy amigos. El "feeling" que hay entre ellos se nota bastante. Seguramente influya el hecho de que sean pareja en la realidad. Bueno, el caso es que, un día se aburren y dicen "ey, ¿por qué no tenemos sexo? Pero sin compromiso, seguimos siendo amigos". Su relación se vuelve más estrecha, son inseparables y se lo pasan bomba.

Pero, ¿también disfruta el espectador? No te aburres, tiene algún que otro gag gracioso y el ritmo es bastante rápido. Durante su primera mitad la cinta entretiene y además Mila Kunis alegra muchísimo la vista. Ídem sobre Timberlake desde el punto de vista femenino.

La película se cree original, guarrilla y atrevida. Porque los protagonistas enseñan sus culos y dicen tacos. Impresionante ¿eh? Lo cierto es que puede parecer rompedora respecto a las películas políticamente correctas a las que acostumbra Hollywood, pero el cine no consiste solamente en el gigante americano y por ello "Con derecho a roce" no resulta tan atrevida como se pinta ella misma.

La pareja protagonista está durante buena parte del metraje en la cama, sí. Pero no nos engañemos, están casi todo el rato con las sábanas hasta las orejas.
(Sigo en el spoiler por falta de espacio)
[Leer más +]
42 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Con Derecho A Roce. Poca originalidad, mucha efectividad
¿Por qué todas las relaciones son tan divertidas al principio y luego acaban como una puta mierda?

Por si un día te da por hacer una peli, que sepas que si en los primeros 15 minutos coges y metes por sorpresa cameos de actores como Emma Stone (Rumores y Mentiras) o Masi Oka (Hiro en la serie Héroes) y además pones de fondo una canción de Janelle Monáe a mí, por lo menos, ya me tienes prácticamente ganado.

La película es una comedia romántica de Will Gluk, que ya tiene experiencia en el género con pelis como la estupenda Rumores y Mentiras. El argumento es lo de menos. Dos amigos creen que es posible acostarse el uno con el otro sin que eso afecte a su amistad y deciden ponerlo a prueba. ¿Verdad que el argumento es lo de menos?

Tú ya sabes que vas a ver situaciones graciosas, carne, culos y escenas comprometidas. El interés está en quién vas a poder ver en esa situación. Como pareja estrella y totalmente protagonista tenemos a los cada ves más populares Justin Timberlake y Mila Kunis, que ya hizo una interesantísima interpretación en Cisne Negro.
La química entre ellos dos es más que palpable. Montones de situaciones que aparecen en la película no habrían sido las mismas si esto no hubiese sido así.

Mila Kunis sabe perfectamente explotar todo su encanto ante la cámara, mostrar todo con grandísimo buen rollo y además cada vez va ganando más carisma ante el público.
Justin Timberlake sin embargo ya tiene carisma, y su trabajo es demostrar que puede hacer de esta profesión algo serio, y a mí por lo menos con lo que vi en La red social y esta Con derecho a roce me ha convencido.

Como toda comedia romántica (sin contar nada que no se pueda ver desde el trailer), tarde o temprano el tono de comedia va desapareciendo y se va apoderando del contexto lo romántico y lo ñoño. La aparente simpleza del amor y la amistad se va convirtiendo en complicaciones y problemas, de repente alguno de los protagonistas hace algo mal y aparecen peleas y claro, secundario a secundario, se van turnando en su encargo de definir lo que es el amor, de despertarle la mente a los protagonistas y hacerles ver qué es lo que ellos quieren en realidad y lo que necesitan por encima de todo, todo muy filosófico e ideal.

Pero bueno, al fin y al cabo es una comedia romántica. Tú, como espectador, ya sabes eso y en el fondo lo esperas de un momento a otro, sólo es cuestión de aceptar que no vas a ver nada nuevo y que lo que realmente quieres es pasar un buen rato, reirte (bastante) más de una vez y pensar durante hora y media que ser feliz es posible, que las cosas son sencillas y que al final siempre todo se arregla. Por este motivo, creo que Con derecho a roce se disfruta mucho más en los dos primeros tercios de película, pero aún así todos queremos saber siempre como acaba todo.

De hecho, es muy posible que al menos esta vez salgas del cine sin la sensación de que has malgastado tu dinero y pensando que por una vez has visto peli del estilo que merece la pena.
[Leer más +]
29 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil