arrow

Alien Trespass (2009)

Alien Trespass
Trailer
4,9
126
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El film comienza en 1957, cuando un objeto llameante choca en lo alto de la montaña del desierto de California, trayendo la amenaza de destruir la Tierra. Del platillo volante escapa una criatura asesina, el Ghota, que viene a destruir todas las formas de vida en el planeta. Pero un benévolo alienígena que también viaja en la nave, llamado Urp, se mete dentro del cuerpo del astrónomo local Ted Lewis, y con la ayuda de Tammy, una camarera, intentaran salvar a la humanidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Alien Trespass
Duración
90 min.
Guion
James Swift, Steven P. Fisher
Música
Louis Febre
Fotografía
David Moxness
Productora
Roadside Attractions / Rangeland Productions
Género
Ciencia ficción Terror Comedia Thriller Extraterrestres Serie B Años 50 Cine independiente USA Parodia
6
Voluntarioso, respetuoso y logrado homenaje a los clásicos de ciencia ficción de los 50, además de buena y entretenida película por sí misma.
Arranca mostrándonos un noticiario en blanco y negro (una especie de No-Do a la americana) en el que vemos, primero la atmosfera espacial que existía en la América de mediados los 50 debido a los primeros vuelos espaciales (concretamente la sonda Pioneer) y luego una entrevista al actor Eric McCormack (el Will de "Will & Grace") interpretándose a sí mismo como un actor de la época entrevistado por un presentador (James Swift, coautor del guion junto a Steven P. Fisher) con respecto a “Alíen Trespass”, una gran película de ciencia ficción que acaba de rodar y que por problemas de contrato con el jefe de los estudios (el cual ha anunciado que ha dado orden de destruir todas las copias) nunca verá la luz.
Tras este corto preámbulo a modo de presentación de la película que vamos a ver, arranca esta con la visión de un platillo volante que va dando tumbos y se dirige hacia la tierra.
A partir de aquí tenemos una entretenida y digna película de ciencia ficción, a la vez que un homenaje en toda regla a aquellas películas de visitantes del espacio exterior de los 50, filmada de forma seria (no es una parodia ni una comedia, aunque al igual que los films que homenajea contenga leves toques de humor) dirigida por R.W. Goodwin, un tipo que ha dirigido varios episodios de “Expediente X” (también escribió el guion de al menos uno de los mismos), interpretada por un casting que realmente lo borda como si fueran actores de la supuesta época de producción de la película (1957), poseedora de una magnifica ambientación y fotografía, en la que los colores saturados lucen realmente esplendidos y con unos efectos especiales clavaditos a los de aquellas entrañables producciones, por citar algunas de las más evidentes referencias, “The Blob 1958” (supongo que el anacronismo de que en una película supuestamente rodada en 1957 como es “Alíen Trespass”, veamos escenas de la misma en la pantalla de un cine en el último tramo de metraje, tendrá su porque y no será un descuido por parte de los responsables de esta que nos ocupa) “Ultimátum a la Tierra 1951” de Robert Wise y “La invasión de los ladrones de cuerpos 1956” de DonSiegel.
En resumen, voluntarioso, respetuoso y logrado homenaje a los clásicos de ciencia ficción de los 50, además de buena y entretenida película por sí misma.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Para los amantes de la ficción de los años cincuenta
Un intento de hacer cine de ficción de los cincuenta con los medios actuales, copiando en todo las características estéticas y conceptuales tan usuales en las cintas de esa época dentro del género: alusiones esporádicas a la fobia hacia la radiación y al poder bélico comunista de URSS, la idea de que no se está solo en el universo, la observación del espacio y la mención constante de tópicos de moda tales como meteoritos, aliens con forma de monstruos con tentáculos, inteligencias superiores que se apoderan de los cuerpos humanos, etc.

Un filme que funciona como homenaje a un estilo y a una etapa de la historia cinematográfica, donde además se desarrollan constantes referencias a cintas alegóricas como “The Blob”, “The Man from Planet X”, “Destination Moon”.

La cinta es bastante naif y simple en sus trazos narrativos, donde una caída circunstancial de una nave del espacio exterior irá dividiendo a los habitantes de un pueblo en pasmados testigos por un lado y en incrédulos que atribuyen los asesinatos que se producen a un psicópata serial que ellos intuyen que se les ha colado en la localidad.

Es un filme grotesco en su entramado textual, pero simpático y ameno en su ritmo narrativo.

Impresiona verdaderamente lo bien que está emulada la estética cincuentera, donde la fotografía, algunos efectos especiales y los diseños de vestuarios tienen muchísimo que ver para lograr aproximarse en forma potable a la atmósfera tan característica de esa época.

El problema es que lamentablemente la historia no tiene suficiente peso como para acompañar todo el logrado aspecto técnico. Claro que resulta entrañable en su cutrez pero pudieron haber trabajado un tanto más el argumento como para lograr captar un poco mejor en intensidad la atención del público.

En fin, es muy valorable todo el aspecto recreativo de un periodo histórico muy significativo dentro de la ciencia ficción, quizás habiendo elaborado más el guión estaríamos hablando de una obra de mayor peso y relevancia. Así como se presenta es un aceptable homenaje y una cinta de lograda factura técnica y acabado estético, pero no llega a atrapar tanto en su historia, aun cuando resulte entrañablemente nostálgica.

Palabras claves: atmósfera de los años cincuenta, ovnis y aliens, observación del espacio exterior, serie B, referencias y homenajes a la ficción de la década del cincuenta.

(cualquier aporte, sugerencia, o simple acotación a esta crítica serán bien recibidas en el espacio de comentarios de mi blog personal)
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil