arrow
Críticas de MatiasR
Críticas ordenadas por:
Avengers: Endgame
Avengers: Endgame (2019)
  • 7,8
    20.937
  • Estados Unidos Anthony Russo, Joe Russo
  • Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, ...
9
Un viaje al corazón del universo de Marvel
Cuando sobran las emociones, faltan las palabras. Y vaya si hay mucha emoción en Avengers: Endgame, la culminación de un ciclo para un universo cinematográfico que ya tiene más de diez años de antigüedad y una veintena de películas. El cual seguramente tendrá mucho recorrido por delante, aunque ahora todo parezca demasiado lejano (incluso la inminente secuela de Spider-Man). Yo creo que cualquier crítica debería tener un poco de distancia respecto a la película sobre la que se va a escribir, pero yo esbozo estas líneas apenas unas horas después de salir del cine, más como catarsis que como análisis puntilloso.

Avengers: Endgame es muchas cosas. Primero que nada, es un homenaje. Un viaje. Un recorrido respetuoso, cargado de nostalgia y guiños (de películas previas, pero también de los cómics), por las historias que precedieron a esta conclusión (siendo, por supuesto, Infinity War la referencia obligada). También es una despedida cariñosa y conmovedora de algunos de los personajes que protagonizaron cada uno de estos capítulos, y que merecían un cierre a lo grande. El resultado es un “golpe” directo al corazón de los fans, cargado de emoción, dicha, y mucha tristeza. Pero muy satisfactorio. A la altura de la expectativa que supo construir.

Pero además es una continuación digna de Infinity War, ya que retoma de forma acertada las nefastas consecuencias que tuvo el chasquido de Thanos en aquel impactante final que nos había dejado al borde de la butaca. Con varias sorpresas en el camino, apariciones, y reencuentros conmovedores que confluirán en un último tercio sencillamente épico y majestuoso, que supera en escala todo lo que se ha visto en este universo cinematográfico, en el género de superhéroes, y que dudo que se vuelva a ver en el corto plazo en una pantalla de cine. Algunas imágenes, y frases, se marcarán con fuego en la memoria de los espectadores que llevaban años esperando. Las armaduras de Tony, el escudo del Capitán, el martillo de Thor, las Gemas del Infinito ya son mitos y forman parte del legado de estos héroes.

Por supuesto que no todo es perfecto. Y la expectativa desmesurada hará que no todos estén satisfechos con el desarrollo de los acontecimientos. Pero cuando Endgame ofrece lo que prometió durante meses y allana el terreno para que sus personajes brillen en todo su esplendor (y no me refiero sólo al campo de batalla), la película alcanza niveles de emotividad y épica tan grandes que convencerán hasta a los más escépticos. Por lo menos, así lo hizo conmigo. “Parte del viaje es el final” dice Tony en un momento dado. Y qué final.
[Leer más +]
83 de 145 usuarios han encontrado esta crítica útil
Love, Death & Robots: Más allá de la grieta (C)
Love, Death & Robots: Más allá de la grieta (C) (2019)
  • 7,2
    2.792
  • Estados Unidos Léon Bérelle, Dominique Boidin, ...
  • Animation
9
Apabullante
Probablemente se trate del mejor cortometraje de la temporada. En el apartado técnico consigue un nivel de realismo excelso, que tiene poco que envidiarle a películas de animación con más presupuesto (se me viene a la mente Final Fantasy). Los personajes parecen de carne y hueso, y alcanzan una expresividad mayor que algunos actores.

La trama parece otra versión de "Perdidos en el espacio", pero hay mucho más de lo que parece ser una sencilla historia de supervivencia. Los guionistas consiguen recrear una ambientación opresiva y confusa, en la que juegan al despiste durante un rato, mientras la tensión crece minuto a minuto, para llevarnos de la mano hacia un desenlace realmente espeluznante y tétrico. Y pese a tratarse de un cierre redondo, a mí me dejó con ganas de saber un poco más del universo en el que se desarrolla este corto.
[Leer más +]
31 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Love, Death & Robots: Trajes (C)
Love, Death & Robots: Trajes (C) (2019)
  • 6,3
    2.776
  • Estados Unidos Franck Balson
  • Animation
8
Aliens, muerte y robots
Tal vez sea el más sencillo de los que vi hasta ahora (recién llegué al cuarto episodio), ya que en esta historia no hay giros argumentales, humor negro, o una estética particularmente cuidada (como el anterior). Sin embargo, tiene acciones a raudales, un ritmo trepidante, robots gigantes, y unos personajes entrañables. Además, la confrontación con los bichos recuerda a Aliens de Cameron (una de mis favoritas del género) y, sobretodo, a la secuencia del muelle de Matrix Revolutions, por el diseño de los robots y la inferioridad numérica de los combatientes.

Es cierto que el desarrollo de la batalla cae en más de un cliché y se vuelve algo predecible, pero creo que la espectacularidad del cortometraje compensa sus fallas con creces.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Polar
Polar (2019)
  • 5,4
    3.789
  • Estados Unidos Jonas Åkerlund
  • Mads Mikkelsen, Vanessa Hudgens, Katheryn Winnick, Matt Lucas, ...
5
Podría haber sido mejor
Mads Mikkelsen siempre es una garantía de calidad. Y un motivo más que suficiente para ver una película. Sin embargo, en este caso, la presencia del actor danes no alcanza para elevar Polar por encima de la media. Y lo que pudo ser una buena película, se pierde entre algunos fallos.

Para mí gusto, Polar tiene dos problemas: el primero es que es demasiado parecida a otras películas de su género, las cuales son bastante recientes y están muy frescas en la memoria. Y no me refiero sólo a ideas generales (el asesino perseguido por sus empleadores, al estilo John Wick), sino a situaciones concretas (la relación entre Duncan y el personaje de Vanessa Hudgens está casi calcada a la primera The Equalizer). Incluso hay un trauma que resuena a Jason Bourne, aunque con mucho menos peso en la trama. Lo cual deriva en un desarrollo bastante predecible que no sorprende, más allá de alguna escena de acción puntual.

El segundo problema es la asimetría entre el protagonista y casi todo lo que lo rodea. Mads Mikkelsen cumple (como lo hace siempre) interpretando un personaje seco, sobrio, pero que deja entrever algún atisbo de culpa y ternura. Sólo Vanessa Hudgens está a su altura. Y pese a que no consiguen la química que tuvieron Denzel Washington y Grace Moretz en The Equalizer, interactúan bien y el vínculo que se entabla entre sus personajes es uno de los aspectos destacables de la película.

El resto del elenco hace agua. Katheryn Winnick no logra sacar adelante un fallido intento de female fatal que sólo está ahí para tener conversaciones anodinas con el protagonista y el villano. Matt Lucas interpreta a un villano horrendo, pomposo y sobreactuado, que no asusta, ni causa gracia, y se pierde en la intrascendencia. El "escuadrón de la muerte" que persigue al protagonista es sencillamente un despropósito. Su comportamiento juvenil y socarrón, que pretende darle un toque extravagante y humorístico a la cinta, falla porque la caracterización de los personajes es ridícula, y no hay manera de creerse que son un grupo de sicarios entrenados, ni que pueden darle caza al implacable protagonista.

Para cerrar la crítica con algo positivo, la acción es decente, pese a que no abunda, ni es todo lo brutal que podría ser (y que, tal vez, debería ser), destacándose la gran escena del pasillo que se ve en el avance.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Green Book: Una amistad sin fronteras
Green Book: Una amistad sin fronteras (2018)
  • 7,6
    22.351
  • Estados Unidos Peter Farrelly
  • Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Iqbal Theba, Linda Cardellini, ...
8
La vida es un viaje
Le tenía muchas ganas a “Green Book”. La temática me interesaba, pero aún más la presencia rutilante de Viggo Mortensen, uno de mis actores favoritos, y un complemento de lujo como Mahershala Ali. Por suerte, no defraudó.

La película combina bastante bien el dramatismo del contexto en el que se desenvuelve la historia y los toques de comedia, que resultan del marcado contraste entre las disímiles personalidades de los protagonistas. Mahershala Ali interpreta a un músico extraordinario, refinado y culto, que dará una gira de recitales por el sur (históricamente más reacio a los cambios sociales) y se valdrá de la ayuda de Viggo Mortensen, un hombre tosco, muy hablador y con un apetito voraz, que será su conductor y, también, guardaespaldas.

Tal vez “Green Book” peca de ser un poco convencional en algunos aspectos de su trama: por ejemplo, el desarrollo de la amistad es un poco predecible, o el recurso de la “pareja despareja” tantas veces visto. Pero de ese exagerado contraste surgen algunos de los mejores momentos de la película (la redacción de las cartas, o la escena del balde de pollo frito), gracias a la química que ambos actores muestran en la pantalla. Tanto Mortensen como Ali realizan grandes interpretaciones, que se complementan muy bien. El primero compone a un personaje más desaforado, al que se le “atropellan” las palabras en la boca y que reacciona de forma impulsiva ante cualquier dificultad. Mientras que Ali está un poco más contenido, callado, seco y digno ante las bromas de Tony y los desaires que sufrirá a lo largo de la cinta. El resto del elenco son casi extras, ya que todo el peso de la historia recae sobre Viggo y Ali. Linda Cardellini no puede hacer mucho más que engalanar la película con su belleza, y los acompañantes de Dr. Shirley quedan muy relegados durante el viaje.

El “Green Book” que da título a la película era una guía de viajes que usaban las personas negras que viajaban por el sur para encontrar alojamiento. Como muestra la película, algunos de esos establecimientos eran realmente precarios. Y pese a esa guía, los conflictos raciales eran inevitables cuando circulaban por la ciudad. En este aspecto, me gustó el tratamiento del racismo porque expone a esa clase alta sureña e hipócrita que gastaba fortunas en recitales y recepciones, pero seguía aferrada a tradiciones heredadas de la esclavitud. Por su parte, los momentos de comedia aligeran el tono de la película (en un buen sentido) y evitan que caiga en el maniqueísmo.

En definitiva, el acertado tratamiento tragicómico y las estupendas actuaciones de los protagonistas hacen que valgan la pena. Una de las mejores películas del cierre de año.
[Leer más +]
33 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Amanda
Amanda (2018)
  • 6,4
    115
  • Francia Mikhaël Hers
  • Vincent Lacoste, Isaure Multrier, Stacy Martin, Ophélia Kolb Kasapoglu, ...
8
Una historia sencilla
Tal vez haya sido por el magnetismo que siempre tienen las calles de París. O por la humanidad que se desprende de cada uno de sus personajes. O por las grandes interpretaciones de Vicent Lacoste e Isaure Multrier. O por todo eso junto. Pero la verdad es que, pese a mis moderadas expectativas, "Amanda" me conmovió bastante.

Puede que no hay demasiada originalidad en esta película. Tampoco creo que "Amanda" pretenda hacer gala de tal cosa. En cambio, sí hay una historia sencilla y enternecedora. Con el mérito extra de que consigue "tocar" fibras emocionales en el espectador, sin caer en el melodrama desenfrenado, ni recurrir a golpes bajos gratuitos. Se siente la pérdida de la madre sin necesidad de mostrar demasiado acerca del atentado, gracias a ese primer tramo en el que se nos presenta el núcleo familiar con mucha precisión y simpatía.

El gran motivo para ver "Amanda" es su dúo protagónico. Tanto David como Amanda son dos personajes entrañables, con los que no cuesta nada empatizar, incluso antes de que la tragedia les caiga encima. El eje de la narración está centrado en cómo sobrellevan el duelo, mientras van reconstruyendo su vida entre idas y vueltas, silencios incómodos, inevitables reproches y lágrimas a escondidas. El rostro cansado de David, su andar apesadumbrado, y los llantos repentinos de Amanda sacuden cualquier cimiento. Y ese abrazo en el departamento de la tía, cargado de ternura y afecto, conmueve hasta al más frío espectador. El desarrollo de esa relación (a través de las muchas escenas que comparten) es sin dudas el mérito más destacado de esta emotiva historia.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Solo contra sí mismo
Solo contra sí mismo (2003)
  • 7,2
    3.088
  • Suecia Mikael Håfström
  • Andreas Wilson, Henrik Lundström, Gustaf Skarsgård, Linda Gyllenberg, ...
8
El lado oscuro del corazón
El acoso escolar es un tema interesante, pero se ha "gastado" un poco en los últimos años, debido a la recurrencia con la que suele aparecer en el mundo cinematográfico. Y también por la forma algo trillada en la que se lo aborda en muchos casos. Pese a todo, es un asunto que no ha perdido actualidad, como puede corroborar cualquiera que tenga cierto contacto con instituciones educativas.

Es cierto que Ondskan no muestra una escuela demasiado realista. Dudo que en algún lugar del mundo, los alumnos mayores tengan ese gran de autonomía para hacer y deshacer a gusto. Pero creo que algunas de esas exageraciones están al servicio de representar, sin medias tintas, la crueldad y el maltrato que sufren muchos estudiantes cotidianamente y, al mismo tiempo, las falencias institucionales que avalan esas situaciones. Por ejemplo: la ceguera colectiva de algunos profesores, o la timidez con la que abordan la problemática, son una parte insoslayable del acoso, y esta película lo muestra de forma descarnada y sin mucha sutileza.

Ondskan tiene sus defectos: falta una introducción un poco más detallada al comportamiento violento del protagonista, la subtrama de Erik y la camarera carece de la fuerza que le sobra a la trama principal, y le falta un poco de fluidez al último tercio, en el cual se precipita la resolución de todos los conflictos (le vendría bien unos minutos más de metraje). Pero, pese a eso, la película merece un puntaje alto porque tiene virtudes que compensan con creces todo lo señalado anteriormente. En principio, personajes bien construidos, que rebosan de personalidad. Desde Erik y su compinche de cuarto, pasando por los acosadores más visibles, hasta los profesores que parecen debatirse entre el miedo ante el contexto hostil y la solidaridad con los maltratados (el profesor de biología reclamando valentía, o el profesor de educación física visitando a Erik sin saber qué decir). Y por encima de todo: una ambientación extraordinaria. Desde el momento en que Erik pone un pie en el colegio se va palmando un clima de tensión que va creciendo en cada plano, en cada pequeño gesto de resistencia que trae consigo una represalia mayor. Los castigos están a la vuelta de la esquina para aquel que haya doblado por el corredor equivocado, el miedo se palpa en el aire y la crueldad se marca en los cuerpos maltratados (física y psicológicamente).

Dentro de las películas agrupadas bajo la etiqueta de "acoso escolar", Ondskan me pareció una de las mejores (junto a la estonia Klass). Yo la recomiendo mucho.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
The Cloverfield Paradox
The Cloverfield Paradox (2018)
  • 4,8
    8.169
  • Estados Unidos Julius Onah
  • Gugu Mbatha-Raw, David Oyelowo, Daniel Brühl, Elizabeth Debicki, ...
6
Perdidos en el espacio
Estaba entusiasmado con esta nueva película a pesar de lo poco o nada que se sabía de ella. Sus dos predecesoras me habían gustado bastante (aunque por motivos diferentes) y me intrigaba mucho cómo encajaría en el extraño rompecabezas que se está armando bajo el nombre Cloverfield. Lamentablemente “The Cloverfield Paradox” me dejó sensaciones encontradas y me pareció la historia menos lograda del universo.

La película empieza bien. Muy bien, de hecho. Presenta la historia sin demasiadas complicaciones, plantea el conflicto con suspenso y mucha truculencia (las escenas de la pared y los gusanos), y explica algunas cosas que conectan con las películas anteriores, lo cual, para mí, generaba aún más interés en el desarrollo de la cinta.

Sin embargo, a partir de la segunda mitad, “The Cloverfield Paradox” comienza a desmoronarse por dos problemas: el primero es que cae reiteradamente en tópicos ya vistos en otras películas de suspenso espaciales que, además de carecer de originalidad, afectan la coherencia de la historia. Y el segundo problema, y para mí el más importante, es que la conexión con las películas anteriores queda reducida a una trama en la Tierra que no aporta absolutamente nada. No sólo porque está desaprovechada sino porque también corta el ritmo de la historia principal.

El segundo punto me molesta particularmente porque me deja la sensación de que la explicación es una mera formalidad para poder titular la película con este nombre y enzarzar un universo que, luego de su tercera película, está atado con alambres. Con una par de modificaciones, podría llamarse de otra forma y no cambiaría gran cosa el resultado final. Una pena. Porque, a diferencia de otras opiniones que leí, la idea rectora de “The Cloverfield Paradox” me pareció muy interesante y pienso que ofrecía posibilidades que no fueron aprovechadas en esta cinta.

Como puntos positivos a resaltar: el apartado visual, la banda sonora y un reparto de lujo (Daniel Brühl, David Oyelowo, Gugu Mbatha-Raw y Ziyi Zhang) que se destaca pese a las inconsistencias del guión.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Better Watch Out
Better Watch Out (2016)
  • 6,0
    2.956
  • Australia Chris Peckover
  • Olivia DeJonge, Levi Miller, Ed Oxenbould, Virginia Madsen, ...
7
Atrapada sin salida
El subgénero de las "home invasion" es uno de los más utilizados en los últimos años. Nos sobran las películas y nos escasean las que son buenas. Better Watch Out tenía pinta de pertenecer a este grupo.

Sin embargo, cuando en sus primeros veinte minutos parecía que esta película discurriría por los mismos senderos gastados del género, Zack Kahn se anima a pegar un "volantazo" que no sólo pone patas arriba cualquier expectativa que un espectador no tan espabilado como yo pudiera tener sobre Better Watch Out sino que, además, tiene la valentía de llevarlo hasta el final con todas las consecuencias (buenas y malas) que eso conlleva. Gracias a ello, la película se convierte en una experiencia sorprendente e interesante.

Pero que quede claro: más allá del giro sorpresa, Better Watch Out no es una película compleja, ni arriesgada en su estructura y se "nutre" de casi todas las situaciones que pueblan cada una de las "home invasion" que vimos hasta el cansancio. En el cine, y sobretodo en un género tan gastado como éste, la manta es corta y lo que se gana por un lado, a veces, se pierde por el otro. Si, Better Watch Out es, primero, sorpresiva y luego muy retorcida e intensa. Pero, en contrapartida a esto, la película no sólo usa sino que "fuerza" demasiado algunos de esos clichés (el novio tonto, el tropezón inoportuno, los errores de los perpetradores no son aprovechados por las víctimas, etc) en pos de sostenerse hasta el final. Pese a ello, lo consigue. En gran parte, gracias a buenas actuaciones que dan la talla.

Por último, para hacer justicia con esta película tal vez sea necesario repetir algo: en este género ya todos los caminos han sido explorados (y hace mucho) y no es poca cosa que director y guionista se las hayan arreglado para sorprender y desagradar (a partes iguales). La recomiendo porque me sorprendió su atrevimiento y frescura.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dark (Serie de TV)
Dark (Serie de TV) (2017)
  • 7,6
    13.501
  • Alemania Baran bo Odar (Creator), Jantje Friese (Creator), ...
  • Anna König, Roland Wolf, Louis Hofmann, Oliver Masucci, ...
9
“El principio es el fin y el fin es el principio”
Le tenía confianza. El tráiler me había llamado mucho la atención. Y no me defraudó. Gracias a un tono oscuro, una trama compleja (y estimulante) y personajes bien delineados, Dark se erige como una de las grandes sorpresas televisivas del fin de año.

No voy a detenerme en cada uno de los aspectos que hacen grande a esta serie porque ya lo han hecho otros usuarios (y muy bien) y porque yo prefiero limitarme a dos cuestiones: sus personajes y los elementos "densos" que desarrollaré en el spoiler. Sólo diré que al apartado técnico es notable. Con una banda sonora "extraña" que combina muy bien con la fotografía oscura y se mezclan logrando una ambientación, absorbente, tensa y opresiva.

Respecto a los personajes, al principio me llamó la atención esa falta de conexión emocional entre ellos. No porque los actores no lo hicieran bien (lo hacen genial, todos) sino por cómo estaban caracterizados. Era como si cada personaje fuera una isla y sus vínculos fueran demasiado frágiles. Pero a medida que van pasando los capítulos (y la serie "retrocede"), se va profundizando en cada uno y vamos comprendiendo el origen de sus miedos, sus silencios, sus obsesiones y su dolor. Lo pienso desde el determinismo causal que rige los grandes sucesos de la trama (¿podemos cambiar el pasado y el futuro?) y me pregunto: ¿hasta qué punto realmente podemos cambiar lo que somos? ¿Podemos modificar lo que otros hacen de nosotros cuando somos muy jóvenes para entender ciertas cosas? La ausencia de una figura paterna/materna, el rechazo amoroso cuando ni sabemos qué es estar enamorado, la hostilidad constante de quienes nos rodean, etc. En este caso, Dark se vale del recurso del viaje en el tiempo para mostrarnos las huellas del pasado en el futuro y el peso que el tiempo tiene sobre cada persona.

Sí, es cierto que no todas las subtramas tienen el mismo desarrollo y no todas encajan de la misma forma en el gran rompecabezas de la trama (por ejemplo: algunos personajes terminan importando muy poco en la segunda mitad) pero, en lineas generales, hay una muy buena caracterización de todos los personajes (y de sus diferentes versiones).

Ahora sí, quiero comentar cuestiones relevantes de la trama. Pido disculpas por tres cosas: la extensión desmesurada (aunque tuve que cortar demasiado), los más que probables errores y que recalque algunas cosas que parezcan obvias pero me sirvieron para desarrollar la crítica. Arranco en esta zona (por una cuestión de caracteres) y luego paso al spoiler.

La serie está todo el tiempo dando vuelta alrededor de un concepto que se enuncia a sí mismo de manera sencilla pero que es muy complejo y confuso: la idea de que el pasado y el futuro están conectados de manera no lineal. Es decir, que el pasado influye en el futuro pero, a su vez, el futuro influye en el pasado creando paradojas en las cuales no se puede identificar el punto de partida de determinados sucesos.
[Leer más +]
63 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mujer Maravilla
Mujer Maravilla (2017)
  • 6,4
    30.279
  • Estados Unidos Patty Jenkins
  • Gal Gadot, Chris Pine, David Thewlis, Danny Huston, ...
8
Wonder Woman: Una Nueva Esperanza (para DC)
Siempre que llovió, paró. Y vaya que había llovido mucho en el, hasta ahora infructuoso, universo cinematográfico de DC. Lejos del éxito de la compañía rival, con la crítica especializada en contra y el público dividido, las nuevas incursiones de Superman y Batman no habían sido las más estimulantes (ni hablemos del Suicide Squad). En ese contexto llegaba la primera película individual de Wonder Woman, la heroína más famosa del mundo de los cómics. Y contra la mala racha y el escepticismo, Diana no sólo sale victoriosa sino que marca un camino que puede ser muy halagüeño para el maltrecho universo de DC.

La principal virtud de esta película es que tiene muy claro cuál es el personaje tiene entre manos. Dicho de otro modo, quién es Wonder Woman, qué significa y hacia dónde debe ir su desarrollo como heroína. Diana es una guerrera formidable, curtida en mil combates, pero también representa ternura, compasión y esperanza. Y, a pesar del desconocimiento inicial, el personaje nunca duda de su convicción, ni se aparta de la senda de descubrimiento que todo héroe debe recorrer, sin desvíos, ni atajos. Patty Jenkins encuentra el equilibrio justo entre la liviandad sobrecargada de gags humorísticos que constantemente alteran la tensión narrativa y la solemnidad trascendental que le corta las alas al héroe y le impide brillar con luz propia. Gracias a ello, Wonder Woman es creíble e inspira.

Otro punto a favor es Gal Gadot. Quien fuera motivo de críticas por su (supuesta) falta de adecuación física al rol, se erige como uno de sus principales soportes gracias a una interpretación muy correcta que cumple con todas las facetas del personaje. Tanto su costado impulsivo e ingenuo cuando sale por primera vez al mundo como su despliegue acrobático en las escenas de combate (excluyendo, por supuesto, aquellas que están totalmente digitalizadas). En relación con este punto, Chris Pine es un punto de apoyo decisivo para la protagonista, ya que ambos muestran una química increíble en pantalla, regalando algunos momentos de mucha hilaridad (sin caer nunca en el hastío).

En el aspecto técnico sobresalen algunas secuencias de acción donde se pueden apreciar los poderes de Diana en todo su esplendor, gracias al uso de la cámara lenta (aunque algunos cambios en la velocidad de los movimientos molestan un poco) y también a la banda sonora del personaje que, como hiciera John Williams con el Superman de 1978 o Zimmer con el Batman de Nolan, se ha convertido en un icono que le calza como un guante al personaje cada vez que aparece.

En resumen, hay vida después de Nolan. Luego de tantos años de espera Wonder Woman tiene su propia película en la gran pantalla y es un rotundo éxito. Además, seguramente va a servirle a DC para recuperar un poco de prestigio y así rearmar su universo cinematográfico con otras perspectivas.
[Leer más +]
56 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
13 Reasons Why (Serie de TV)
13 Reasons Why (Serie de TV) (2017)
  • 6,9
    21.033
  • Estados Unidos Brian Yorkey (Creator), Thomas McCarthy, ...
  • Dylan Minnette, Katherine Langford, Christian Navarro, Alisha Boe, ...
8
El drama de los que miran sin ver
Netflix lo hizo de nuevo. Al igual que el año pasado con Stranger Things, la cadena vuelve a la carga con una serie totalmente diferente pero que, en muy poco tiempo, ha logrado una popularidad desmesurada, convirtiéndose en un producto de visión casi obligatoria y de fuertes encontronazos en las redes sociales y otros espacios de discusión.

Ante cada fenómeno así, la primera pregunta que cabe hacerse es: ¿13 Reasons Why está a la altura de esa popularidad? En principio, yo diría que sí aunque con algunos matices. Al tratarse de una problemática no sólo actual sino familiar para gran parte del público que la visione es compresible que la serie toque fibras emocionales y llegue “al hueso” de muchos espectadores.

Para mí, la principal virtud de la serie es que logra correrse de algunos lugares comunes de la “High School” que hemos visto hasta el hartazgo en otras producciones de este estilo y consigue una representación cruda y bastante realista del acoso escolar en todas sus formas (violencia verbal y física, soledad, desamores, negligencia institucional, etc) sin caer en el maniqueísmo. Es decir, por un lado 13 Reasons muestra la naturalidad con la que se reproducen comportamientos sociales que conducen a la segregación de algunos individuos, pero también esquiva la demonización de casi todos los señalados como responsables. Acá no hay una banda de los estereotipados populares y repelentes, sino individuos que provienen de distintos lugares, que ocupan distintos roles en la institución escolar y que lastiman a la protagonista en circunstancias disímiles (y varios sin quererlo). Algunos obran por miedo, otros por egoísmo y otros por rencor, pero en su mayoría siguen siendo adolescentes emocionalmente inestables que lidian con contextos complejos.

Todo esto no significa que las cosas se den por que sí o que no haya situaciones que podrían encuadrarse en el bullying más típico (el personaje de Tyler encaja en ese rol aún más que la propia Hannah), sino que el foco de la historia está en otro lado. Es decir, en un complejo entramado que incluye a padres, maestros y alumnos que no logran dimensionar las consecuencias de sus acciones, sus silencios y su responsabilidad en la tragedia.
Y que no haya confusiones, 13 Reasons no quiere contarnos la historia del adolescente más desgraciado de toda la preparatoria norteamericana para que los exégetas de la frase “la vida es dura” no se sientan muy tocados en su ego, sino el drama de una chica normal, que vive en una familia normal y le ocurren muchas cosas normales en un colegio (y otras no) que le producen mucho dolor y desosiego, y la llevan a una situación límite. Y así como le ocurrió a ella, podría haberle ocurrido a cualquiera (incluyendo a algunos de sus “victimarios”).

Por otra parte, el original recurso de las cintas funciona porque permite conocer al detalle los motivos de Hannah y un ida y vuelta con el presente que dinamiza el relato. Pero la dinámica de dedicarle una cinta (y un capítulo) a cada personaje responsable “enreda” un poco la cronología y, a veces, compromete un poco la coherencia de la historia. El guión no deja cabos sueltos en lo que respecta a Hannah pero tiene un par de fallos que le restan un poco de fuerza. Por ejemplo, que algunos personajes tarden tanto en manifestar culpa, y que lo hagan por la presión de Clay (y por necesidades del guión), o que algunos hechos de la segunda mitad sean un poco forzados (la forma en la que Hannah llega a cierto jacuzzi es inverosímil).

Todos los actores están muy bien sobretodo los dos protagonistas, quienes cargan con el peso de la serie y, además, tienen mucha química entre sí. Por su parte los secundarios cumplen y la banda sonora está a la altura de la circunstancias.

Por último...
[Leer más +]
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Westworld (Serie de TV)
Westworld (Serie de TV) (2016)
  • 7,5
    25.393
  • Estados Unidos Jonathan Nolan (Creator), Jonathan Nolan, ...
  • Evan Rachel Wood, Anthony Hopkins, Ed Harris, Thandie Newton, ...
9
“Estos placeres violentos tienen finales violentos”
Como casi cualquier serie realizada por HBO, Westworld cargaba con una cruz muy pesada: la expectativa. ¿Será la nueva “Game of thrones? Se preguntaban muchas personas en las notas o videos donde se anticipaba el estreno de esta nueva serie. Las comparaciones siempre son odiosas, sobre todo cuando ambas historias poco o nada tienen en común. Lo cierto, tras haberla visionado por completo, es que estamos ante una de las mejores series del año. Luego que cada uno arme su ranking como quiera.

Westworld tiene una premisa interesante (un parque de atracciones integrado por robots cuasi humanos) que se complejiza capítulo a capítulo. Las capas de complejidad vienen dadas por: las intrigas en torno a los intereses que se esconden detrás de “la cortina”, la psiquis de los “anfitriones” (y también de los humanos) y de una historia que se divide en tramas, líneas temporales y personajes; y que ondula entre el drama existencial, la ciencia ficción, el thriller clásico y la ambientación típica del western, aunque los elementos de ese género estén subordinados a los anteriores, ya que entre que son “vestuario” y meras narrativas ficticias, y que “el juego está arreglado” (los anfitriones no pueden lastimar a los huéspedes) se difumina la tensión típica de los tiroteos del lejano oeste.

Por supuesto, cuando se trata de robots o androides, no faltan las habituales preguntas que determinan la existencia misma de los anfitriones: ¿quién soy? ¿Estoy vivo? ¿Qué es real? Si la existencia (y el sentir en todas sus formas) está condicionada por un recuerdo distorsionado ¿eso quiere decir que es falsa? Éstas y otras preguntas aparecen a lo largo de toda la temporada y condicionan, mucho más de lo aparenta a simple vista, el desarrollo de los acontecimientos. Las conversaciones entre anfitriones y programadores, las frases sueltas y sus recuerdos son piezas de un gran rompecabezas que va encajando poco a poco.

El nivel actoral es excelso. Hopkins se pasea por delante de la cámara con una naturalidad magnética, interpretando un personaje que parece hecho a su medida (que trasmite una supremacía intelectual que ya se le había visto). Ed Harris se luce haciendo del tipo violento y obsesionado que busca incansablemente algo “real” (con todo lo que ello implica) y Jeffrey Wright interpreta un papel del que no diré nada, aparte de que está fantástico y tiene una química con Hopkins muy bien conseguida.

No me olvido, por supuesto, del reparto femenino y destaco a Evan Rachel Wood y Thandie Newton, quienes por su condición de anfitriones, no tenía papeles fáciles, ya que tenían que cambiar constantemente su gesticulación (“análisis”, “vuelve en línea”) y lo hacen de manera muy creíble. Además de que sus personajes cambian, se alteran, conforme se desarrolla la historia dejando atrás esa superficialidad y/o ingenuidad inicial. Respecto al elenco, también hay que decir que el guión ayuda mucho a los actores, porque algunas líneas de diálogo son excelentes.

El apartado visual es impresionante. La serie te “sumerge” tanto en los distintos escenarios del parque, como en las futuristas instalaciones de control y programación de los anfitriones. La banda sonora acompaña bien y tiene algunas piezas de piano realmente preciosas.

El cierre es tan bueno que responde muchos interrogantes, formula otros y deja abiertos unos cuantos para una segunda temporada que ya fue confirmada para el 2018. La espera, como siempre en estos casos, será eterna. Desconéctenme y pónganme en línea cuando llegue el momento.
[Leer más +]
83 de 140 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estación Zombie
Estación Zombie (2016)
  • 6,8
    17.480
  • Corea del Sur Yeon Sang-ho
  • Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, ...
8
Todas las películas de zombies deberían ser así
El género de zombies siempre me generó cierta atracción. No puedo evitarlo. Incluso reconociendo que el cine de terror me interesa poco (vaya paradoja). Pero siempre que me entero de alguna nueva incursión en este género, me veo obligado a verla, independientemente de que tengo claro que ya todo está inventado y que es poco probable que me encuentre con algo innovador.

Sin embargo, me encantó esta nueva película coreana que, si bien ratifica que el género ya está lo suficientemente "gastado" como para que pueda salirse de determinados esquemas habituales, también deja en claro que los zombies todavía pueden darnos buenos ratos de cine siempre que se cuente con una buena dirección y una gran puesta en escena.

Y la gran virtud de Estación zombie es su ritmo trepidante e intenso que prácticamente no da un segundo de respiro al espectador. Tras una breve presentación del protagonista y su hija, la película arranca y ya no para, combinando buenas dosis de acción, suspenso, terror y sangre, que no pueden faltar en estas historias, y varias escenas para el recuerdo. Y de ese combo, sale una película redonda y una de los mejores del género que han salido en los últimos años (pienso principalmente en Guerra Mundial Z).

En lo que refiere a los zombies, no hay explicaciones respecto a su origen (lo cual considero una virtud) pero sí un par de variaciones respecto a las características típicas que tienen en otras películas (su casi ceguera en la oscuridad o que sea muy "fácil" evadirlos escondiéndose), lo cual se debe, creo, al ambiente (estrecho) en el cual se desarrolla la historia. A pesar de sus muchas virtudes, le bajé un punto porque cerca del final pasan un par de cosas que podrían haberse resuelto de otro modo (como que cierto personaje vaya por ahí matando, adrede, casi tanto como los zombies y se hace cansino, amén de un poco ridículo).

Más allá de esto, Estación zombie cumple con muy buena nota. Para los amantes del género, es una obra imprescindible. Y los que no lo sean, tal vez se lleven una buena sorpresa.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los siete magníficos
Los siete magníficos (2016)
  • 5,9
    13.849
  • Estados Unidos Antoine Fuqua
  • Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio, ...
7
A mí me gustó
Tal vez sea por el cariño que le tengo a las dos películas que constituyen el “insumo” para esta nueva remake (Los siete magníficos-1960-, y Los siete samuráis), o tal vez por el respeto reverencial que le profeso a esa leyenda llamada Denzel Washington, o porque, más allá de que casi todo está inventado, me gusta mucho este género y casi siempre me entusiasmo por sus nuevas propuestas. Pero lo cierto es que disfruté bastante de esta nueva revisión del viejo clásico.

Tenía una expectativa moderada ya que, por un lado, sabía que no podía esperar grandes innovaciones (Los siete magníficos tuvo demasiadas remakes) pero, por el otro, el elenco y la nostalgia me instaron a darle un voto de confianza y no salí decepcionado.

Y que no se malentienda: comprendo a los amantes de la original y también que las comparaciones siempre son odiosas. Y, en este caso concreto, esta nueva versión no le hace sombra a la película de la cual es deudora. En lo personal, me reconozco a mí mismo como un “ogro” de las comparaciones (ya sea remakes o adaptaciones) pero acá pude abstraerme de todo eso y me ayudó a que el visionado sea más agradable.

Más allá de algunos cambios, hay que reconocer que la película no arriesga demasiado y en algunos aspectos es un poco conservadora (la presentación del conflicto y los motivos del villano, por ejemplo). Pero también creo que hay un tratamiento bastante respetuoso del material original, sobretodo en la caracterización del grupo.

El elenco, como conjunto, está muy bien. Me pareció el punto más alto de la película. Más allá de los cambios en el aspecto y el origen de cada personaje, hay mucha química entre todos e interactúan muy bien a lo largo de toda la historia. Todos tienen momentos para el lucimiento personal, aunque lógicamente el tiempo en pantalla está condicionado por el cartel del actor que lo interpreta. Luego, en el uno a uno, hay para todos los gustos.

Denzel, como siempre, se come la pantalla cada vez que aparece y hace suyo el personaje. Ethan Hawke también se luce en su papel (por cierto, qué bueno verlos juntos después de Día de entrenamiento). Por su parte, Chris Platt… hace de Chris Platt. Lo cual supone un problema por dos razones: primero porque no está en Guardianes de la galaxia y segundo porque le toca interpretar a quien, para mí, fue el mejor personaje de la original. Y no está a la altura. Como no podía ser de otra manera. Aun así, algunos de sus clásicos chistecitos son graciosos y tiene sus buenos momentos. El resto cumple bien, destacando al personaje de Vásquez (Manuel García Rulfo).

El ritmo es adecuado y a mí no me pareció aburrida en ningún momento, aunque creo que la tensión previa a las escenas de acción falla un poco a la hora de crear ese clima de batalla tan propio del género. A pesar de eso, creo que la acción está bien conseguida. Y la banda sonora no desentona, ni para bien, ni para mal.

En resumen, si bien es cierto que palidece ante la original, ésta nueva versión cumple con lo que promete (un grupo carismático y buenas escenas de acción) y yo me doy por satisfecho. Viendo el nivel de otras remakes que han salido en los últimos años, creo que ésta fue bastante satisfactoria.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
El jardín de las palabras
El jardín de las palabras (2013)
  • 6,7
    4.944
  • Japón Makoto Shinkai
  • Animation
7
La vida
El jardín de las palabras es una historia simple, pero que contiene un tono melancólico que “impregna” cada plano y le da un atractivo particular a esta película. Su gran mérito, para mí, es la naturalidad con la que se presenta, y se desarrolla, la relación entre los dos protagonistas, sin artificios, ni baratos recursos melodramáticos. Es decir, casi sin quererlo, ni darse cuenta, ambos personajes se ven entrelazados en un vínculo que no comprenden del todo, pero que los influye de forma inesperada. La vida, tal como la conocemos.

En principio, y conociendo de antemano la premisa de la película, pensé que la duración sería adecuada pero creo que la historia daba para un poco más. Si bien conocemos bastante de ambos personajes (teniendo en cuenta la escasa duración), creo que sus conflictos individuales (el “estigma” del zapatero que no encaja del todo, el falso affaire de la maestra) podrían haberse trabajado mejor con un metraje un poco más largo. Además, creo que su relación tuvo un desarrollo muy creíble y cuando el relato llega a cierto momento “cumbre”, había un potencial para darle otra “densidad” a la historia que, según mi parecer, fue desaprovechado. Aun así, el cierre me pareció adecuado. A medio camino entre la emoción, la belleza y la sencillez. Es decir, a tono con el resto de la película.

El apartado técnico es excelso. La calidad de la animación roza la perfección, ya sea en los detalles de los gestos faciales de los protagonistas o en la nitidez de todos los ambientes en los cuales se desarrolla la historia (como el parque o la ciudad), y la banda sonora siempre suena en la justa medida.

En resumen, es una linda historia de encuentro (y desencuentro) entre dos desconocidos, sin mayores pretensiones que hacerte pasar un buen rato y también emocionarte un poco (sin por eso caer en el melodrama barato). En lo personal, creo que había potencial para un poco más, pero eso no me privo de disfrutarla. La recomiendo.

P.D: ya estoy esperando la próxima temporada de lluvia.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Wire (Serie de TV)
The Wire (Serie de TV) (2002)
  • 8,9
    45.749
  • Estados Unidos David Simon (Creator), Joe Chappelle, ...
  • Dominic West, Lance Reddick, Sonja Sohn, Clarke Peters, ...
10
"All in the game..."
No pensaba escribir nada acerca de esta serie. No porque no lo mereciera, por supuesto. Sino porque creo que todo ha sido dicho (y escrito) sobre The Wire. Acerca de sus (muchas) virtudes, su impacto cultural, su tardío reconocimiento o su influencia en las series venideras. En esta página hay varias críticas que le hacen total justicia. Sin embargo, decidí dedicarle unas pocas líneas a modo de homenaje/agradecimiento por los grandes momentos que pasé al visionarla.

Si tuviera que describir a The Wire con una palabra (majestuosa no cuenta), creo que “ambiciosa” sería una de las más apropiadas. ¿Por qué? Pues porqué, cuando comencé a verla, no imaginaba que esta serie se animaría a tanto. Pensé que “sólo” era una muy buena historia policial. Y sí, lo era. Pero, también, muchas otras cosas más. En principio, una representación cruda y descarnada de un sistema corrupto, violento, injusto y decadente, que no sólo no funciona, sino que además atraviesa cada estrato social, cada institución, cada ámbito cotidiano, en el cual la impunidad, el narcotráfico, la “rosca” política y la desidia son el pan de cada día. Cada paso, cada esfuerzo puesto en la solución de algún caso implica una “batalla” extra contra la burocracia institucional, funcional a los mismos de siempre. Y hasta la mejor de las investigaciones puede derrumbarse con un solo movimiento descendente de un pulgar.

Otra palabra que define a esta serie es el “realismo”. Narrado con un estilo casi documental, The Wire es una andamiaje complejo, y perfecto, que no deja afuera ni un solo rincón de Baltimore:
-Las esquinas, territorio de interminable disputa entre bandas y la policía (“no es una guerra –dice el oficial Carver- porque las guerras terminan”).
-Las oficinas de la policía, donde importan más las estadísticas del crimen que los muertos que riegan las calles de la ciudad.
-El ayuntamiento del Alcalde, donde valen más las disputas por los gestos políticos y la imagen pública que solucionar los problemas de los ciudadanos. Y donde, también, de tanto en tanto, circula algún “billetín” del narcotráfico.
-Los tribunales, en los cuales algunos criminales “desfilan” y otros, de cuello blanco, se salvan impunemente.
-Los puertos, el punto de partida de todo el circuito.
-Las escuelas, que fallan en contener a chicos que provienen de realidades muy duras y están más preparadas para que los alumnos aprueben exámenes, que para ayudarlos con los problemas de su vida.
-Y las redacciones de los periódicos locales, en las que, a veces, es más redituable una mentira funcional, que una verdad incómoda.

Como si no bastara con esto, The Wire está plagada de personajes para el recuerdo. Algunos de ellos, tal vez, sin demasiado desarrollo individual, pero cada uno está perfectamente incluido en el entramado de la historia y, a su manera, aporta su gramo de complejidad a cada trama. Ninguno sobra. Todos son indispensables. Desde Jimmy McNulty, el toca-pelotas por excelencia, hasta el ridículo hijo de Frank Sobotka. De Freamon, el mejor policía de toda la serie, a el Mayor Valchek, quien “no reconocería trabajo policial ni aunque se le apareciera delante”. O los legendarios Omar Little, que juega “al gato y el ratón” con cualquier traficante, y los hombres detrás de la cortina: Stringer Bell y Avon Barksdale. Y me detengo acá, porque podría escribir dos críticas sólo para referirse a los personajes.

The Wire no sólo es una serie recomendable. Es una experiencia televisiva obligatoria, que hay que ver y vivir. Y luego de verla, hay que vivirla de nuevo. Es una obra maestra sin parangón. Que impacta por lo real y lo cercano de lo que se muestra. Una mirada sin tamices, ni edulcorantes de la vida cotidiana. La verdadera e indiscutida “reina” de este gran juego, que son las series de televisión.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La habitación
La habitación (2015)
  • 7,7
    38.669
  • Irlanda Lenny Abrahamson
  • Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, ...
9
"Hay tantos lugares en el mundo..."
Reconozco que cuando veo una película como esta, me enojo un poco. No por Room, por supuesto, sino por muchas de las otras. Es decir, todas aquellas que tienen presupuestos desmesuradamente grandes para guiones que no serían dignos de un simple capítulo de una serie mediocre de televisión. Room, por el contrario, es una película “chica”, pero brillante. Por muchos motivos. Pero el más significativo es que demuestra todo lo que se puede conseguir cuando se cuenta con un guión atractivo, un director talentoso y un elenco brillante y comprometido. El resultado es una película impactante, emotiva y, sobretodo, angustiante. Muy angustiante.

A pesar de las evidentes limitaciones de presupuesto, Lenny Abrahamson construye un ambiente tan estrecho como creíble, con el cual recrea una atmósfera opresiva y claustrofóbica que es palpable desde los primeros planos del metraje. Durante un largo rato, estuve encerrado en esa pequeña habitación junto a los dos protagonistas. Sentí la tortuosa monotonía de una rutina sólo soslayada por la inocencia de un niño y la voluntad inquebrantable de la madre, el ansia de una brisa en la cara, el miedo ante la recurrente amenaza del secuestrador y el esfuerzo sobrehumano de Ma para proteger a su hijo de ese infierno, mientras lidia con el dolor y la desgracia de siete años de cautiverio.

El dúo protagónico es la película. Primero, y principal, porque logran una increíble química como madre e hijo, que siempre es complicada, mas aún en una situación tan dramática. Brie Larson realiza una interpretación extraordinaria porque combina, de forma muy convincente, el amor que siente por su hijo y el trauma del secuestro, que la atormenta durante toda la película, y que en varios momentos pone esa relación en jaque. Amén de una caracterización física impecable (la palidez de su rostro y pelo, las ojeras), que le da aún más credibilidad al personaje. Jacob Tremblay (Jack) hace una proeza, porque no solamente actúa de maravillas, sino que lo consigue con un papel muy complejo (teniendo en cuenta su juventud). En este caso, también hay que darle gran mérito a la dirección del actor y al guión, que posibilitan que las frases de Jack se oigan bastante “naturales” para alguien de su edad. Excepto, tal vez, sus monólogos en off que, en algunas frases, parecen un poco “salidos” de la película.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los 4 Fantásticos
Los 4 Fantásticos (2015)
  • 4,1
    13.157
  • Estados Unidos Josh Trank
  • Miles Teller, Kate Mara, Michael B. Jordan, Jamie Bell, ...
4
Crónica de un fracaso anunciado
Fantastic Four tiene un mérito extraño: está “a la altura” de la nefasta expectativa que se creó a su alrededor durante los meses previos a su estreno. Y no era fácil. Menos aún, luego del curioso (y público) pase de facturas entre director y productores, cuando el fracaso, en la crítica y la taquilla, ya estaba consumado.

Lo cierto es que la película tiene un comienzo interesante. Hay un “aroma” a (buena) ciencia ficción, sin grandes alardes, ni demasiadas pretensiones explicativas, aunque “lo fantástico” quede en un segundo plano. La presentación de los personajes es un poco asimétrica, ya que el foco de la historia está claramente en Reed, pero de a poco se va estableciendo el lazo que une al equipo. Sí, la trama es sencilla, la fotografía tiene un tono oscuro demasiado molesto y Doom es un esperpento desde su primera aparición (por aspecto y concepción del personaje), pero durante su primera hora Fantastic Four va construyendo una idea, un concepto que apunta hacia algún lugar.

Sin embargo, luego del accidente, todo se precipita y ocurren, al unísono, dos cosas que sepultan a Fantastic Four en el fondo del abismo: por un lado, el ritmo se acelera de forma desmesurada y se nota. Se nota mucho. El trabajo de edición es penoso. Pasan muchas cosas en poco tiempo. No hay transiciones coherentes entre las secuencias y la película no “respira”, avanza de manera torpe hacia un desenlace pobre. Como consecuencia de todo esto (en parte), el desarrollo de los personajes también se ve afectado de manera muy negativa.

Lo que me lleva al segundo punto: los personajes toman decisiones contradictorias con su propio comportamiento en la primera parte de la película e incluso con sus propios enunciados. Por ejemplo: en un determinado momento, Reed le dice a Ben “te salvaré” pero no hace absolutamente nada para ayudarlo. Se aleja de la trama sin motivo aparente. En este punto me cuesta discernir si es un problema que ya traía consigo el guión “original” o si fueron las modificaciones posteriores que (seguramente) tenían por objetivo acelerar los sucesos para forzar la pelea final. Conociendo los antecedentes de la FOX me inclino más por la segunda opción.

Como ya dije, la secuencia final es realmente pobre y forzada, producto de un conflicto poco elaborado y peor presentado. Ni los efectos alcanzan el nivel mínimo que se exige en esta clase de producciones. De hecho, en algunos momentos alcanza niveles dantescos, como cierta escena donde Ben revolea un pedazo de tanque y produce una explosión digna de un cortometraje mediocre.

Por supuesto queda el crédito abierto para una secuela (que obviamente nunca se realizará), pero hasta eso está metido con calzador. Veamos el lado positivo: por lo menos en esta franquicia, Silver Surfer y Galactus conservaran su dignidad intacta.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ant-Man: El hombre hormiga
Ant-Man: El hombre hormiga (2015)
  • 6,2
    33.337
  • Estados Unidos Peyton Reed
  • Paul Rudd, Michael Douglas, Evangeline Lilly, Corey Stoll, ...
7
Lo bueno viene en envase chico
A pesar de ser un lector de cómics de Marvel, no conocía demasiado a Ant-Man. A ninguno. Ni a Hank, ni a Scott. Por lo que no sabía que esperar de esta película. Los avances me dejaron una buena impresión, aunque imaginé que debía afrontarla con una expectativa moderada. Y sin grandes exigencias, reconozco que disfruté bastante de este nuevo personaje, más cercano (por el estilo en que fue abordado, no por la temática) a los Guardianes de la galaxia, que al Capitán y a Iron Man.

Aún así, como es lógico, las referencias a los Vengadores y a su mitología cinematográfica abundan a lo largo de todo el metraje. Sin embargo, a diferencia de Age of Ultron, donde por momentos se perdía el hilo de la narración por la abundancia de sub-tramas y nuevos personajes, el director se centra en lo que verdaderamente importa: el desarrollo del protagonista y su consolidación como héroe. Sólo hay una escena relevante con un invitado especial. Por lo demás, pequeñas menciones y nada más.

La principal virtud de la película es que no se cree algo que no es. O dicho de otro modo: no se toma a sí misma demasiado “en serio”. A pesar de las (buenas) secuencias de acción, Ant-Man es más que nada una película de comedia, con un tinte aventurero, sustentada en la simpatía y el carisma que trasmiten casi todos sus personajes. Y por esa asumida “simpleza” (sin que esto se entienda como un defecto) la película funciona muy bien. Teniendo en cuenta que el héroe tiene la capacidad de reducirse al tamaño de una hormiga (con todo lo que eso implica), creo que fue el enfoque adecuado.

El problema de Ant-Man (y por eso no la ponga al nivel de Guardianes de la galaxia) es que, a veces, menos es más. Sí, la película tiene grandes dosis de humor que dinamizan el relato y facilitan la empatía con los personajes (la secuencia del entrenamiento es lo mejor de la película), pero a veces se pasa un poco de rosca y algunos chistes “molestan” en escenas importantes. Por ejemplo: el personaje de Luis (Michael Peña) es muy gracioso, pero también excesivo en varios momentos.

Las escenas de acción tienen la novedad de las reiteradas variaciones de tamaño que alteran constantemente la escala de los sucesos y se agradece que el guión aproveche esa novedad que ofrece el poder del protagonista para que no todo termine con explosiones gigantescas y destrucciones por toda la pantalla. La escena con los trenes de juguete, aunque corta, es un ejemplo ilustrativo. O los viajes a lomo de hormiga voladora.

El elenco cumple con creces. Paul Rudd asume el protagonismo con solvencia y el traje le calza justo (en más de un sentido). Evangeline Lilly ilumina hasta el plano más oscuro con su sonrisa, a pesar de que interpreta a un personaje algo tosco, y Michael Douglas se luce como maestro de Scott y padre ausente de Hope. Los compinches de Scott están como sustento humorístico y cumplen su función. El elemento más flojo del reparto, como en otras producciones de Marvel, está en el villano. No porque el actor no esté a la altura, sino porque el guión no le da el suficiente “fondo” como para que sus motivaciones se comprendan del todo. Una pena porque el diseño del traje impone mucho. A pesar de no ser una completa decepción, sí creo que el personaje de Cross se queda en eso, en un traje imponente. Daba para un poco más.

De todas formas, en líneas generales, el resultado es bastante satisfactorio, sobretodo si se lo compara con las primeras partes algo insípidas de Thor y el Capitán. Recomendable para los que estén “empapados” con el universo de Marvel y (¿por qué no?) también para los que no lo estén, que tal vez se lleven una grata sorpresa.

P.D: quédense hasta el final de los créditos.
[Leer más +]
35 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil