arrow

Cry, the Beloved Country (1995)

Cry, the Beloved Country
Trailer
6,0
239
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sudáfrica, 1946. faltan dos años para que se instaure el apartheid, el racismo institucionalizado. Los destinos del sacerdote negro Stephen Kumalo y el terrateniente blanco James Jarvis se cruzan trágicamente cuando ambos deberán hacer frente a una tragedia. Drama sentimental basado en la novela de Alan Paton que cosechó buenas críticas... Nueva adaptación de la novela de Paton, ya llevada al cine en 1951 por Zoltan Korda en un film de mismo título. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Sudáfrica Sudáfrica
Título original:
Cry, the Beloved Country
Duración
108 min.
Guion
Ronald Harwood (Novela: Alan Paton)
Música
John Barry
Fotografía
Paul Gilpin
Productora
Distant Horizont
Género
Drama Racismo Remake Años 40
"La intolerancia deja paso a una riada de buenos sentimientos"
[Cinemanía]
"Adaptación con buena mano de un clásico de la literatura anti-apartheid en Suráfrica. Interesante"
[Diario El País]
7
Mira que no quería ir a verla pero...
... de estos días que de tanto ir al cine ya no sabes que ver, le preguntas a la taquillera que te recomiende una película y te recomienda esta, no te apetece nada verla pero ya que le has preguntado y para no hacerle el feo, vas.

Y descubres una película que no entiendo como ha pasado sin pena ni gloria ya no solo por las salas de cine, si no que creo que nunca la han dado por televisión.

La película transcurre en Sudáfrica en 1946, cuando aún el apartheid no era un sistema político. Dos padres interpretados estupendamente por Richard Harris y J.E. Jones, cuyas vidas se cruzan por culpa de sus hijos. Richard Harris es rico terrateniente; su hijo, activista que lucha por la igualdad racial en su país, es asesinado por los negros; ironía que endurece sus prejuicios. James E. Jones es un reverendo negro, bueno, piadoso (para mi uno de los fallos, el reverendo es demasiado ingenuo, cree demasiado en la bondad del ser humano, lo que hace que en ocasiones sea poco creible) que vive en el campo. En una visita descubre que su hijo se encuentra implicado en el asesinato del hijo de Harris y es condenado a la horca.

Drama humano con una música que pega en todo momento, y que hace que la peli sea más bella todavía, y con una escena final que enternece.

Aunque no se escribir tan bien como algunos de aquí, recomiendo encarecidamente esta película.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Sentimiento puro y noble
Hace años quise ver esta película por los dos actores principales y no lo conseguí ya que pasó rápidamente por los cines, pero logré, con los años, su edición en DVD.

¡que magnífica película! toda en ella muestra una exquisitez en la construcción de unos personajes que nos llegan al corazón... como la música de John Barry que se adapta perfectamente a las escenas que acompaña...

La historia, aparentemente un alegato antirracista, se transforma en una reflexión sobre como las personas, aunque educadas con unos determinados valores, cambian o son sacudidos por las situaciones en las que se ven inmersos, así el chico negro educado en la tolerancia racial y en la bondad por un presbítero negro ocasiona una tragedia violenta, mientras que el hijo blanco de un acaudalado terrateniente afrikaneer es un activista blanco en pro de los derechos de todas las razas...

Hay escenas que llegan a lo más hondo del corazón, además de la escena final para mi gusto hay otra de mayor intensidad emotiva, la mejor de la película, que transmite el dolor y el amor de un padre, Richard harris, por un hijo, que aún me humedece los ojos, cuando visita el centro que el hijo regentaba.

Una obra excepcional. Un 10.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil