arrow
6
Lejano al comic, pero buen producto palomitero
Ghost in the Shell, como comic, es un comic muy filosófico sobre hacia donde evoluciona la humanidad y la ética de la inteligencia artificial. Adaptar esto en una película, necesitaría un metraje de al menos 2 horas y media, y bastantes diálogos "profundos". Dado que Tarantino no es el que rueda esta cinta, esa opción creo que queda desechada, y en su lugar, se ha optado por sacar una película de poco más de noventa minutos de duración (cosa que se agradece en estos tiempos), en la que prima la acción por encima de todas las cosas.

Lo que sí se ha cuidado es una estética Cyberpunk, que está adaptada a los tiempos actuales y no a como se veía en los 90, aunque tiene ciertos homenajes, sobre todo en las armas, al comic original.

Resumiendo, si esperas ver el comic, tal cual, te va a defraudar. Si esperas ver una peli de acción, te gustará. Y desde luego, con Scarlet y Kitano, todo mejora.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No esta al nivel del anime pero igualmente interesante.
Desde que en los 90 y siendo un adolescente vi el anime Ghost in the Shell me dejó marcado por su profundidad e innovación desde entonces he seguido esta saga hasta el día de hoy. Lamentablemente no llega al nivel de este gran anime pero es sin dudas cumple con su objetivo de entretener e impresionar con sus efectos visuales y es un digno homenaje a la saga, pero como ya he dicho le falta profundidad, le falta "alma"
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Condenada a lo visual
Una película prisionera de sus efectos visuales, que ni una óptima interpretación de los actores que forman su reparto, hacen que su discurso plano y sin profundidad sobre el existencialismo robótico cale en el gran publico. Desde luego el filtro de Hollywood ha hecho empeorar esta obra maestra de la animación.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
CRITICA DE CINE – sin odio.
Lo mejor:
Sin duda, la estética. Está cuidada hasta límites inconcebibles.

Lo peor:
Que en el argumento no haya ni una sola idea original con la que conectar emocionalmente.

Historia (5 de 10):
Es correcta y está muy bien narrada. Pero es la misma historia de siempre, que nos han contado mill veces, con distintas variantes. Si a esto le sumamos que, las dos 'sorpresas' que tiene la peli, salen en el trailer.. pues apaga y vámonos.

Estética (9 de 10):
Es espectacular. Detalles en todas las capas de profundidad de cada plano. Como dibujante ha sido un espectáculo digno de ver en el cine.

Nivel de disfrute (6 de 10):
Me ha entretenido.. casi aburrido al final. Al ser una historia que había visto en cómic, en anime, en serie.. La verdad es que no me ha aportado nada nuevo.

Peli a la que se parece:
Es BLADE RUNNER (oootra vez) pero sin esencia. Técnicamente todo funciona (historia, estética, FX..) pero el conjunto no acaba de emocionar. Parece que ha sido hecha por una máquina.. carece de toda humanidad.

Recomendación:
Si te interesa el tema (androides que toman conciencia de sí mismos) te recomiendo que vayas al origen.. el CÓMIC de MASAMUNE SHIROW.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Más precuela que remake
Hecho en falta la parte más filosófica de la película original y sinceramente no cambiaría la antigua por la nueva, pero sin embargo me ha gustado encontrarme con algo que no fuese un calco.

A lo largo de la película han calzado la estética de muchas secuencias de la original de hace 20 años, sin embargo si tuviéramos que hacer un resumen de 2 párrafos (obviando detalles) lo acontecido en esta película acontece cronológicamente antes de la película original.

La verdad es que estaría bien que continuasen la historia, podrían solapar con la historia original.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La Primera adaptación "Buena" de Hollywood, respecto al cine japonés.
Después de haber visto ambas películas (La original y esta) tengo que admitir que esta película consigue una decente adaptación de ella misma, no solo eso la película es preciosa en cuanto a efectos especiales (Quiero decir que destaca en comparación a las películas actuales) consigue un buen ámbito japonés y la historia esta bien tratada, creo que puedo decir con orgullo que es la primera adaptación de película japonesa que vale la pena ver.

P.D: Lo que claramente no le quita sus defectos como película pero si tienes pensado ver esta película porque eres un fan puedes estar seguro de que no te defraudara y si vas solo para ver la película sin haber visto la versión original antes puedes disfrutar de ella.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Muy buena adaptacion de la SAGA
Buena adaptacion de clasico que respeta sus cimientos cogiendo un poco de aqui y otro de alli para crear una historia adaptada de toda la saga al conjunto. Lo que hace, lo hace bien.
¿Se puede hacer mejor? Por supuesto, al menos empiezan a NO cagarla con las adaptaciones de mangas o animes. Que eso ya es algo. Es cierto que le falta algo, si , y creo que es mas profundidad en la historia, se puede sacar muchisimo mas desde luego, pero en un sola pelicula no es suficiente y menos para el cine, podria cansar a muchos espectadores si no se hace bien. Pero es una buena adaptacion del universo que quiere mostrar. Y lo mas importante, repito, respeta la cultura y la obra. Los que querien una adaptacion 1:1 de la pelicula original, olvidaos, ni lo iban a hacer, ni era necesario. Para eso ya esta la ORIGINAL.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una traición de Hollywood
La reformulación orquestada en Hollywood del visionario clásico de 1995 dirigido por Mamoru Oshii peca de una simplificación excesiva con gran pérdida de la carga filosófica original. Si en el film original la trama policíaca era una excusa para reflexionar acerca de los límites de la conciencia de la inteligencia artificial, en este caso la trama (excesivamente simple) adquiere un peso específico que lastra cualquier intento de introspección. Además, la actuación de Scarlett Johansson está muy forzada, se limita a mirar y andar de una forma extraña. No obstante, el film atesora algunas cualidades, sobre todo en lo referido a la ambientación futurista y recargada (a lo Blade Runner) y algunas secuencias de acción memorables.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
“Tu alma, tu espíritu, tu ghost… siguen ahí dentro”
Esta cinta dirigida por Rupert Sanders supera al film de Mamoru Oshii en el libreto, pero no lo supera a la hora visualizar la acción en pantalla y empata al respecto de los personajes. Veamos más a fondo estos tres apartados...

En su momento ya comenté que la versión de Oshii era técnicamente impecable pero que su guión era un lastre… aquel era un libreto plagado de grandes ideas pero expuestas todas ellas de manera tan atropellada que el espectador no versado en la obra de Masamune Shirow terminaba perdiéndose por completo y no captando la totalidad de lo expuesto en la trama. Ese “caos” al que acabo de hacer referencia es algo que no ocurre en la versión de Rupert Sanders, que ha contado con un libreto con una trama fácilmente entendible, tanto para gente puesta en el manga/anime como para novatos. Una trama que se sigue con bastante facilidad y con muchos guiños/homenajes...

Al respecto de la acción cabe decir que esta versión de imagen real queda por debajo del anime. Y queda por debajo porque casi todas las secuencias relevantes tienen lugar por la noche, o en escenarios muy poco iluminados en los que resulta difícil apreciar movimientos y demás… De las pocas escenas de este tipo rodadas a plena luz es obligado destacar aquella secuencia de los basureros, secuencia que resulta un homenaje a la del film de Mamoru Oshii que se reproduce aquí prácticamente calcada desde su inicio y hasta su final.

Los protagonistas de carne y hueso que se han metido en la piel de los personajes de La Sección 9 de imagen real consiguen empatar con ellos, más que nada porque son casi un calco: Scarlett Johnsson es tan tremendamente fría y antiempática como lo era Mayor en el anime. Pilou Asbæk me gustó como Batou. Takeshi Kitano superó a su versión del anime y se mostró más activo. Finalmente, Chin Han como Togusa y el resto de la Sección 9 quedaron como simples cameos desaprovechados.

En definitiva: 'Ghost in the Shell: El alma de la máquina' es un film que mejora en algunos aspectos la obra original, pierde la batalla en otros y queda empatado en el resto. Honestamente creo que se complementa bastante bien con el anime, consigue hacer un buen “díptico” con él y no veo inconvenientes de peso para que los fans y los legos puedan disfrutar con esta versión protagonizada por Scarlett Johansson.

-Lo mejor: El guión. Los homenajes al film original.

-Lo peor: El trabajo en las escenas de acción que resultan la mayor parte de ellas demasiado oscuras (al igual que casi todo el film). Togusa y el resto de la Sección 9 salen poco y quedan como meros figurantes.

-Más en: www.cineycine.com
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
BLADE RUN... DIGO GHOST IN THE SHELL
Salida del gran y famoso anime de Masamune Shirow, "Ghost in the Sell" llega para tratar de no decepcionar a los numerosos fans y de poner sobre la mesa una auténtica obra que aguante bien en taquilla. Según todo lo que he leído, nada de eso a ocurrido del todo, puesto que en taquilla ha fracasado por acusaciones racistas hacia la película y los fans están divididos. Para mí, que soy alguien que no ha visto el anime, confiaba en que me sorprendiera y que me gustara, ya que la mezcla entre el futuro ficticio y máquinas siempre me ha atraído. "Ghost in the Sell" no supone para mí una revolución en ningún aspecto, pero sí que abarca casi todos los campos donde una película me hace disfrutar. La mejor baza que se presenta son los efectos y el apartados visual, al que le puedo poner un 11 sobre 10 sin pestañear, ya que todo luce perfecto con una magestuosidad casi innalcanzable. Ya pregunté si el anime tenía influencia de "Blade Runner", y aunque el manga homónimo se desmarque mucho, lo cuerto es que la adaptación cinematográfica está​ casi un 80% influenciada por la película de Ridley Scott, algo que a mí, no me molesta en absoluto. La música es el siguiente componente que puedo resaltar a lo grande, y es que Lorne Balfe consigue lo que siempre hace: combinación de épica con sentimentalismo, una mezcla que casi solo le queda bien a él, y si no fijaros en los juegos de Assassin's Creed o Beyond Two Souls, que son para mí de las mejores bandas sonoras en un videojuego, superando a millones de películas.

Por otra parte, después de verla 2 veces, he llegado a la conclusión de que hay dos cosas en las que cae estrepitosamente, y que son para mí lo que le ha condenado tanto por crítica como por algunos fans.

Por un lado tenemos el guión, que, aunque esté repsetado al 100% o no del anime, está muy flojo y lioso. Es difícil seguir la historia si no llevas una preparación inicial, con conversaciones a veces que no aportan nada o son muy esperanzadoras, demasiado cargadas de sentimientos, justo como a Japón le gusta que funcionen las cosas. No siento un "conexión" con casi ningún personaje, las actuaciones es cierto que aportan algo que me gusta y es personalidad. Tanto Scarlett como Asbæk dotan de carácter a la historia, y es por eso por lo que el ritmo recobra fuerza si estos dos aparecen juntos en pantallas. Otro factor que me molesta es la falta de interés por desmarcarse de lo general, como el anime, el cual según tengo entendido es una obra de arte que quien la conoce lo sabe y lo respeta. Han intentado hacer una superproducción que gane millones y millones de dólares, en vez de dedicar mas tiempo al trasfondo de la historia y del mensaje, el cual queda muy bonito pero lo siento, no he aprendido nada si ese era vuestro objetivo. Pienso que tendría que haber sido una película algo más modesta en cuanto a sus ambiciones, pero claro, intentar lograr esos efectos sin dinero, ya me contarás cómo se hace.

Concluyendo, ésta película abarca un
género que me encanta y logra en ese aspecto acertar en todo el centro. Pero esa combinación de historia rocambolesca con giros algo forzados y diálogos enrevesados me pierde por completo en ocasiones, sin tener muy claro qué ambiciones tienen los personajes.

"Ghost in the Shell" triunfa para mí en el cerebro, sangre y corteza, que son la dirección, música, efectos y apartado visual, pero en el alma de una película que es el guión, la máquina se oxida.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
‘Ghost in the Shell: El Alma de la Máquina’, del Manga/Anime a Hollywood, de ‘Blade Runner’ a ‘Matrix’
Los referentes estéticos y visuales de ‘Ghost in the Shell: El Alma de la Máquina‘ están claros, por encima de todo bebe de las fuentes de ‘Blade Runner‘ (1982)y ‘Matrix‘ (1999) pero no son las únicas, ya que films como ‘Días extraños‘ (1995) ‘Minority Report‘ (2002), y la reciente y maravillosa ‘Ex Machina‘(2015) están presentes en el apartado estético, visual, cibernético y Cyberpunk. En este aspecto el acierto es absoluto, la inmersión es definitiva, ya que el universo creado está a la altura de las expectativas, sumergiéndonos en un mundo hipnótico y atractivo con un Japón futurista con tecnología punta que convencerá al espectador. Las referencias sobre el anime parecen haber alcanzado solamente su punto de partida en el comienzo, según va a avanzando el metraje desparecen las reflexiones filosóficas y robóticas complejas que enriquecían la historia anime para simplificarlas, hacerlas más banales y comprensibles para el espectador medio, no se apuesta por un guion arriesgado en ese aspecto para no complicar la mente del espectador en exceso, es posible que los fans del anime se verán sensiblemente decepcionados en ese aspecto, pero al público en general no le pasara factura.

Ghost In The Shell: El alma de la máquina Japón visual 2029

Otro de los puntos fuertes es la acción, las escenas son realmente espectaculares y están rodadas con todo lujo de detalles, ya que por encima de todo han querido fortalecer este aspecto en detrimento de un guión más solvente, la acción se desarrolla a través de primeros planos combinados con con imágenes fijas, luego estas van recorriendo las tomas desde diferentes ángulos alejando la cámara para ver la amplitud global de las escenas, no pasa desapercibido ninguno de los aspectos que nos quieren mostrar porque se toman su tiempo en hacerlo, la agilidad de las mismas y el montaje sostienen durante todo el tiempo un ritmo perfecto en las escenas de acción.

Ghost In The Shell: El alma de la máquina Scartlett Johanson

El peso interpretativo recae sobre Scartlett Johanson de manera definitiva, en este aspecto es otro acierto, porque su papel lo hace creíble y solvente, se ha mimetizado perfectamente con el personaje y mantiene un gran nivel interpretativo en todo momento para la exigencia física que el proyecto requería, no hay peros en su actuación, a pesar de que hubo muchas dudas sobre si era la actriz adecuada para interpretar el papel, ya que tratándose de un film ambientado en Japón del 2029 muchos pusieron el grito en el cielo por no elegir a una actriz de origen asiático. Es curioso como en el género anime los japoneses alejan esos rasgos propios para dar una imagen más exterior, más global, por lo tanto, ese mismo mundo es el que vivimos también pasa con el reparto de la película. El americano Michael Pitt, la francesa Juliette Binoche, el japonés Takeshi Kitano o el danés Pilou Asbæk forman parte de este elenco multicultural y están correctos en sus interpretaciones en una película de este tipo. Se echa de menos más protagonismo de Takeshi Kitano al que podemos oír en el idioma japonés y le da más consistencia a la película. ‘Ghost in the Shell: El Alma de la Máquina‘ cumple su cometido, sus puntos débiles son su guion, algo de abuso del CGI y su desarrollo final, sus puntos fuertes Scartlett Johanson el apartados visual y la acción. Es ciencia-ficción de la buena, de la que se disfruta y deja buen sabor de boca.

http://elrincon.tv/cine/criticas/ghost-in-the-shell-del-mangaanime-hollywood-blade-runner-matrix/
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Va de menos a más. Es disfrutable si no se le exige fidelidad a su original animada
Entretenida producción estadounidense con intérpretes y técnicos de diversos países, que llevan a la pantalla, con actores y actrices de carne y hueso, el universo nipón que ya filmaron en el género de animación, consiguiendo grandes éxitos crítico-comerciales.
En este caso no parece haber sido igual, no en vano hay más o menos mitad de espectadores a los que no les ha convencido mucho esta película, y otros, entre los que me incluyo, que la consideran bastante amena en líneas generales... dejando otras consideraciones aparte.
Y es que, evidentemente, es bastante irregular, con una primera media hora en la que no se sabe qué directriz, qué camino seguirá la cinta, para poco a poco ir adentrándose de lleno, y en lo que a mí concierne, de forma atractiva, con escenas de acción conseguidas en su espectacularidad, un diseño artístico bastante estimable e interpretaciones normalitas pero entusiastas, mereciendo consideración aparte el gran Takeshi Kitano, con un personaje que habla poco (en su idioma, japonés), pero que destila honradez, valentía y generosidad hacia los suyos.
No, no es redonda, ni mucho menos la peli, pero creo que va de menos a más, hasta convertirse en una cinta con la que se pasa bien el rato, si es que no se le exige máxima fidelidad a su original.
Sobre la valentía de Scarlett por mostrar su cuerpo en la peli como lo hace habría mucho que escribir, pero lo importante es verla en pantalla.

http://filmsencajatonta.blogspot.com.es
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
UNA ESTÉTICA ABSORBENTE
Aunque bastante vapuleada por la crítica y un sector del público, "Ghost in the Shell" reúne varios ingredientes que la hacen muy atractiva. Si bien hay una simplificación del mensaje original, más profundo y emotivo, este film de Rupert Sanders presenta una estética sofisticada, narrando una cinta que no se conforma con los tópicos de la ciencia ficción más banal.

La fotografía resulta bastante hermosa e incluso la forma de hacer robots tiene un aire elegante y alejado de formas más grotescas. Scarlett Johansson cumple bien su rol de estrella para llevar con acierto todo el peso de la trama, mostrándose cómoda con esta heroína de pasado fragmentado que está a punto de salir de su Matrix particular.

Dentro del buen casting del que dispone el asunto, hacer sobresalir en el casting a Michael Pitt, quien siempre firma buenas actuaciones en sus intervenciones. También hay muchos ecos del mito de Frankenstein en esta epopeya en una metrópoli asiática futurista.

Si se evitan odiosas comparaciones, es muy disfrutable.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
GHOST IN THE SHELL Sin alma en la máquina.
Cuando en 1995 se estrenó Ghost in the Shell (el alma de la máquina) Mamoru Oshii nos presentó una obra sobre el libre albedrío y los límites de la libertad individual del ser humano. El director japonés nos trasportó a un futuro cercano, donde tras una apariencia similar a la actual, nos proponía una reflexión sobre lo que nos hace verdaderamente humanos, es decir, sobre nuestra identidad como seres racionales, capacitados para reflexionar y decidir sobre nuestras acciones. No en vano, el cine japones de posguerra siempre había circulado sobre los temas relativos a la condición humana, sin duda motivados por sus propias experiencias históricas. Japón tuvo que refundar sus propios rasgos e idiosincrasias tras el fin del conflicto bélico, algo que marcó profundamente su propio estilo como nación. La generación de posguerra tuvo que hacer frente a la necesidad de reformular su propia personalidad, destruida, al igual que el resto de Japón, tras el lanzamiento de las bombas atómicas. El nuevo orden mundial impuso la paz, y con ello una nueva identidad a la que debieron acostumbrarse. El cine japonés se centró, desde entonces, en mostrar una diatriba moral sobre el camino a seguir para un país que durante un siglo se había enfocado hacia una expansión imperial motivada por la creencia de una superioridad racial.

La nueva película de Ghost in the Shell sin embargo, prescinde de ese panorama, intentando dar cabida a una nueva historia que trasporte al espectador al universo original a la par que le infunde la idea de algo totalmente nuevo. Empero, a pesar de la intención del director, Rupert Sanders, de hacer establecer relación entre ambas a través de imágenes visualmente similares, toda la película se estructura bajo una dinámica de acción y violencia, donde el diálogo y el debate filosófico que caracterizaban a la original quedan sesgados, fluyendo como una corriente secundaria e incluso insustancial para el resto del film, excesivamente masticado y preparado para el público en general, eliminando el elemento metafísico y ético del debate de los límites humanos. Es decir, nos encontramos enfrente de un blockbuster, con todos aquellos elementos que lo caracterizan, que si bien está hilvanado de forma correcta, no presenta elementos destacables.

Si en la original Mamoru Oshii nos trasportó a un mundo distópico y cruel presentado de forma intensa en pequeños fragmentos transitorios, que permitían intuir la ciudad como un organismo vivo, con un alma particular formada por todos los seres que la habitaban, en esta ocasión el contexto no queda bien remarcado en el film. La ciudad, como espacio donde se construye la identidad y donde se producen todas las relaciones humanas, queda expresada como un armatoste vacío y sin sentimientos, presentada como un pretexto, para ambientar el argumento, sin darle la significación suficiente. Ello determina a unos personajes escasamente desarrollados, y planos, a excepción de la protagonista. El maniqueísmo de la película está marcado con unos personajes muy separados dentro de una dicotomía de buenos y malos, como muestra el villano principal, íntegramente estereotipado cuya motivación de sus actos debe estar amparada en un afán de obtener más poder, pero en lo que no llega a profundizarse en el trascurso de la trama. En definitiva, drama, romance, disparos, luces estroboscópicas, y venganza disfrazada de justicia describen las bases de este remake.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Major salió bien librada en esta ocasión, pero se ve difícil que sobreviva a la segunda parte
Tal y como sucede con las películas basadas en personajes salidos del cómic, aquellas cintas que intentan adaptar animes y mangas (dígase cómics japoneses) se enfrentan con el mismo problema de satisfacer a un público que exige un estricto apego con las historias originales. Es de esta forma que este “sub-género” de ciencia ficción en pocas ocasiones logra salir airoso en las taquillas del cine. En esta ocasión, fue el director Rupert Sanders (Snow White and the Huntsman) el encargado de sacar adelante una tarea que resultaba bastante compleja, logrando resultados bastante satisfactorios.

Basado en el exitoso manga del mismo nombre, Ghost in the Shell cuenta la historia de Major, un androide al cual le fue trasplantado el cerebro de una mujer cuando su cuerpo quedó destrozado después haber sido víctima de un ataque. De esta forma, el ciborg se ha convertido en un súper agente asignado a la “Sección 9” un equipo encargado de contrarrestar las operaciones de diversos grupos terroristas. No obstante, la aparición de un misterioso hacker planteará una serie de misterios y dudas acerca del pasado de la heroína, llevándola a iniciar una peligrosa búsqueda para conocer aquellos detalles que se ocultan acerca de su pasado.

Desde el punto de vista de alguien que desconoce completamente el cómic en el cual se inspira la película, ésta resulta ser bastante entretenida y funciona perfectamente dentro de su género. La historia es interesante y los giros inesperados de su trama son llevados de buena manera. Asimismo, las secuencias de acción cuentan con una excelente realización, siendo capaces de captar la atención de la audiencia durante la frenética búsqueda de Major. Por último, el escenario futurista planteado en la cinta resulta ser visualmente atractivo y aunque pudiera decirse que se inspira en el universo de The Matrix, la realidad es que las referencias al trabajo de los hermanos Wachowski no son exageradas.

Scarlett Johansonn (Lucy, The Avengers) realiza un buen trabajo y logra imprimirle a Major toda la fuerza necesaria como la gran heroína, al tiempo en que es capaz de reflejar el dilema humano vs máquina que experimenta durante toda la película. Además, cuenta con Batou, su sidekick interpretado de buena forma por Pilou Asbæk (Lucy, The Great Wall). Por otra parte, el japonés Takeshi Kitano destaca en su papel de Aramaki, siendo uno de los mejores de la cinta y aportando uno de los pocos elementos asiáticos en la misma, situación que ha causado controversia entre muchos seguidores del manga. El villano Kuze es encarnado por Michael Pitt (Seven Psychopaths), quien pasa sin pena ni gloria con un personaje que quedará en el olvido. Por último, sorprende la inclusión de Juliette Binoche (The English Patient, Chocolat) como la doctora Ouelet, quien resulta ser crucial dentro de la historia y como siempre realiza una magnífica aportación al elenco.

Es así como Ghost in the Shell cumple como película de ciencia ficción, aportado elementos futuristas de buen nivel y una historia bastante entretenida. De esta forma, y sin llegar a ser excepcional, es una muy buena opción para aquellos que gustan de las películas de acción. Así, el trabajo de Rupert Sanders sale bien librado de esta primera prueba, no obstante, el gran enemigo a vencer de la Major del cine será sin lugar a dudas la segunda parte, la cual deberá de aportar una historia mejor estructurada si es que quiere colocarse dentro de las preferencias del público. De lo contrario, la heroína quedará en el olvido como una más de aquellas fallidas adaptaciones de los manga.

Calificación: TÚ DECIDES.

Más reseñas en https://wraparty.wordpress.com
Twitter @wraparty
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Actualizando a versión 2.0...
Es difícil adaptar una historia como la de Ghost in the Shell. A los seguidores del original es casi imposible contentarlos (como imposible sería volcar en imagen real la tremenda carga filosófica del mismo). Y a los no iniciados la densidad y el trasfondo filosófico pergeñados por Shirow o Oshii se les podía atragantar fácilmente y enviar la película al infierno de las taquillas.

Así que la tarea que acometían Sanders y su equipo era titánica. Intentar plasmar parte de la carga moral del original y lograr un blockbuster que atrajese a la audiencia. Y en mi modesta opinión han hecho un gran trabajo. Este Ghost in the shell es más llevadero para un espectador medio pero tampoco es una aventura descerebrada de androides repartiendo tiros ni el típico producto mainstream premasticado de consumo masivo.

Puede que se altere el guión original, pero sigue teniendo cierto desarrollo filosófico sobre qué es lo que nos hace humanos y dónde está el límite entre la vida y la máquina, que era, en esencia, el núcleo central que sustentaba desde el principio el manga y el anime del que sale esta versión 2.0.

Versión 2.0 que vampiriza las escenas visualmente más atractivas y que respeta ese aire neopunk, triste y lóbrego del anime, con esa megalópolis sumergida en anuncios, con la pobreza y la marginalidad apenas contenidas por la progresiva deshumanización de la sociedad. Ese camino irremediable a la fusión hombre/máquina que se intuye imparable pero que deja un montón de dudas y de inseguridades.

Bien como siempre Scarlett Johansson y el resto del reparto, sobre todo ese Takeshi Kitano imperial ("No envíes a un conejo a matar a un zorro") y una ajustada dosificación de los inevitables efectos especiales.

En resumen, no es una obra maestra, pero es una película que sobresale en la gris medianía actual y, fanatismos al margen, resulta muy entretenida. Que por cierto, a pesar de haber sido aligerada de su parte más filosófica, no ha acabado de triunfar entre un público que no quiere desgastar su escaso bagaje neuronal con comidas de tarro que les hagan pensar, con lo que probablemente no volveremos a ver a la Mayor Mia en pantalla, al menos en imagen real. Lástima...
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Ghost in the Shell, an empty shell
Trataron de hacer un remake de una muy buena película, solo trataron. Todo lo espectacular y profundo de la historia, fue reemplazado por una gran cantidad de clichés Hollywoodenses. Lo único que queda es una historia vacía y medianamente con el sentido de... Robocop del 2014. Esta película es un fallo completo.

Esta combinación ya es algo muy típico que anula la historia original, metiendo sentimentalismo donde no lo había. Es triste que quieran hacer esto una y otra vez, se siente como si creyeran tontas a las personas y que no pudieran comprender la obra de arte que es Ghost in the Shell.

Esta película puede llevar el nombre y asegurar ser un remake, pero su aproximación es muy, muy distante. Le doy un 5 porque el desarrollo invertido es muy bueno, la parte visual es bastante agradable y es casi lo único que se le puede disfrutar a la película.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cuestión de gustos.
La mayoría de las críticas, incluídas las positivas, se quejan de que la película ha perdido, no solo la profundidad filosófica de la versión de animación, sino también sus diálogos. Bien, es cierto. Es verdad que en esta versión, el argumento principal ha cambiado hacia algo mucho más simple y poco original, una suerte de mónstruo de Frankenstein moderno sin más. Es cierto, todo es cierto. Pero eso no quiere decir que sea necesariamente malo. Me explico, y creo que hay mucha gente que estará de acuerdo conmigo.
Yo he visto dos entregas de Ghost in the shell, las de animación. Creo que son muy buenas películas, pero hay algo que se me hace totalmente insportable, y son esos interminables diálogos (a menudo monólogos sin fin) existencialistas en todas las escenas, mientras los personajes no paran de rajar sin expresión alguna en el rostro. Ya sé que es animación, pero las expresiones también cuentan. Solo vemos a personajes como en modo pausa, solo moviendo los labios sin parar, filosofando y filosofando sobre cuestiones cada vez más enrevesadas. Ya no es que quede falso, imposible, y absurdo, es que rompe cualquier tipo de ritmo que quieras darle a un largometraje. Porque es constante. Bien, a mucha gente le gusta este estilo narrativo, muy de anime japonés, y perfecto; como digo, es cuestión de gustos. Yo personalmente no lo soporto. Y es que los japoneses, en realidad todos los asiáticos pero especialmente los japoneses, no tienen término medio: o alcanzan cotas de auténtico ridículo con la sobreactuación y el hiperdramatismo sobrecargado en cualquier situación por normal que sea, o asistimos a la total ausencia de expresiones mientras se raja y se raja sin fin. Los animes de Ghost in the Shell desde luego tienen una estética impresionante, y un gran derroche de imaginación, pero tienen esta forma de contarte una historia que a mí personalmente se me hace muy cuesta arriba. Es cierto que en el anime el fondo de la trama es mucho más complejo que el de esta película, pero no creo en absoluto que por ello sea necesario reventarnos los sesos con este tipo de escenas, una tras otra, de monólogos metafísicos interminables. Creo que se puede hacer de otra forma y no por ello obtener un resultado simple, reduccionista, o pueril.
Dicho esto, en esta película, en vez de trabajar con el concepto original, han preferido algo más taquillero. Error. Como digo, podrían haber abordado el tema original del anime, pero sin aburrir al personal.
En términos generales, no está del todo mal, aunque se va desinflando a medida que avanza. Scarlett creo que hace un gran trabajo emulando al personaje animado, y la recreación de escenas y escenarios del anime original es un punto muy a tener en cuenta. No es una película enorme, no es profunda como la original, pero está bastante bien.

Y lo mejor de todo, es que han respetado la magnífica banda sonora original y su tema central. Estoy gratamente sorprendido. Creo que es la primera vez que he visto tal cosa. Ojalá hubiera pasado con Tomb Raider (la película seguiría siendo una mierda, pero al menos tendríamos la música original).
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Totalmente descafeinada
Hace ya dos décadas que vi 'Ghost in the shell'. Quedé maravillado por lo profunda que era, tocando temas filosóficos y políticos. Uno años después vi 'Matrix', y vi que había mamado directamente de 'Ghost in the shell' muchos conceptos y muchas ideas.

No esperaba mucho de este "reboot", vistas las nuevas versiones que se han ido haciendo de las pelis de los 80 y los 90, y he acertado. Ni rastro de filosofía profunda, ni rastro de denuncia política o social, y el malo es malísimo, para que ningún espectador se pierda aunque tenga retraso mental.

La protagoniza Scarlett Johansson, probablemente la actriz más sobrevalorada que conozco. Tiene en toda la película la misma expresión: ninguna. Pareciera que hizo la película con desgana. Quizás por eso hayan tenido que ponerle unas tetazas en la cartelera, a ver si así pican los incautos.

Tuve el valor de verla en 3D, confiando en que al ser una peli futurista de ciencia ficción, habría escenas que serían una pasada. Me equivoqué. Tiene algunas escenas chulas, pero nada especialmente destacable.

Recomiendo ver la original animada. Llena más que ésta.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Choque de trenes entre Blade Runner y Akira.
Imagina el choque de trenes que supone Blade Runner y Akira. Pues eso es , ni mas ni menos, esta fábula de ciencia ficción . Acción, un guion engrasado al milímetro, actores tanto europeos, de relumbrón ( Binoche), como japonés (Takeshi Kitano). Perfecta para el público ajeno a mangas y video juegos , pero también para aquell@s que disfrutamos del cine en estado de gracia. Sorpresa más que positiva.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo