arrow
5
Vaya tostón
Que películas como ésta se consideren entre las más grandes de la historia del cine no es sino una prueba de que los gafaspasta invaden nuestro mundo a pasos agigantados. Personajes arquetípicos (el único interesante, el anciano padre de Bacall, que protagoniza la mejor escena de la película; lástima que no vuelva a aparecer), trama indescifrable (y que no despierta ningún interés en el espectador), machismo que por obvio y flagrante llega a ser ridículo, escenas de "acción" lamentables, una resolución estúpida... Lo único interesante, la química Bogart-Bacall y algunos toques de humor socarrón, que no sirven para levantar mi valoración de este bodrio sobrevalorado. Las 5 estrellas que le doy son generosas, y haciéndome cargo de las limitaciones de la época en que se rodó (aunque en esa misma época, incluso años antes, ya se rodaban grandes películas como "Tiempos Modernos", "Casablanca" o "El halcón maltés"); si esto se estrenara hoy, de las 3 estrellas no pasaba.
[Leer más +]
26 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
BOGART Y BACALL EN SU APASIONANTE LUNA DE MIEL CINEMATOGRÁFICA
Notable sin duda, pero me parece excesivo la magnificencia que se le concede a esta obra por todos los lados y costados.

La excelencia de este filme no está precisamente en las constantes idas y venidas de los personajes de un escenario oscurecido a otro más o menos lo mismo, ni en lo aburrido, pesado e inentendible que llega a hacerse el guión en la práctica totalidad del desarrollo; la excelencia si la hay está en la pareja de Humphrey Bogart y Lauren Bacall, en sus magníficas interpretaciones donde se percibe, casi salta desde la pantalla a los espectadores, la IMANTACIÓN AMOROSA que había entre ambos y que estaba en su máximo esplendor (en la "luna de enamoramiento" existente entre este hombre y esta mujer ligados sensual y sexualmente en el año 1945, en el mismo año en que comenzaron este filme); se nota en sus miradas, en su complicidad vivencial que transfieren a sus personajes en esa pugna deseosa de tira y afloja, en su TENER AMORES que era de verdad, todo lo cual traslucen de forma impecable y realista desde sus propias vidas a las secuencias y trama del filme.

Sinceramente, sólo por estar ante el encuentro entre Bogart y Bacall, siendo testigos de la relación que entre ambos van cociendo, de la imantación mutua y de su cuerpo a cuerpo con roces y besos, merece mucho verse este "sueño eterno". Por lo demás se trata de un tostón, una obra plomazo del cine negro.

Fej Delvahe
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Aire puro
Los diáologos son impresionantes. Uno tiene la sensación de disfrutar con cada escena y olvidarse por completo de la compleja trama, ya que da igual quién sea el asesino, dónde está Reagan, y a qué juega Bacall. Lo importante es ver a Bogie en estado puro: seco, arisco, fuerte, dominante. Hawks nos regala su mejor película y a uno le queda una sensación de total perturbación cuando aparece The End
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
O como el caos invade la escena del crimen
Tras verla varias veces, todavia hay cosas que no sé. Pero tampoco importa. Lo menos interesante de la película es la investigación. Aquí domina el diálogo agudísimo, los actorazos, la química entre ellos y la atmósfera de una época dorada.
Humphrey Bogart se ha ganado a pulso la imagen del "detective privado", del ser cínico y desencantado de la vida que a pesar de ello sigue luchando por sus principios, aunque eso resulte anacrónico en el momento en el que vive. Y Lauren Bacall, no en vano llamada La Mirada, está impresionante en su papel de mujer fatal. Los diálogos entre ellos no tienen desperdicio! Ahí no hay química, hay electricidad.

Indispensable verla por lo menos una vez.
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Menos mal que no soy el único que no la pilla
Ya pensaba yo que era el único que no pillaba la trama, pero después de leer las críticas y documentarme sobre ella, ya me siento mejor. La película me parece buena, bien hecha, bien interpretada, con una química memorable entre la pareja Bogart - Bacall, un guión cargado de dobles sentidos y con frases muy buenas, sin olvidarme de la banda sonora, que también destaca. ¿Por qué no le doy un diez? Pues porque todavía sigo preguntándome de qué va la trama exactamente. No hay por donde cogerla. Eso sí, la película tiene algo que engancha, es dinámica y las casi dos horas pasan rápido, lo cual ya tiene mérito para una película de trama totalmente difusa y confusa.
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El sueño continua...
El sueño eterno se nos muestra como una autentica obra maestra, no solo del cine negro, si no también de la extensa filmografía de Howard Hawks y Humphrey Bogart. Adaptada de un relato de Raymond Chandler, la película alcanza los límites de complejidad y profundidad en cuanto a un buen guión se refiere; se dice que ni el director, ni el guionista, ni el autor supieron quién era en realidad el asesino, aunque se trate de una broma, esto sirve como ejemplo de la enrevesada trama de la obra. Refiriéndonos a los datos técnicos, reseñaremos que El sueño eterno fue rodado en 1946, de la mano de Howard Hawks, al que se le considera uno de los principales artífices del cine de gángsteres, gracias a Scarface, el terror del hampa.

La historia, enormemente compleja, como ya dijimos anteriormente, nos embauca en un caso detectivesco encargado a Philip Marlowe, un duro detective estadounidense, que se ve preso en un mundo de corrupción, chantaje y violencia. Inmiscuido hasta el fondo, Marlowe contará con la ayuda de Vivian, una atractiva mujer que esconde profundos y oscuros secretos en su interior. Un absorbente clima de tensión y sensualidad culmina este admirable guión de William Faulkner.

La cuidada fotografía de marcado aroma negro, unida al enorme potencial visual de la cinta, hacen de este, un título a imitar dentro de su género. Todos los movimientos de cámara, tornan su objetivo a lograr un universo cínico y feroz, de la misma forma, los encuadres presentan una visión desenfocada de un mundo peligroso e inseguro, que envuelve al espectador desde el primer momento. Ciertas secuencias causan verdadera admiración, caso de la escena que sirve como antesala al conflicto dramático. Marlowe entra en la mansión del general Sternwood, una vez allí vislumbra un desolador paisaje, el viejo general mata sus últimos alientos de vida consumiéndose en un invernadero, a más de treinta grados. Durante la entrevista el detective se empapa en sudor, mientras que el anciano le introduce en las contaminadas personalidades de sus hijas, un par de tigresas que aunque, lleven distintos estilos de vida, ambas se mueven en círculos viciosos de drogas, juego, sexo… La química Bogart-Bacall incide positivamente en un film, una vez más. Siendo la pareja de protagonistas, el mayor atractivo del reparto. El secundario más destacado, es Martha Vickers, que actúa en el papel de Carmen Sternwood. La música intensa y sugestiva, supone un agradable acompañamiento sobre las imágenes.

Un imponente ejercicio de dualidad desbordada, sencillamente genial.
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La película perfecta.
Basada en una novela de Raymond Chandler, con guión de Faulkner y dirigida por el maestro Hawks, sólo faltaban Bogart y Bacall ( y una memorable aparición de Dorothy Malone) para crear un producto absolutamente redondo. La viveza de unos diálogos geniales, recitados por unos actores en estado de gracia, dan un ritmo trepidante a la endiabladamente confusa trama, y la siempre firme y contenida mano de Hawks logra en cada plano la puesta en escena perfecta. Cine negro en estado puro, salpicado con un irreverente sentido del humor que hace su visionado aún más divertido.
[Leer más +]
13 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La imperfección perfecta
La trama sería tachada de indescifrable por las mentes racionales, realmente la primera vez que la ves no tienes ni idea de lo que está pasando, y tu mente siente que están jugando contigo al gato y al ratón. Pero a quién le importa, el truco no está en saber quién es el malo, sino en sentir, sentir la maltratada integridad de Marlowe, la humana dureza de Vivian, el esperanzado fatalismo del general Sternwood... Diálogos para recordar siempre, para aprenderse de memoria y disfrutar de su inteligencia e ironía. Cine negro en estado puro, encuadres de postal, crudeza sin adornos... Bogart, Bacall, Faulkner, Chandler, Hawks... ¿qué podría resultar sino una obra maestra?
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
«Y a cada minuto lo soy más»
¿Por qué se llama esta película «El sueño eterno»? Ni idea, de verdad.

Bogart y Bacall (hasta los apellidos se parecen, oye) nos hacen un despliegue de ironía, inteligencia y seducción digno de ser memorizado y llevado a la práctica. Claro que para que una pueda ser tan sofisticada como Lauren, enfrente tiene que haber un hombre tan seguro y tan simpático como Humphrey. Por favor, en serio, todos tendríamos que ser como ellos. Atención a cada diálogo, juntos o por separado, porque no tienen desperdicio. De paso, te partes de risa, especialmente con Bogart y su Philip Marlowe. Antológico lo del tenedor y la sopa.

La trama juega bastante al despiste, y es cierto que hasta el último momento todo parece en al aire. Pero tranquilos todos, que «El sueño eterno» no es tan rebuscada como pretenden hacernos creer y sólo es cuestión de quedarse con los nombres, lo único que puede darnos verdaderos quebraderos de cabeza. El personaje de Lauren Bacall también tiene lo suyo, así que muy atentos a sus intervenciones porque al final hay algún detalle que puede no quedar del todo esclarecido.

Así, con semejante feeling entre la pareja protagonista, un detective mítico y una historia que te obliga a poner en ella los cinco sentidos, la película entretiene y refresca. No te la pierdas.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Marlowe y poco más.
Película cumbre del cine negro, más por Humphrey Bogart y su personaje de Phillip Marlowe que por la trama en sí. El guión no hay por donde cogerlo, es prácticamente imposible entender nada, parece que el único que se entera de algo es Marlowe, el más listo de todos. La película tiene su interés para algunos por ser el principio del romance entre Bogart y Lauren Bacall, es verdad que hay mucha química entre ellos pero eso no arregla nada. Como la trama cuesta seguirla es mejor centrarse en Phillip Marlowe, su repertorio de frases machistas, irónicas y sarcásticas es memorable y lo más destacado de la película, aunque pocas mujeres aguantarían hoy en dia a un individuo como este.
En resumen Marlowe y poco más.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La Revelación de Marlow
Película increíblemente complicada en relación de la comprensión de la misma. Algo similar a lo que ha sucedido en mi crítica anterior: “La Dama de Shangai” y la similitud radica en que en ambas películas las imágenes crean una narrativa, en parte nutrida por la pasión Bogart-Bacall, Welles-Hayworth, respectivamente.
En “El sueño Eterno” Humprey Bogart esta en el rol del inolvidable detective privado Philipe Marlow, inmerso en este ingenioso thriller, con el arma de su esgrima dialéctica.
Decíamos que resulta difícil, describir, deducir y asimilar todo cuanto ocurre en el filme. Tanto así, que ni el mismo autor de la novela original entendía, ni aunque la viera tres veces. Y los guionistas no se acercaban a él, para asesorase. Algo casi impensable.
Y es que la historia tiene una “fauna” de personajes perniciosos en constante movimiento dentro de una atmósfera pavorosa. Y estos monstruos malvados y sofisticados amantes del sexo duro conviven con unas chicas apáticas y con drogadictos, asesinos y ninfómanas en este submundo denso. La acción es rápida y tensa mientras todos estos especímenes de esta colección de espíritus del error, hablan pestes al caló de su entorno. Y entonces el espectador se siente apabullado y confuso ante tales palabrotas. Pero todo este ambiente es el sueño erótico revelador de la leyenda Bogart. En un sueño simbólico y abstracto que no podemos resolver… solo admirar.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Liosilla, pero no es para tanto
Advertido de que "El sueño eterno" era una de las películas más enrevesadas de la historia del cine, me pertreché con una libreta y bolígrafo para ir anotando los nombres de los personajes que aparecían. Puede que gracias a este recurso esté en condiciones de afirmar que aunque el argumento es complicado, es desde luego completamente comprensible y fácil de explicar, salvo algunos flecos sobre los que tengo dudas: ¿a qué se refiere concretamente con "la mercancía"?, ¿quién mató al chofer? y sobre todo, ¿qué papel juega Vivian (Lauren Bacall) en este tremendo lio? (SPOILER). Aunque también admito que cuando la vi por primera vez hace tantos años que apenas me acordaba de nada, no me enteré lo más mínimo.

"El sueño eterno" supone una vuelta tuerca de lo que es el cine negro clásico: más muertos, más confusa, mujeres más malas y un héroe más chulo aún. En este sentido puede compararse con "El halcón Maltés" que es bastante más "suave" que la obra que dirige Howard Hawks. Ahondando en lo último, Philip Marlowe (Humphrey Bogart) está genial, no sólo por su dureza sino por su desbordante ingenio que sale a flote gracias a un montón de frases ya célebres. Él y Vivian construyen, sin duda, los mejores diálogos y como más de uno ha señalado, la química que transmiten ambos es brutal, cosa normal pues estaban casi recién casados.

Desgraciadamente la película se queda en la presencia del dúo protagonista, los diálogos brillantes y el ingenioso puzle que compone el relato, que no es poco, dirán algunos. Y es que parece que Howard Howks está más preocupado en desconcertar al espectador mediante la aparición de nuevos personajes y tramas que por contarnos una historia solvente, y no está en la que hay tantas cosas cogidas por los pelos. Parece que tal y como está planteado el argumento, hay algo de mucha más enjundia de la que en realidad existe. Es como si uno esperase que se profundizara en la historia de, por ejemplo, Carmen (Martha Vickers) en vez de ver ese incesante carrusel de secundarios que parece que no aportan nada salvo, claro está, la confusión.

No me resisto a valorar a las diversas bellezas que aparecen en "El sueño eterno", si dejamos al margen a la propia Lauren Bacall que nunca me ha parecido guapa y que de hecho estoy por afirmar que está más atractiva de mayor, casi anciana, que de joven. Yo prefiero a su hermana Carmen (pobrecilla, criada sin madre, con ese padre y con Vivian dándole tan mal ejemplo, es normal que nos saliera tan viciosa), la mujer de Eddie Mars (John Ridgely), Mona Mars (Peggy Knudsen) y especialmente la muchacha de la librería, que está tremenda, la actriz Dorothy Malone, el doble de Alicia Silverstone. Para que luego digan que las gafas afean a las mujeres.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Tiene un no sé qué en no sé dónde
No he entendido nada de lo que ha pasado en esta película, la velocidad con la que suceden sus hechos me han dejado botado iniciando el camino, que no he podido darle alcance. Es que aquella sarta de personajes y situaciones nombradas que nunca vemos, sino sólo a través de los diálogos de sus personajes, marean y de verdad. Pese a ello, la película me atrapó desde su comienzo, y me mantuvo atento a sus imágenes hasta el final. Es que esta película tiene un no sé qué en no sé dónde, que te crea la necesidad por descubrir lo qué es, que te llega a cautivar.

Eso sí, me queda la tarea de volverla a ver, para saber qué es eso que me cautiva.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El detective eterno.
Un par de años después se vuelven a unir el equipo de "Tener y no tener", para adaptar la novela de Chandler con el mejor detective Marlowe de la historia, y con el mejor actor para encarnarle, siempre en mi opinión.

Con una Lauren Bacall mucho más mujer, dejando atrás a la jovencita atrevida y sensual de "Tener y no tener", y acudiendo siempre a los silbidos de Bogart con el que la química no sólo no ha disminuido, sino que ha aumentado considerablemente, como el talento de la actriz, protagonizan este thriller de investigación policial donde se suceden los muertos mientras Marlowe va desentrañando la madeja de un guión excelente en los diálogos, pero farragoso en el resultado, con la misma casa como centro de operaciones donde empieza y acaba la película.

Una de las obras maestra del cine negro, magistralmente dirigida por el sempiterno Howard Hawks. Imprescindible para cualquier cinéfilo. Matrícula de honor, 10.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Me encanta.
Como dicen por aquí la trama es tan enrevesada que no se sabe bién a quién buscan, pero sólo por oir los GENIALES diálogos (por una vez la palabra genial es apropiada, estando últimamente tan desvirtuada) merece la pena verla. No tiene desperdicio ni una sola coma del guión, ni una.

Y ese machismo que rezuma me encanta para estos tiempos tan gilipollas que vivimos de lo políticamente correcto.

Y esas tías que salen, la que hace de hermana de Bacall, madre, ¡¡que buena está!!. Y la morena de la librería.

Caviar.
[Leer más +]
12 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El Gran Sueño (1946) (7.0)
Película monopolizada por la figura de Humphrey Bogart el cual se echa a cuestas todo el desarrollo de la obra y termina realizando una excelente actuación con una demostración de todo su talento. Pero la película en sí, tiene muchos vacíos tanto en el guión como en la dirección, personajes que saben cosas que aparentemente no deberían saber, personajes que encuentran directamente lo que buscaban sin ningún trabajo y un guión bastante enredado en su desarrollo. Muchas hermosas y atrevidas chicas, hasta en el papel de taxista, me imagino que fue una estrategia para atraer más público algo que en nuestro cine y TV actual es casi que un requisito para que una obra triunfe sumándole claro está las escenas de sexo. Extraña que tantos maestros cada uno en su oficio, no hayan hecho de esta una obra maestra. Una muestra más que cuando el guión falla no hay quien salve el barco de la tormenta.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Diálogos de ensueño
De la mezcla Hawks, Faulkner, Chandler y Bogart no puede salir un Phillip Marlowe malo. En absoluto. Bogart será el mayor y mejor representante de este detective salido de la mente de Chandler y tantas veces plasmado en el cine. En El sueño eterno (The big sleep) Marlowe es llamado por el patriarca de una familia para investigar los problemas de sus hijas.

Pero como toda investigación, la trama irá a más, y la relación de Marlowe con una de las hijas (Bacall) también. Sus diálogos son de lo mejor que se ha podido escuchar nunca, y aunque la trama es enrevesada y acabas perdiéndote, bendita desorientación si los oídos siguen oyendo hablar de una forma tan lúcida.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Raymond, que bien lo hiciste
Dentro de la novela negra el sueño eterno es a mi juicio la obra magna. Raymond Chandler crea un personaje con el que todos nos identificamos en menor o mayor medida, al que odiamos y queremos al mismo tiempo, y con el que vivimos, como si fuese nuestra propia persona, todo lo que le va pasando. La pelicula hace honor a la obra, aunque con algunos cambios de guión, que aflojan la trama. Hay personajes que no tienen el protagonismo que se merecen, y otros, como el de Lauren Bacall que se varían en exceso. De todos modos El sueño eterno es una de las mejores películas de todos los tiempos con un bogart en estado de gracia.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Llegar el primero
La pareja más importante del cine negro, con Hawks el trío eterno, el poder y la seducción que emanan va más allá de no ser muy alto, al sabueso le gusta beber en un vaso, cómo se bebía antes, se huele a tabaco y a corrupción, un insubordinado ante un nuevo caso, hijas alocadas envueltas en chantaje, no hay amigos, la sangre lleva inscrita el vicio, el tono de voz aumenta, hay dos personajes en búsqueda y aparece un detectivesco rotundo y redondo, se entrecruzan todos, un disparo, una foto, se puede ir más lejos?.

Es un juego que gusta, no hay tiempo para la honradez, amenazas a causa de fugas e infidelidades, el abanico de personajes se complica, la implicación lleva al acorralamiento para lavar la ropa ajena, tiene sus limitaciones propias del cine clásico, pero el estilo no es darlo por concluído cuando la carrera no ha terminado, los tipos con clase se comprometen hasta el final, las suposiciones llevan al éxito o al fracaso, uno es el amor, el otro la muerte.

"El sueño eterno" es un rodillo que va tropezando con personas a las que exprime, detalles milimétricos de cine artístico, otros simples para facilitar el desenredo, se perdonan, lo importante es ser el primero en la carrera, había demasiada gente que quería que lo dejara, el juego es pura dinamita que mantiene las preguntas, incluso el amor es una cuestión que se desarrolla en una resolución propia de uno de los mejores clásicos del género.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
LA MODERNIDAD DE LOS CLÁSICOS
Después de 66 años transcurridos desde su realización (quizá sea la quinta vez que la veo), el tiempo, no ha hecho otra cosa que acentuar las virtudes de “El sueño eterno”. Lo cierto es que volviendo a ver las grandes obras del periodo de esplendor del cine hollywoodiense, uno no tiene claro qué queremos decir cuando nos referimos a ellas como cine clásico. Si lo clásico se opone a lo moderno o a lo rupturista, calificar así a filmes como “El sueño eterno” no carecería de sentido. La modernidad de la obra se hace obvia; el que, hoy en día, ya no se narre en imágenes al modo de Howard Hawks es debido sencillamente a que nadie posee el talento de este director ni está rodeado por un equipo técnico y artístico tan impresionante.

Sólo entendiendo lo clásico como el modelo de perfección que puede alcanzar un medio de expresión artística, seremos rigurosos al colgar este epíteto a la película de Hawks. Su imaginación narrativa, la brillantez, el sarcasmo y la brutalidad de los diálogos, la irrealidad extrema y turbia de la fotografía y los escenarios, la atmósfera de sensualidad a la que también contribuyen Bogart y Bacall (extraordinarios, los dos), el desasosiego que provoca una espiral de enredos y traiciones orquestada con precisión milimétrica y el magistral sentido de la medida con que se administran, hacen de “El sueño eterno” una obra inagotable.

En la secuencia inicial en casa del general Sternwood, los personajes del detective Philip Marlowe (Bogart), del propio general y de sus dos hijas quedan retratados a través de los intensos diálogos que Marlowe sostiene por separado con cada uno de ellos. Las interrogantes se han acumulado cuando el detective sale de la mansión de Sternwood: detrás del oscuro caso de chantaje para el que el general le ha contratado, se insinúa ya la desconfianza de la hija mayor de Sternwood, Vivian (Lauren Bacall), y el carácter perturbado de Carmen, su hija menor. La investigación de Marlowe se cifrará, fundamentalmente, en desentrañar la red de mentiras y coacciones que hay detrás de la desconfianza de Vivian y en determinar los vínculos que unen a ésta con los demás personajes.

La seducción del engaño se impone como un motivo constante. La complejidad de la trama crece siempre a partir de este motivo y alcanza tales extremos que el espectador llega a perder el hilo de la historia y la contabilidad de los muertos. Las imágenes son entonces tan falsas como las intenciones de los personajes que rodean a Marlowe. La sensación que deja volver a ver “El sueño eterno” es abrumadora e incita a juicios desorbitados. Pasa por este cine clásico como con la gran novela decimonónica: su revisión alienta la sospecha de que una y otra forma artística se han terminado perdiendo porque es imposible estar a su altura; que otras maneras de escribir y filmar delatan, inevitablemente, un reconocimiento de inferioridad. Recomendable para todos los amantes del cine.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo