arrow

Casting By: Revolution in Hollywood (2012)

6,8
211
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Homenaje con el que se pretende reivindicar la importancia de unos profesionales que ocupan un segundo plano en el mundo del cine: los directores de casting. Se centra especialmente en Marion Dougherty, la más destacada de la profesión, pero incluye también testimonios de muchas estrellas de cine. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Casting By: Revolution in Hollywood
Duración
89 min.
Música
Leigh Roberts
Fotografía
Peter Bolte
Productora
Creative Chaos Ventures / Tashtego Films
Género
Documental Documental sobre cine
8
MUY BIEN, YA LE LLAMAREMOS.
Primero fueron los productores, luego los directores y al final fueron los actores los que acabaron llevándose las letras más grandes de los carteles. Recuerdo en mi infancia y de alguna manera sigue siendo así la frase de: "vamos a ver una película de...", tal o cual actor. Al final, la imagen, el rostro femenino o masculino sirve de faro guía para atraer al gran público más que los nombres de productores o directores que permanecen en un segundo término mediático. No digamos nada de los llamados "técnicos" en cualquiera de sus modalidades o responsables de arte, vestuario, guionistas, etc. Apenas vemos los rostros de los que suben a recoger algún premio, para olvidarnos de su nombre inmediatamente.
Y sin embargo el cine es sin lugar a dudas, como el teatro y otras artes escénicas, una labor de grupo, de equipo. Un equipo muy extenso donde la mayoría de las veces es muy difícil saber el tanto por ciento de porcentaje que cada cual en su faceta se merece del éxito o del fracaso de una cinta.
Decía el gran Billy Wilder con falsa modestia que el secreto de hacer una gran película era simplemente rodearse de los mejores.
Y entre ellos es imprescindible un buen director/a, jefe/a, responsable, o llámesele como quiera, que acierte con el casting apropiado para cada personaje. No solo el de la estrella o los protagonistas. Un mal secundario puede estropear una actuación del actor o actriz principal o potenciarla mejorando la escena. Si el actor es el adecuado, el director tiene mucho ganado y su trabajo podrá ser más creativo. Siempre hay excepciones y hay actores o actrices perfectos para el personaje que convierten el rodaje en un infierno.
Y dicho todo esto, de ello es de lo que trata este estupendo documental, centrándose en la figura de Marión Dogherty que durante cincuenta años tomo las riendas de muchos repartos que ya no dependían de la nómina de actores de los grandes estudios. De su don para ver en los actores todo el potencial que muchos de ellos ni sabían que tenían y de como la industria, el corporativismo de ciertos sindicatos y la lucha de egos de los directores impidieron que se llevara en vida el reconocimiento que mereció. Grandes actores y actrices accedieron a sus primeras oportunidades gracia a ella y así se lo reconocen junto con algunos directores que la consideran parte imprescindible de su trabajo.
Fue generosa y supo dejar escuela que hoy día sigue luchando como lo hizo ella para que la calidad y el arte siempre esté por encima de la taquilla.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil