arrow
Crítica de FATHER CAPRIO
Almeria, España
6
Alias John Preston
Alias John Preston (1955)
  • Reino Unido David MacDonald
  • Betta St. John, Alexander Knox, Christopher Lee, Sandra Dome, ...

PESADILLAS TE DA LA VIDA (Versión remast. de La Vida es sueño)

Sé el primero en valorar esta crítica
La experiencia americana de David MacDonald y sus trabajos con De Mille pudieron servir para abrirle puertas en su regreso a Inglaterra pero, por lo visto en este film, no le garantizaron un escaño en la congregación de interesantes cineastas británicos. “Alias John Preston” es una producción irregular y mediocre a pesar de contar con dos excelentes actores: Un novel Christopher Lee y un experimentado Alexander Knox.

Ambos actores cumplen y van sobrados, pero la película no alcanza la talla suficiente y aunque, por momentos, parece anticipar momentos de interés, se incumplen las expectativas creadas y nuestro paladar acaba con un regusto insatisfecho y amargo. La llegada de John Preston a la localidad de Deanbridge con el banquero sorbiendo los vientos por su cuenta corriente suscita más interrogantes de los que resuelve. Sea porque conocemos la trayectoria de Christopher Lee o porque se nos figura extraño que un acaudalado extranjero asiente sus reales en un lugar donde el compromiso de una muchacha o el robo de un ternero son noticias de portada de la prensa local, el caso es que nos las prometemos felices con un argumento cuando menos misterioso. En calidad de mecenas, la negativa de Preston a secundar la incorporación de un psiquiatra al hospital local confirma nuestras sospechas de que hay gato encerrado.

La referencia a la psiquiatría parece acercarnos al cine de terror, género en el que, sin ninguna duda, encuadramos a Lee. Sin embargo ¡craso error! La trama va derivando hacia un conflicto amoroso, donde Preston se acaba llevando la mejor parte consiguiendo los favores de la belleza local (Sally, hija del banquero), papel interpretado por una Betta St. John que, aparte de un rostro agraciado, no ofrece mucho mas, entre otros motivos porque el papel no lo necesita.

La película inicia así un periodo “decadente” entre celos de amor, preparativos de boda y alguna que otra sospecha del oscuro pasado del capitalista Mr. Preston. Una fase de la que no acaba de despertar del todo, aunque debemos reconocer que el giro final con ese conflicto donde la vida y el sueño se entrelazan hasta hacer necesaria la ayuda del profesional rechazado (el psicoanalista: Alexander Knox) da algo de vidilla, al asunto, por lo demás demasiado predecible en sus líneas básicas.

Sin contarles nada más por aquello de no desvelar el escaso interés que, tras todo ello, pueda quedar y, reconociendo una pequeña sorpresa final que mejora nuestro último regusto, dejo a ustedes la opción de si enfrentarse o no al toro desbravado que resulta ser el film. Claro que, si son “coleccionistas” cinéfilos de traumas mentales, pueden encontrar en él, valores que a los profanos se nos ocultan.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario FATHER CAPRIO
Ver más críticas de la película Alias John Preston