arrow

La leyenda del tesoro perdido 2 (2007)

La leyenda del tesoro perdido 2
Trailer
5,5
19.657
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El buscador de tesoros Ben Gates (Cage) se ve de nuevo envuelto en una extraordinaria aventura, en la que se combinan períodos desconocidos de la historia y tesoros ocultos. Cuando una página del diario de John Wilkes Booth, el asesino de Abraham Lincoln, sale a la luz, el tatarabuelo de Ben se ve implicado como el principal instigador del magnicidio. Decidido a probar la inocencia de su antepasado, Ben y su equipo emprenden un viaje que los lleva a descubrir uno de los tesoros más buscados del mundo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
National Treasure: Book of Secrets (National Treasure 2)
Duración
124 min.
Estreno
21 de diciembre de 2007
Guion
Cormac Wibberley, Marianne Wibberley (Personajes: Jim Kouf, Oren Aviv, Charles Segars)
Música
Trevor Rabin
Fotografía
John Schwartzman
Productora
Walt Disney Pictures / Jerry Bruckheimer Films
Género
Aventuras Acción Secuela
4
Historia familiar ¡Quiero ser como el Cage!
Diez de la noche del 28 de Diciembre del 2007, en un cine de Madrid que anteriormente era un teatro un espectador salta a la chepa del dueño del cine que está sentado en un palco y le dispara dos tiros después de ver La Búsqueda el Diario Secreto en un ataque de ansiedad, tiene mala puentería y no logra matarlo, pero su vida y la de sus descendientes queda completamente marcada, ese hombre era yo, mis descendientes pues eso, ellos.

Día 5 de Marzo del 2047, sale en un periódico la historia del asesinato frustrado, mi nieto Pepe Antipseudo se acerca al periódico que ha publicado la historia y después de armarla muy gorda promete descubrir la verdad de los hechos aunque en ello le vaya la vida.

La tarea no es fácil, todos los gobiernos del mundo habían destruido la película pues consideraban que podía dañar la salud del espectador. Pepe se adentró en los submundos de la droga y las películas piratas muy perseguidas entonces por el SPI (SGAE police Internacional). Por fin un chino mandarín llamado Pi Ra Tin le vendió una copia por un millón de Euros, eso sí, no responsabilizándose de los efectos secundarios de su visión.

Nada más empezar la proyección se hizo Pepe la primera pregunta ¿Quién es ese tipo con cinco kilos de maquillaje, cara de gilipollas y que va de graciosillo?, era sin duda el Nicolasete Cage, terrorífica visión para empezar, la cosa empezaba a cuadrar.

Sigue la proyección y mi descendiente empieza a no dar crédito a lo que ve, ¿Qué la Diane Kruger, que está buenísima era novia de este esperpento? ¡Anda ya! ¿Qué el tipo del maquillaje con esa cara de bobo, es no listo, sino listísimo? ¡Anda ya! Algo no funciona.

Pepe Antipseudo sigue atentamente la proyección, y empieza a reírse, ¡Serán paletos los colegas!, ahí están los protas metiendo no se cuantos aparatos electrónicos en la casa de la Reina de Inglaterra, así de fácil, por toda la cara. Al protagonista principal le ha dado un yuyo y empieza a hacer lo que mejor se le da, ósea el gilipollas, escena no apta para corazones sensibles ver al Cage haciéndose el borracho, sonrojante, vergonzoso, de las peores escenas de la historia, que monstruito el Nicolasin. Y nada así como el que no quiere la cosa se cuela en el despacho de la Reina de Inglaterra y sale tan pancho, ¡Plas, plas, plas! (aplausos)
--------------------------------------
Sigo en spoiler, que conste que pese al cachondeo si no piensas en lo que se te está contando puede resultar hasta entretenidilla, pero si te lo piensas, parece que el guión lo han escrito los Hermanos Marx.
-------------------------------------
[Leer más +]
63 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
El motorista fantasma se va de museos // La búsqueda en versión española
Después de la decepcionante primera parte, que se supone que debía recuperar el espíritu aventurero, pero en el que las aventuras brillaban por su ausencia y todo se reducía al Nicolás viajando por todas partes y descifrando enigmas subnormaloides, nos llega una segunda parte que, oye... si no es por que sale Ed Harris en lugar de Sean Bean, ni me entero de si es la primera o la segunda parte... Clónica, pero que ríete tú de la oveja Dolly, la leche.

Yo no digo que la peli sea difícil de creer, porque no seré yo quien diga que todas las cuevas perdidas de la mano de Dios están repletas de tesoros. Pero si para llegar a estos tesoros antes deben pasar por 200 pasos anteriores resolviendo extraños enigmas, bastante anacrónicos, faltos de conexión entre ellos perceptible al cerebro humano y que nada tienen que ver conque Nicolás limpie el nombre de su tatarabuelo, pues me empiezo a cabrear. Si hay una persecución en la que uno se dice «¡Por fin algo de acción!», y se acaba aburriendo como una ostra porque aparte de poco emocionante, está llena de detalles ridículos como lo de los bidones esos que no se a qué vienen, y encima la mitad del corre que te pillo es a una velocidad inferior a la de un patinete eléctrico, pues apaga y vámonos. Pero eso no es lo peor, lo de la persecución (una de las 2 escenas con acción repartidísimas en la peli), es incluso perdonable. Es bastante peor el que Nicolás Cague y la Helena de Troya tengan más facilidad en entrar en el palacio de Buckingham y sitios por el estilo, que yo en mi propia casa un día de cogorza. Por ahí sí que no pasó, más aún si después ni les persiguen incesantemente ni nada por el estilo. De hecho, ni les persiguen.

Además de esta gilipollez que cabrea sobremanera, tenemos lo típico: chistes para niños de 3 años, a Nicolás poniendo muecas (lo mejor con diferencia, el Cague es ya una leyenda viva, ha superado a Jim Carrey, pero por mucho), un personaje graciosillo que merece morir, un montón de personalidades del cine humillándose por unos milloncitos de dólares, un argumento subnormaloide, una música patriótica que parece de las obras clónicas de Hans Zimmer, y que va acorde con los vomitivos discursos pro-América que no se los traga ni Peter, un presidente de los Estados Unidos que es muy majo y aventurero él (casi como Bush), y un final que eleva la irrisión hasta la enésima potencia. Ah, bueno, y el romance de relleno que no falte, no.

Perfecta cinta para ponerles a un grupo de terroristas suicidas. Después de verla, ya la vida no importa, pero por sus huevos que si vuelan por los aires se llevan por delante a un montón de anormales patriotas hasta la médula. Tan tonta y falta de garra como su precuela (bueno, no, bastante más) o la peli del Da Vinci. Más interesados en dar lecciones de falsa historia que en hacer una entretenida cinta de aventuras.
[Leer más +]
38 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1