arrow
10
La pelicula iguala a la novela
Espectacular película dirigida por Howard Hawks y magistralmente interpretada por Humphrey Bogart (Phillip Marlowe), y una joven Lauren Bacall, ambientada en San Francisco y sus proximidades.
Una de las mejores adaptaciones (de la novela de Raymond Chandler, uno de los grandes escritores del género policiaco) que se han llevado a cabo a la gran pantalla en la historia del cine.
Lo mejor de esta película es todo, destaca los guiones, sobre todo cuando el protagonista entabla un diálogo con cualquier de los otros participantes de la misma.
Lo peor por contra es que te da pena de que se acabe.

El que no la haya visto que no se lo piense, a que espera
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La duda eterna
Prodigiosa, maravillosa, absorbente...absolutamente imprescindible. Así es esta película. Es Bogart en estado puro: un tipo duro, sin miedos, sin ataduras; un seductor, un sabueso de cuidado. Humphrey Bogart simplemente borda su personaje, el protagonista absoluto que nunca desaparece de la pantalla. La película es él, él y su investigación, la cual por cierto se va tornando más complicada a la vez que esta va avanzando. La aparición de bellezas rubias aportan un plus a la ya de por si memorable historia. Hablar de Bacall a estas alturas creo que ya sobra...y bueno, en cuanto a la fugaz aparición de Dorothy Malone...cabe resumirla con un par de palabras: elegancia y erotismo, ambos combinados. La gama de personajes secundarios es de verdad admirable.
Harto complicado se antoja comprender toda la trama a la perfección en su primer visionado, se debe rebobinar algunas escenas, volver a ciertos puntos claves para entender algunas cosas mejor...o directamente visionar toda la obra de nuevo. Siempre es un placer.
"El sueño eterno" es una obra apasionante, cumbre del cine negro, con asesinatos, femmes fatales, complicado argumento, personajes carismáticos...es prodigiosa.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Larga vida a Marlowe!
La película desde el punto de vista artístico es magnífica. El problema viene con el guión: como ya ha comentado otro usuario, se ha intentado ser tan fiel a la novela que comprime demasiada información en reducido tiempo (el cine tiene sus límites). La novela es, sencillamente, magistral, y es recomendable haberla leído primero para poder seguir el hilo de la historia en la película. Salvando las distancias, es algo parecido a lo que ha pasado con la trilogía Millenium (digo salvando las distancias porque, a pesar de que Millenium es una magnifica trilogía, no es rival para ninguna de las obras de Raymond Chandler), que se ha creado un guión para una película con un límite de 2 horas y pico a partir de una novela muy extensa y que cuida mucho los detalles.
A destacar la gran interpretación de Bogart y la atmósfera que recrea el film, al más y mejor estilo del cine negro.
Leed el libro y luego ved la película, y así podréis otorgarle la nota que se merece. Sobresaliente.

P.D.: recomiendo leer otras dos magníficas novelas de Chandler: "Adiós, muñeca" y "El largo adiós". He leído todas las obras protagonizadas por Marlowe y estas dos, junto a "El sueño eterno", son las mejores. ¡Larga vida a Marlowe!
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Thriller negro
Philip Marlowe es un sabueso contratado por el millonario General Sternwood para que se ocupe de un chantajista que está amenazando a su hija Carmen y de la búsqueda de su yerno, esposo de Vivian, la hija mayor de Sternwood, de la que Marlow terminará enamorándose.

Una obra maestra del cine negro. Tres de los mejores guionistas de Hollywood William Faulkner, Leigh Brackett, y Jules Furthman escriben un magnífico guión, basado en la novela de Raymond Chandler, con unos perspicaces, cínicos e insinuantes diálogos. El maestro Howard Hawks nos obsequia con una enrarecida y enredada trama y una perturbadora atmósfera, fotografiada maravillosamente por Sid Hickoxc y ambientada por una perfecta música de Max Steiner. Una auténtico thriller negro que ofrece una exuberante química entre Humphrey Bogart y Lauren Bacall.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Que pena que no se entienda...
Finalmente alquilé "El sueño eterno". Casi le daría un 9, pero el guión es tan embrollado que te deja con la duda de si estás perdiendo facultades (algunas críticas van en este sentido). Me ha decepcionado en ese aspecto. Le doy un 6 con generosidad. Como decía aquel tal Alfonso Sánchez, crítico español "balbuceante" de hace unos años, una buena película es la que sabe contar una historia. Aquí falla Hawks, con una buena novela de fondo y un grtan Faulkner de co-guionista, el lío que arman es monumental. El resto es muy bueno: interpretación, diálogos (motivo importante de mi interés), fotografía, música. Que pena que no se entienda, al menos a la primera. Voy a volverla a ver pues me gustaría enterarme una poco más de esta historia llena de personajes. Quizás el error es meter a tantos que acaban desbordando al espectador, como yo y algunos más.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cine negro con y por excelencia
La unión de genios puede desencadenar un cúmulo de excentricidades o un producto, evidentemente, genial: en esta ocasión admitimos la segunda opción. La compleja novela de Chandler es como un río desbordado de nombres, personajes y sucesos continuamente avivado por afluentes de nuevas acciones que entremezclan y entrelazan meandros difíciles de seguir. Confieso que disfruté de la película con una libreta y un bolígrafo (como siempre hago con mi admirado Lynch) para no perder detalle de cada escena, anotando puntualmente el nombre y características de cada personaje para situarlos en los continuos diálogos y así no perderme en el maremagnum de información que inunda cada parlamento. Este argumento indomable es reconducido por el magnífico guión de Faulkner, Brackett y Furthman a una filmación posible que se completa con el buen hacer de Hawks en la dirección. Sí es cierto que algún cabo queda suelto pero también lo es que la mente del espectador está malacostumbrada a que todo cuadre a la perfección y se le ofrezca un producto masticado y perfecto; en un ambiente de juego, gánsters, asesinatos, chantajes, etc. dejar algo sin explicación no hace más que aproximar la historia a la realidad imperfecta en su esencia. Una inmejorable muestra de cine negro y de una historia trabajada al detalle.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Que te pego leche...
Bueno, para no extenderme en la crítica solo diré que a pesar de gozar de un elenco de artistas impresionante, el guión no ha estado a la altura de lo que yo esperaba. Diálogos estúpidos, claro que tenemos que centrarnos en la época en que se desarrollo la película para darnos cuenta de lo obsoleta que ha quedado a ojos del nuevo siglo, no obstante tiene esa atracción del cine negro americano gracias a la actuación siempre impecable del señor Bogart y como no de la maravillosa Bacall.
Hay films de este tipo mucho mejores que "The Big Sleep" para atestiguarlo. También creo que el doblaje de la película no se ajusta mucho a la realidad. Ademas el final es para partirse...
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La frágil versatilidad como humo que lleva el viento
Howard Hawks (1896-1977), colmó generosamente sobre su espalda y sobre su mente privilegiada, una extensa filmografía repleta de géneros. Es posible que su postura narrativa le venga de su vocación literaria, una de sus aficiones preferidas a caballo entre la producción y, sobre todas las cosas, la dirección. Respetado desde cualquier lado del Atlántico, siempre abogó por el buen cine, por el riesgo interpretativo, por los perdedores o por los ganadores, en fin, por un elenco de amplios y coloridos personajes con algo controvertido que decir.

En 1946 dirigió El sueño eterno, Philip Marlow (Humphrey Bogart) y Vivian Rutledge (Lauren Bacall) son dos personajes que se mueven en mundos opuestos aunque complementarios. Las primeras escenas nos sitúa en Sternwood, una acomodada mansión en la que se cuece la trama de lo que vendrá. Entre plantas de invernadero y largos tragos de coñac delegados, el General Sternwood (Charles Waldron) previene a Marlow, después de informarse sobre sus métodos de investigación, el deseo de encontrar al chantajista y usurero dispuesto a extorsionarlo por medio de las inmaduras veleidades de Carmen Sternwood (Martha Vickers) hija menor del general.

El complicado entramado del argumento nos va presentando a protagonistas que no se fían, matones que no dudan en hacer su trabajo, timadores de poca monta como Harry Jones (Elisha Cook Jr.), atentas dependientas de librería movidas entre inexistentes incunables y algún inusual y espiritoso trago acompañado (Dorothy Malone), o las invisibles naranjas de la librera Agnes Lozelle (Sonia Darrin) la persistente lluvia, gabardinas mojadas, sombreros de ala variable y atentas taxistas (Joy Batlow), complementan el necesario elenco humano y de atrezzo para las escenas que Hawks nos muestra en el metraje previo al desenlace de la trama investigada como humo que lleva el viento.

El sueño eterno nos proporciona un punto de inflexión en el cine negro para futuras producciones de este género. La propiciada noche, el callejón de las palizas y los matones a sueldo ponen en su sitio las pesquisas del incombustible sabueso dispuesto a solucionar los problemas entre traidores bancos de niebla, casas aisladas, siniestra arboleda y las incombustibles sombras de la noche propicias para las más descarnadas fechorías de los delincuentes Eddie Mars (John Ridbely), Joe Brody (Louis Jean Heydt) o Lash Canino (Bob Steel) entre el destacable grupo de los malos.

En The big sleep, Howard Hawks, uno de los directores más versátiles del cine (drama, bélico, romance, western, comedia...) dejó para su historia la irrefutable muestra de cómo se construye la oscura y tenebrosa trama en lo que los franceses dieron en llamar 'film noir' junto a los descriptibles elementos humanos y técnicos que la sazonan. Una irrefutable y paradigmática película con el inconfundible sello Hawks, el guión de William Faulkner, Leigh Brackett y Jules Furthman sobre la novela de Raymond Chandler, la excelente fotografía de Sid Hickox y la música de veterano Max Steiner. Una 'peli' de buenos y malos para disfrutarla, desde un cómodo asiento, la tenebrosa oscuridad del entorno propicio y la perturbadora compañía, o no, desde el otro costado del mullido asiento.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No entiendo nada de lo que pasa pero...¡que maravilla¡
Se juntan el Dream Team cinematográfico de aquella época, Howard Hawks en la dirección rindiendo como siempre a nivel extraordinario,un Willian Faulkner rindiendo como en sus novelas y con una pareja de protagonistas en estado de gracia, Humphey Bogart haciendo de un "pequeño" Marlowe ,(ya que en las novelas de Chandler el detective es un hombre corpulento), pero conservando la ironía, chulería,sentido del humor e inteligencia del Marlowe literario y como pareja de Bogart, una maravillosa Lauren Bacall destilando una maravillosa belleza y una gran seducción,una mirada tremenda,comiéndose literalmente la pantalla con escenas fantásticas como la de la llamada a la policía,donde se aprecia el tremendo magnetismo que tenían los dos como pareja, en un golpe de genialidad de un guión que en su conjunto flaquea por la falta de comprensión total de su historia,de todos modos aunque no se entiende nada,llegando por momentos a crear una enorme desconcierto en el espectador,su tremendo poder de sus imágenes (increíble que tenga 72 años este film) y unas actuaciones completamente fantásticas hacen de este film,pese al guión, una auténtica obra de arte.
Uno no entiende nada de lo que pasa,pero me da absolutamente igual, puro cine
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
10
EL CINE
Para mí, la mejor película de cine negro de la historia del cine.

El Sueño Eterno “the big sleep” es una novela muy interesante de Raymond Chandler que leí con unos 14 años, me sorprendió tanto que pensé en como nadie había pensado en ella para una película. Por aquella época no había internet ni similar y desconocía la existencia de la misma. Casi un año después conseguí ver la película y quede profundamente fascinado.

Centrándonos en la película exclusivamente, la película es un clásico de cine negro, detectives, tramas turbias, personajes grises (ni buenos ni malos) y un guión con demasiadas fisuras. Por desgracia el principal problema de la película es este, el guión tiene demasiadas vueltas que el montaje final de la película no acaba de aclarar.

El problema viene por la censura americana de la época, gran parte de la trama tiene connotaciones sexuales, y como bien sabemos la violencia se tolera en el cine americano pero no el sexo (ni insinuado). La homosexualidad tampoco era bien vista en el cine por lo que se tuvo que hacer un guión con demasiadas fisuras. Esto se traduce en que para entender perfectamente la película hay que verla un par de veces y en versión original porque creo que es el peor doblaje (ya de por sí nefastos en los clásicos) que he visto en mi vida.

Las interpretaciones son lo que hace que la película se salga de escala, Bogart en su mejor papel, Bacall en el suyo, unos secundarios de lujo y una escenografía excepcional. El director presto mucha atención a los detalles, fíjense bien en algunas de las escenas porque tienen detalles que después hemos visto en cientos de películas. Quizá no invento el género, pero Howard Haws fue uno de os grandes exponentes del cine negro junto con uno de los mejores directores de la historia del cine.

Por último no quiero dejar pasar la oportunidad para polemizar sobre “El Halcon Maltes”. Sí bien la película de John Huston es una gran película (también puntuación máxima) no deja de estar un punto por debajo de esta, siendo dos obras de genero sobresalientes, el punto de Haws en la gestión de la trama me parece insuperable (a pesar del montaje y los cortes)
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
Una negra historia del maestro Chandler edulcorada
La película està bastante bien llevada, pero no es una de mis favoritas porque desmerece la dura historia de Chandler y en algunos momentos me resultó confusa. La realización y la fotografía me gustaron; pero, insisto, en algunos momentos cae en la infantilidad con tanto pudor por mostrar los hechos tal como se idearon. Humphrey Bogart, fantástico!

Si alguien no entiende lo que digo, que vea la versión de los años 70's, de Michael Winner. La película es peor, no obstante, muestra claramente los vicios y la corrupción humanos que oculta la primera.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
9
CINE NEGRO-NEGRO, COMO EL CAFÉ DE UN BAR DE CARRETERA
Esta es una película que he vista ya unas cuantas veces y de la que sigo disfrutando. Será por la sugerente fotografía en b/n, será por la mirada pícara de Lauren Bacall o por las perversas niñerías de la hermana, será por las ácidas ocurrencias del detective, será porque el papel de jicho recae en un Bogart que consigue que ya nunca puedas leer a Chandler sin verle a él haciendo de Philip Marlowe. Por cierto, parece ser que para el novelista su actor ideal para el papel hubiera sido Cary Grant. ¿Alguien se le imagina haciendo de poli cínico peleado con el mundo? Desde luego a estas alturas, ya no. Decía, pues que disfruto del visionado de este film una y otra vez, pero ¿acaso entiendo algo de las idas y venidas de los personajes? ¿Sé a qué se dedican en realidad los falsos libreros, o si las hijas del viejo del invernadero son buenas o malas, o solo a ratos, o acaso sé algo de ese famoso Reagan que nunca llega a salir en pantalla? Pues no, miren, y ni falta que me hace. Me consuela pensar que los propios guionistas tampoco lo sabían.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
Veeeeeenga vale, le pongo un 7.
La peli mola porque tiene algunas respuestas ingeniosas, y porque, sin saber muy bien como, no te enteras de nada, pero te tiene enganchadillo. Tiene humor pretendido y no pretendido, pero funciona igual.

Recomiendo leerse algo de la trama ANTES de verla. Resulta paradójico ¿verdad?. Este debe ser de los pocos casos en los que un buen spoiler a tiempo se agradece.

Pero vamos, como mito peliculero, lo que se dice mito....pues mira no.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
10
Sueño eterno
Película famosa por su compleja trama, por la interpretación de Bogart como Marlowe y por su emparejamiento con Lauren Bacall, con la que estableció una relación especial tanto dentro como fuera de la pantalla. El sueño eterno es también una evocación claustrofóbica y fríamente humorística de la jungla urbana de la obra de Chandler.
[Leer más +]
4 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
El sueño eterno
Menuda pléyade de astros hollywoodienses: Humphrey, Bacall, Hawks, Steiner y hasta Faulkner y Chandler. Todo un despliegue de músculo para alzar la novela de Raymond Chandler, de la cual tengo que recuperar mi reseña literaria de su lectura, pero recuerdo que pasó sin pena ni gloria.
Howard H. se embarulla en el guión, adaptación. Su transmisión a imágenes queda atropellada, las situaciones que plantea el guión entran en algunas ocasiones con calzador en la historia que se embrolla de tal manera que la trama se debilita.
En el manejo de la cámara, su director se muestra correcto, simplemente, sabe colocarla en el ángulo adecuado, nada de experimentos eso queda para los chicos fuera del ámbito hollywoodiense y nada de poética. Deja desempeñar sus papeles a los actores y actrices que para eso son las estrellas y que hagan lo que tengan que hacer delante de la cámara.
Humphrey Marlowe o Marlowe Humphrey cuenta sus chascarrillos, lo cual parece hacer enloquecer al personal femenino, estando a veces ingenioso y chispeante y otras sonrojante, ahora que él es muy profesional y despliega sus dotes de actor ante el diálogo que le proponen, valga en su descarga.
Una actriz con registros no es necesario que radie sus sentimientos, le bastaría con un gesto del rostro. Lauren B. pasa del odio al enamoramiento sin mover un músculo en su expresión, menos mal que una frase suya nos descubre si está poseída por Cupido o por los anti todo.
No nos engañemos, El sueño eterno es una de esas películas que con otros nombres en sus créditos o producida en un país exótico sería olvidada al día siguiente.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
El bostezzzzzzzzzzzzzo eteeeeeeeeeeerno
- Hola, muñeca, me llamo Bogart, Humphrey Bogart, pero todos me llaman Marlowe.

- Y a qué debo su inoportuna visita, señor Bogart Marlowe?

- Estoy aquí porque he venido. Me envía Hawks, Howard Hawks.

- Hawks es ese señor que pilota aeroplanos y que está como una chota?

- Eso ha debido decírtelo el bueno de Chandler, Raymond Chandler, pequeña.

- Chandler es ese escritor al que no entiende ni su madre? No tengo el gusto.

- No mientas, nena. Aunque éste sea mi quinto whisky de la mañana no soy fácil de engañar.

- Según William Faulkner le caen a usted un par de botellas diarias. Estará siempre ciego.

- Te equivocas, encanto. Ninguna zorra ni ninguna botella ha conseguido tumbarme aún.

- Y bien, señor Marlowe, qué turbio asunto le trae por mi modesto hogar?

- El general me ha contratado para que le solucione un par de problemillas.

- Y esa parálisis facial que luce es producto de algún tratamiento de belleza?

- No te equivoques, muñeca. Mi cara de póker no es cosa del botox.

- A ver, puedo pellizcarle la mejilla a ver si se mueve un milímetro?

- Aparta, encanto. No intentes sentarte en mis rodillas mientras estoy de pie.

- Señor Bogart-Marlowe, sea lo que sea lo que quiere saber, no sé nada.

- Si intentas engañarme lo vas a pasar muy mal, pequeña.

- Es usted muy persuasivo, debe de ser muy bueno en su trabajo.

- Nena, hay tres maneras de hacer las cosas: bien, mal y como las hago yo.

- Y supongo que mi padre le habrá pagado sustanciosamente por su trabajo.

- Así es. Me ponen nervioso los tipos a los que no les interesa el dinero.

- Le repito, señor Marlowe, que no sé nada.

- Muñeca, canta rápido porque no tengo todo el día y hablar me cansa.

- Siempre desconfié de los hombres callados; sólo dicen chorradas.

- Bueno, nena, me lo cuentas por las buenas o tendré que ponerme desagradable?

- Piérdete, Marlowe. Con ese tonito de chulazo aburres hasta a las cabras.

- Pequeña, estás siendo muuuuuy mala. Tendré que darte unos azotillos.

- Marlowe, te has equivocado de peli. Anda y tira para las "50 sombras de Grey", payaso.
[Leer más +]
7 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo