arrow
4
Esta Annie es criminal, esta Annie es infernal...
Cinco horas han pasado desde que salí del cine, y aún no sé cómo digerir lo que acabo de ver. Vale, admito que me gusta más poner a parir una peli que a un tonto un lápiz y que, por eso, muchas veces parece que solo me fijo en lo malo. Así que, hoy, voy a intentar encontrar las cosas buenas. Vamos por partes.

Parece lógico pensar que hay que arreglar las canciones para que toda la banda sonora tenga cierta homogeneidad y no parezca que a cada una la haya parido una madre distinta pero, de ahí a verme incapaz de distinguir una de otra ni aunque me fuera la vida en ello, pues hay un trecho, la verdad.
Tampoco creo que hayan acertado mucho con las tres canciones nuevas: no aportan nada y, a cambio, nos han quitado alguna de la versión original que sí me habría gustado recordar. Si a eso le sumamos coreos alegres para canciones tristes y el peor uso que he visto en la vida de un tema tan emblemático (merecidamente o no, ahí ya no entro) como “Tomorrow”, pues me quedo con las ganas de sacar algo bueno del apartado musical. Pero no me rindo. A ver... ya sé: el guión.

Esto... guión? O serie de acontecimientos dejados totalmente al azar? Creo que la historia original es muy poco adaptable a la actualidad. Y también creo que los guionistas lo creen (valga la redundancia) pero, en vez de plantarse y admitir la derrota (algo así como: “chicos, esto no se puede adaptar; vámonos a casa y quedamos mañana para escribir otra cosa”), deciden colar un hecho fortuito cada vez que no saben cómo hacer avanzar la historia. O sea: Potra 1 – Motivaciones 0.

Del reparto no puedo decir mucho. La mayoría de actores no están especialmente mal (sobreactuaciones de Díaz y Cannavale a parte) pero, los personajes están tan desdibujados, que no tiene sentido la mitad de lo que hacen. Me quedo con Jamie Foxx, que es el único que me ha arrancado alguna sonrisa. Y la niña Wallis (soy incapaz de escribir su nombre, jeje) es bastante menos odiable de lo que tenía previsto. El pequeño goteo de cameos también hace la cosa más llevadera.

Lo bueno serán los toques de humor, entonces. Si frases como “disfruta la fruta” naranja en mano, o gracietas del tipo “Esto lleva ricotta? Pues qué rico tá” son lo tuyo, estás de suerte. Yo soy un poco simplona y me río con cualquier cosa, así que puede que de aquí haya sacado suficiente para el 4 que le he puesto (no suelo poner notas por debajo del 5). Pero el hecho de que lo que me ha parecido casi más gracioso de todo ocurra en el primer minuto, no dice nada bueno de la comicidad de la peli.

La dirección y el montaje (sobre todo en los números musicales) son un sinsentido y, como no me quiero hacer más pesada que las dos horazas de Annie, aquí dejo mi intento de ver solamente las cosas buenas. Espero tener más suerte la próxima.

PD: Soy consciente de que esta Annie me ha parecido tan mala, más por comparación con la de Huston, que por ella misma, pero hay pelis con las que me apetece dejarme la objetividad en casa.

PD2: No hay mejor Hannigan que Carol Burnett. No, no y mil veces no!! Ni siquiera Kathy Bates le llegó a la suela del zapato en la versión para televisión de Rob Marshall que, por cierto, le da mil vueltas a ésta aun siendo peor que la de Huston.
[Leer más +]
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Annie... otra vez.
Una historia almibarada y azucarada al extremo que conquistó al propio John Huston, tan amigo del whisky y poco amigo del más dulce ron, cuando se decidió a rodar la primera versión, la ochentera película que hoy se remakea.
Ese es el secreto. No busquen críticas de la película. No les servirán. Los críticos profesionales, los que ven las películas por dinero no podrán decirles lo que se siente dentro al ver una historia tan de moraleja como esta.
No es una gran película, no es una obra notable, pero es una comedia para el público familiar más que interesante.
¿Qué lastra la película para que no sea tan buena como la de Huston? Pues básicamente el reparto. La niña, Wallis, está estupenda, Foxx está bien, Byrne correcta.... Cannavale y Díaz horribles. Así, en orden decreciente de calidad según figuran en el reparto.
La película también cuenta con numerosos cameos famosos, entre los que destacaría el de Michael J. Fox, entrañable por la forma de introducirlo.
En fin, nueva película "rehecha" que al menos no traiciona el original y que casi encuentra su razón de ser al actualizar la historia en un buen porcentaje de su guión.
P.D.: Si bien dije que el trabajo de Cannavale y Díaz es horrible, debo reservar el puesto de DESASTROSO a otro trabajo, el de Will Gluck, como director. Nada que discutirle como guionista (aunque que su nombre sea mayor que el del otro en los créditos es lamentable) pero como director es un negado. Sorry, Will. Ojalá never Will.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Ni funciona ni hacía falta que existiera
De todos los géneros cinematográficos, creo que el musical es el más complicado de abordar. Sí, se puede hacer por relativamente poco dinero y no implica grandes gastos a nivel tecnológico. Pero una película bélica, o una cinta de superhéroes o criaturas gigantescas, se puede solucionar en la postproducción. Con los musicales hay que tener, como poco, algo de idea de lo que se está filmando y además hay que controlar muy bien el ritmo de las secuencias y la forma en la que la coreografía encaja con la letra de las canciones, entre otras cosas. Después de ver "Annie" todo lo anterior asalta mi mente porque quizá sea el peor musical que haya visto en años, un desastre perpetrado por el incompetente de Will Gluck, que es incapaz de mostrar un solo momento verdaderamente rítmico o 'musical' en el que se sienta que la música fluye con naturalidad. El montaje es malísimo en los momentos cantados, habiendo cortes cada cinco segundos, añadiendo primeros planos, o planos generales de la ciudad (?), o contraplanos con caras de asombro para que veamos de forma directa -y arbitraria- el impacto que la letra está teniendo en los personajes hacia los que va dirigida.

Tiene mérito haberse cargado así un material sólido, a todas luces, pues aunque no considero una gran película la "Annie" de John Huston y no conozco el musical de Broadway, en el primer caso es un film que encaja perfectamente como cine musical: secuencias con coreografías y momentos bien ejecutados, con ritmo, cierto sentido, y unas letras aplicadas a un contexto y lugar que funcionan. El "Tomorrow" de la Annie de 1982 explicita el deseo de esa niña de un futuro mejor. En la Annie de Will Gluck, el "Tomorrow" sólo reitera el drama mal ejecutado de la niña protagonista, por cierto de una de las formas más pobres que recuerdo. Vistas en paralelo (yo las visioné el mismo día, por aquello de comparar) se entiende que una sea mala y otra, sin ser buena, al menos sea aceptable y tenga algún momento interesante. Mención al margen merece el casting de esta nueva Annie, con unos niveles de infamia en los que Cameron Diaz brilla como la más hostiable del pack, interpretando a una cuidadora de niños que bien podría ser (y al menos esto es consciente, un personaje lo evidencia en el film) una mujer de la calle. Lo peor es cómo su interpretación está completamente condicionada por dirigirse hacia niños, sobreactuando hasta límites difíciles de soportar.

Lo mismo se puede decir del resto del reparto, que está ahí para reirle las gracias a Quvenzhane Wallis (que va a durar en el cine dos telediarios, por cierto) o para ponerle cara de lástima. Realización pobre, pero pobre de verdad, unas interpretaciones de ver y no creer y lo peor de todo, un guión que se pasa de obvio y que hace que los personajes cambien de motivaciones por motivos azarosos, sin absolutamente ningún trabajo de desarrollo (en el film de 1982 la cosa está infinitamente mejor narrada). Por no hablar del mensaje, claro... que en esta nueva versión es ciertamente peligroso. Lo único que se puede decir a favor del film es que las canciones no son malas, pero claro, son -salvo en tres casos- las mismas que antaño. Y las nuevas, escritas por Sia, personalmente me gustan ("Opportunity", "Who Am I?") porque soy muy blandito pero sus letras son bastante obvias, así que tampoco es que sean piezas extraordinarias. Cada punto otorgado a la valoración final va dedicado pues a cada una de las canciones que me gustan. Un generoso tres para una de las peores películas de 2014. Al menos, una de las peores salidas de un gran estudio.
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Anniemate y dale una oportunidad.
Para nada es aburrida, que tiene una historia muy típica (casi de Disney Channel) previsible y poco original, pues sí, es innegable. Obvio que 'Annie' no es una buena película, pero tampoco es mala, es un producto familiar sencillo y decente para disfrutar con los niños. Se trata de una nueva actualización del musical de Broadway del 77 basado en las historietas 'La pequeña huérfana Annie' de Harold Gray. Está protagonizada por la dulce niña Quvenzhane Wallis (Bestias del sur salvaje), quien junto a un magnífico Jamie Foxx y Rose Byrne son lo mejor de la cinta, dejando a una correcta pero exagerada Cameron Diaz en segundo plano. Cabe mencionar también las apariciones de David Zayas (el detective Batista en Dexter) y los breves cameos de Rihanna, Mila Kunis, Ashton Kutcher y Michael J. Fox. Los productores de la cinta son Will Smith, su esposa Jada Pinkett, y Jay-Z. Las canciones son todas geniales, en especial me quedo con 'It's the Hard Knock Life' y 'The City's Yours'.
Conmovedora, tierna y graciosa.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Criminal
Ya me veis aquí, en plenas navidades y comentando este musical revisitado y doblado (¿por qué, señor?).
Yo debería estar escribiendo sobre Sjostrom o Keaton, tal vez analizando la obra de los hermanos Mekas o el último Dreyer, mi talento se está desperdiciando inútilmente, tantos años de estudio intenso, de academias, internados, los mejores profesores, todo tirado a la basura de las grandes producciones.
No me lo merezco. Es injusto.
Unos segundos más de reflexión.... Un silencio valorativo....
La infancia puede con el monstruo. La niña buena es más fuerte que el político malo (valgan los groseros pleonasmos).
Dickens teletransportado a la era de instagram con niñas huérfanas en manos de la perversa (e inmensa) Cameron Díaz.
La ¿habitual? mirada sarcástica del cine yanqui sobre sus gerifaltes chanchulleros y demagogos.
En formato de cuento redentor y cantado, y a bailar que son dos días y no hace bueno.
Rose Byrne, Bobby Cannavale y Jaimie Foxx es gente con muchas horas de vuelo y suficiente fuerza y simpatía. Más la niña Quvenzhané, tan bonita como sosa, un colorín que adorna y unos números musicales que abochornan en su versión castellana. No encajan, no pegan esas voces con esos cuerpos, parecen más mayores o más roncas o más malas. El desastre es sonoro y cerrado.
En fin, no sé, seamos justos, hay muchas peores, con más pretensiones, insufribles, atorrantes; esta es ligera, fácil, amable...
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante musical, me esperaba mucho menos
Annie... la verdad es que me esperaba menos, la he visto esperándome poca cosa y al final no me ha parecido tan mala, no ha terminado de gustar a la crítica, aún que en taquilla no le ha ido nada mal, de hecho le ha ido muy bien, recordando que la película estaba para descargar en muy buena calidad.
Película que consigue lo que busca... no es aburrida en sus minutos de duración, a mi por lo menos no me ha parecido pesada o larga, aún que hay que reconocer que tiene más duración de la necesaria, veinte minutos menos no le habrían venido nada mal, no me ha gustado la mala dirección, Will Gluck es bastante mejorable como director, me he reído en algunas ocasiones, gracias al bueno de Jamie Foxx que como de costumbre está muy bien, por otra parte tenemos una de las peores interpretaciones de Cameron Diaz, las canciones no están mal y el guión cumple, además de ser bonita en algunas ocasiones, no busca ser una gran película, es un remake sencillo, recomendable de ver en versión original, en castellano pierde con el doblaje, 112 minutos muy recomendables de ver en familia, pasaréis un buen rato entretenidos, especialmente los críos, que lo pasaran bien con la niña protagonista y disfrutaran las canciones.
La historia es sencilla, está muy vista... pero lo que nos ofrece no está mal, muchas canciones y buena música, los personajes no caen mal y la mayoría están bien interpretados, no he visto la original y así seguirá siendo... no se si es un buen remake, pero como película musical y de entretenimiento me ha gustado.
No te esperes un gran guión... los diálogos entre los personajes no resultan aburridos, el reparto cumple con los personajes, la única que está por debajo es Cameron Diaz, nos ofrece una de sus peores interpretaciones, la verdad es que nunca me ha disgustado como actriz, pero aquí no está del todo destacable, muy buena Quvenzhane Wallis desde chiquitina nos está ofreciendo buenas interpretaciones, Rose Byrne como de costumbre muy bien y Jamie Foxx el mejor de todas las interpretaciones, muchas risas con su personaje.
En definitiva: no es una gran película... de hecho no lo busca en ningún momento, es una interesante película musical, recomendable de ver en familia, pasaréis un rato entretenido y nada más, la dirección es mejorable y puede sobrar algo de duración, aún que me esperaba mucho menos.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Decepcionante
No sólo por haberla visto en castellano (sí el de España, donde la gente cree que los doblajes son maravillosos y se niegan a las versiones originales), cosa que acaba de destrozar la ya de por sí floja "adaptación", sino por el total deje de banalidad que fluye a lo largo de toda la peli: una niña que se supone vive en una "casa de acogida" de mala muerte y se va a vivir con un millonario de dudoso gusto con la decoración, con exceso de pantallas LEDs en casi todas las paredes de la casa, smartphones de colores, sociópata que quiere ser alcalde y claro... el pobre, como buen político (me recordó a la mayoría de los políticos españoles), no conecta con el "pueblo"...
Supongo que la protagonista lo hace bien, pero con la horrenda traducción es difícil captarlo, sobre todo después de recordar la maravillosa adaptación al español de la versión anterior... que, sí.. esta sí que ha quedado grabada en mi memoria...
El único punto que podría encontrar a su favor es la cantidad de parejas "interraciales" que, en un país con los problemas de EEUU, parece que el mensaje es... necesario.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¿Hacía falta?
¿Qué necesidad había de hacer la peor reversión jamás hecha, de un musical que ya era malo?
Ni siquiera pudieron respetar el fisic to rol para el personaje de Annie. Y no vengan con pavadas de racismo ni nada por el estilo. El problema no es que Annie sea negra. El problema es que no sea peliroja y con pecas.
Algunas veces la apariencia de un personaje es un mero detalle. Pero otras, es la clave del mismo, es su esencia.
Bien ganado el Razzie.

Nota: 2.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Anniemalada
Curiosamente vi el primer tráiler de Annie hará unos meses y sentí tanta vergüenza ajena al verlo que me dije a mi mismo que ver la película sería un ultraje pero el póster que salió posteriormente me llamó la atención, vamos, el póster final. Curiosamente una película me puede espantar por un tráiler y sin embargo atraer por una imagen o un póster y en este caso ha pasado, no sé si sería el perro o ver a Jamie Foxx en cartel quien es lo mejor de la película de lejos.
No he visto la original que tampoco creo que sea una joya pero seguramente sea más aceptable y mejor montada que la cinta de Gluck, tipo que hizo una sorprendente Rumores y mentiras sacando lo mejor de Emma Stone y que aquí saca lo peor de Cameron Díaz curiosamente.
No soy fan de los musicales pero soy un pecador de la pradera al reconocer que me gustan aberraciones como la trilogía High School Musical o Footloose por poner ejemplos. Si películas como esas siendo sencillas y directas, claras desde el principio me han gustado, ¿porque no una película con aroma Disney y con un perrito tan achuchable en el cartel?. Porque Will Gluck ha hecho una película sin ganas, quizás con algo más de presupuesto de lo normal en este tipo de cintas por culpa del caché rebajado de los actores, pero sin emoción, sin gracia, sin apenas recuerdo de sus canciones, en apenas 6 días que han pasado desde que he visto la cinta no recuerdo ni una sola canción ni coreografía de lo mal y pobre montada que está. Ni siquiera el humor y la improvisación de algunos momentos se salva, salvo un aceptable Jamie Foxx que deja una escena, la única, bastante desternillante al principio de la película optando por la alcaldía relacionada con unos vagabundos. Wallis no emociona, no desentona pero tampoco impacta ni conmueve, su personaje es plano y artificial, la historia es la misma de siempre, por momentos parecía Papá por sorpresa de The Rock aunque al menos esa me reí y lo pasé bien, pero con esta donde vemos a un Bobby Cannavale pasado de rosca, ¿Dónde está ese adorable personaje de Blue Jasmine? y a una Cameron Díaz que desempeña la peor actuación de su carrera junto a la de Noche y Día.
En definitiva, Annie es una aberración, una animalada que merece ir a los Razzie y no a los globos de oro. Sin embargo no es tan tan tan horrible como pensaba al ver el tráiler, al menos me ha entretenido y lo he pasado bien con Jamie Foxx pero no es suficiente para una película de este tipo.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
los doblajes no siempre son aceptables.
La historia en si es aceptable, entretenida hasta cierto punto, pero es inaceptable que hayan doblado las canciones; con haberlas subtitulado sería más que suficiente. Estamos en una sociedad en la que, aparentemente, se valora el aprendizaje de los idiomas, en especial el inglés y en las escuelas se pretende día a día que los niños y niñas aprendan y tengan un buen dominio del idioma y nos encontramos ante .una película pensada para el mundo infantil que nos hace parecer analfabetos. Evidentemente esto no es responsabilidad de la película en si, sino de como la han trasladado a las pantallas españolas. Muy triste.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Remake que no impresiona
Lo bueno: Wallis y Jamie Foxx (para mi ellos salvan la película), es familiar, si llega a su destino es genial, para otro público una total cursilería cliche medio decente.
Lo malo: Cameron días, cannavale tienen unas exageradas pésimas actuaciones. (Otro razzie para Cameron por qué no?)

Mejor dicho yo no soy el tipo de espectador para este producto por tanto no me atrevo a decir si es buena o mala la película (así destaque puntos en ambas direcciones)
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Lo pudieron haber hecho mejor...
Una mala opción al ver películas es ver la primera adaptación y justo después un remake, sin embargo, nos puede brindar la capacidad para poder analizar las diferencias y darse cuenta si era necesaria o no una nueva adaptación, o si mejoró o al contrario empeoró la historia.

Para empezar, esta nueva versión de Annie, pierde el sentido de la historia, nos presenta una versión más sofisticada, pero al hacerlo provoca que el espectador no tenga tanta empatía con los personajes como bien se puede lograr en la primera versión. En este caso, el hacer una nueva adaptación era totalmente innecesaria, ya que por lo menos el fundamento que toma la historia original permite tener una correcta interpretación del musical y poder simpatizar con los personajes.

Otra cuestión es el hecho de que el aspecto coreográfico se pierde totalmente, si bien, las canciones logran dejar de ser un poco tediosas gracias al trabajo de Sia, que por cierto, hay algunas en las que eran innecesarios arreglos, solo se pueden observar pasos al azar y combinación de diálogos que nos hace preguntarnos si es simplemente una canción que ambientaliza la escena o realmente es parte de la historia. Un aspecto importante de cualquier musical es la capacidad de poder llevar con naturalidad una canción junto con coreografía (que hace que sea más disfrutable un musical).

El reparto, si bien es "bueno" y con "gran trayectoria", aquí se demuestra que no cualquiera puede hacer musicales; o se le pone mayor dedicación, o se contratan a actores y actrices con experiencia en musicales. Si acaso el único rescatable es Jamie Foxx, que bien, a veces da la impresión de querer tener mayor protagonismo pero que sigue demostrando que es capaz de actuar en musicales.

A pesar de que la historia puede llegar a ser disfrutable, el que tenga una duración de casi dos horas hace que llegue el punto en el que se vuelva tediosa la historia y esperes con ansias en que haya una canción que por lo menos te entretenga.

De la película me quedo con las canciones, porque las actuaciones y la historia llegan a un punto muerto. Y si la comparamos con la versión de 1982, deja mucho que desear, por lo menos esta Annie es más interesante que la de la primera versión.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Annie por Cine de Patio
Cuando en un musical las peores partes partes son las cantadas es que tenemos un problema muy grave, y no sólo por el extraño doblaje que se ha realizado en España, si no por unas coreografías extremadamente cutres que por momentos parecen improvisadas con varios errores de montaje. Si a esto le sumamos un reparto de caras conocidas carente de ninguna química en pantalla, lo que queda es un cuento de hadas ingenuo pero conmovedor, que si estuviera bien contado, mucho mejor dirigido y durara treinta minutos menos, podría acercarse al aprobado.

Más mini críticas en cinedepatio.com.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Annie
Y me siento con la ilusión e inocencia de una niña a rememorar la infancia y ¡ale!, tortazo en la cara, palomitas por el suelo y bebida derramada.
¿Acabas de verla?, ahora ves a youtube y visiona el tráiler de Annie 1982 de John Huston o 1999 de Rob Marshall, sólo el tráiler y..., ¡qué malas son las comparaciones!, y si has tenido la suerte de ver dichas películas o, incluso sólo una de ellas, no te digo ¡lo que te parecerá ésta!
¿Por dónde empezamos?, ¿por la sobreactuación de Cameron Díaz?, ¿por la falta de chispa y encanto de la protagonista?, ¿por la ausencia de pasión y atractivo, carisma o adrenalina en las escenas musicales?, ¿por la penosa escenografía?, ¿por secundarios de corte que entorpecen la ya torpeza de pega de sus protagonistas?, ¿por un Jamie Fox de magnate apuesto/aspirante a padre que más vale le recuerdes por Django?, ¿por la falta de interés, emoción o enganche a lo que sea que no te haga mirar la pantalla y darte igual si encuentra a sus padres o se la comen los rinocerontes?
Es un musical, ¿no debería vibrar y bailar mi espíritu al son de sus sonoras canciones?, sobre una huérfana, ¿no debería mi corazón derretirse y llorar de sentimientos que no aparecen ni suplicando a los responsables de esta tomadura de pelo que falta el respeto a su original por la desfachatez de su memo resultado y la osadía impertinente de no haberse esforzardo en acercarse, un mínimo, al nivel de calidad de su hermana mayor?
Veo pasar los minutos y sigo preguntado, ¿por qué?, ¿por qué intentar este remake?, ¡si ni siquiera la parte malvada me despierta de la somnolencia y la pesadez de no sentir nada y seguir esperando sólo por ese breve momento grandioso de volver a oír tan emocionante canción que consiga que salga el sol tras tantos nubarrones traídos por estos ineptos!
La gran pena es que los niños, aún por descubrir a tan fantástico personaje de la niñez, se queden aquí con esta imagen pobre de ¡la verdadera Annie!
Háganles un favor y ¡que vean las otras!, de todas, todas estoy seguro de ¡cuál será su favorita!
"¿Hay polvo en tus ojos?, no", en los míos tampoco y dudo que en los tuyos haya algo más que ausencia, nulidad y letanía aburrida donde gana la desgana y el vacío.
"Voy a extrañarte", yo no pues, la ruindad realizada con este clásico no tiene perdón, ni de Dios ni del gato con botas ni del sol que te mira incrédulo por haber mancillado y usado ¡su nombre en vano!
Acabemos de una vez, pon la esperada melodía y ¡alégrame un poco!..."El sol saldrá mañana, apuesta tu último dólar a que mañana habrá sol, sólo de pensar en mañana, borra las telarañas y el pesar, hasta que no queda nada, cuando estoy atrapada en este día, que es gris y solitario, yo sólo levanto mi barbilla y sonrio y le digo, el sol saldrá mañana, así que tienes que aguantar a mañana, que vanga lo que debe, mañana, mañana, te quiero mañana, estás a sólo un día de distancia..." hummm, probaré en inglés..."The sun´ll come out tomorrow, bet your bottom dollar that tomorrow there´ll be sun, just thinking about tomorrow clears away the cobweys and sorrow, till there´s none, when i stuck with a day, that´s grey and lonely, i just stick muy chin and grin and say ohh, the sun´ll come out tomorrow, so gotta you hang on till tomorrow, como what may, tomorrow, tomorrow, i love you tomorrow, your always a day away..."y, definitivamente, ¡ni siquiera la canción ha funcionado!
"Por una salida fácil", sin duda, ¡la han conseguido!

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
“Hay que jugar las cartas que te han repartido por muy malas que sean”.
Esta nueva versión de ‘Annie’ me ha resulta toda ella muy “artificial” y poco natural. En ningún momento logré sentir empatía alguna ni hacia los personajes (incluida la propia Annie) ni hacia la historia (falta de “vida propia”, y demasiado vista ya en muchas producciones de diferentes géneros; amén de ser un remake, algo que, en este sentido, la perjudica claramente).
En la cinta se nota, a nivel general, una alarmante falta de ternura (la persigue con diferentes escenas pero no la consigue) y se revela toda ella como un producto demasiado “preparado”.

Con las canciones pasa lo mismo que con el film, salvo alguna que otra, los 12 números musicales (creo que fueron 12) no resultan para nada espontáneos, y alguno de ellos se torna incluso ridículo (la canción de Jamie Foxx en el helicóptero).

-Lo mejor: El intento de Jamie Foxx por salir a flote en su rol. Una exageradísima Cameron Diaz que convierte (intencionadamente o no…) a su personaje en un esperpento andante del que es imposible no reírse. Algunos cameos y referencias cinéfilas.
-Lo peor: A la película le falta alma y ternura, y le sobra "artificialidad infantilizada". No se empatiza ni con los personajes ni con la historia. También citaré aquí a Cameron Diaz porque (real y curiosamente) merece estar tanto en “Lo mejor” como en “Lo peor”.

-Más en: www.cineycine.com
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Pobre Annie
Ay, Annie.
Pobre Annie.
Y pobre Will Gluck, que hace unos años hizo una comedia romántica más que notable llamada Con derecho a roce.
Esta Annie es un despropósito, empezando, y aunque resulte algo injusto echarle la culpa, por Quvenzanhe Wallis. La muchacha se esfuerza pero resulta bastante repipi e insufrible (¡y estuvo nominada al Oscar! inaudito). Sin embargo, ella no es lo peor. No en una película con Cameron Diaz haciendo el tonto continuamente y pasadísima de rosca, o con un pobre Jaime Foxx cual pulpo en un garaje (¿alguien se acuerda de aquel año glorioso de Ray y Collateral con Oscar incluido?). Lo peor es un guión terrible, un conjunto azucarado hasta la indigestión y una sensación de inutilidad permanentemente desde el primer minuto hasta el último. Ni siquiera las canciones del original escénico lucen, porque están rodeadas de demasiada tontería y de un aspecto visual bastante poco atractivo.

Lo mejor: Rose Byrne y Bobby Cannavale, que hacen lo que pueden, y que el resultado es lo suficientemente entretenido para una tarde de domingo aburrida.
Lo peor: Todo lo demás.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Annie 2.0.
No entiendo por qué tanta necesidad en hacer palpable que se trata de una mordernización de un clásico teatral. Las constantes referencias a las nuevas tecnologías y la música con sinfonía de ruidos, que no es para nada moderno, ya lo hacía Rouben Mulligan en los años 30 en "Amame esta noche", no están al suficientementel buen nivel que se espera de una producción de una major americana, como Columbia. Me imagino que para un youtube amateur daría el pego.
Dos horas larguísimas para esta trama repetida cientos de veces que no ofrece absolutamente nada nuevo ni original. Ni siquiera el desparpajo de la Wallis permite disimular tanto aburrimiento Incluso asoma esporádicamente la vegüenza ajena al ver a estellas del nivel de la Diaz o Foxx hacer verdaderas payasadas irreverentes. Más cuando se trata de una obra que tiene guión, ensayos. tomas y montaje, suficientes pasos previos como para poder comprobar que en su proyección lo único que se consiguirá es el ridículo.
La única que se ha salvado de la quema es Rose Byrne, que está muy guapa.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Remake innecesario
Como película (casi) infantil, este remake de "Annie" parece funcionar... pero resulta que no. Tiene un tufillo a anuncio de compresas que asusta. Las canciones estas destrozadas por una coreografía y puesta en escena que no ayudan al espectáculo. Todo huele a publirreportaje, está impostado y huele a ambientador de tienda Natura. Una puesta al día absolutamente innecesaria del musical Annie donde todos parecen tan falsos en sus papeles como los arreglos de las canciones. Por cierto ¿quien ha escogido a los cantantes de la versión española? ¿Porque los cantantes suenan tan diferentes de los dobladores? Es terrible y desconecta al espectador de esta falsa película con la que, de entrada, ya cuesta conectar. Todos los actores se esfuerzan pero no consiguen escapar del terrible ridículo que significa una puesta al día de este musical que pierde toda la esencia. Todo parece improvisado, es poco atractivo y suena a producto impersonal.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Una de las cintas musicales peor adaptadas y ejecutadas en la gran pantalla.
Adaptación contemporánea del musical de Broadway de los años 70 (a su vez basado en el cómic de Lincoln Gray); "Annie (2014)" pretende ser una comedia musical para todos los públicos que transmita moralina, humor, ternura y emoción... fallando por desgracia en casi todos estos aspectos, y convirtiéndose más bien en un tedio en casi todo momento.

Admito que el musical sobre esta huerfanita que conquista los corazones de los demás con su ternura no ha sido nunca uno de mis musicales predilectos, pero al menos siempre me ha resultado un entretenimiento tolerable con algún que otro número musical memorable y ciertamente emotivo (me agrada especialmente la versión para la pequeña pantalla de Rob Marshall). PERO, en esta "Annie" de 2014 me topo ante la peor adaptación que se ha hecho de este musical del mismo nombre.

Con unas canciones que se adaptan del musical original hasta el estropicio, con algunas otras nuevas olvidables (e incluso molestas para el oído. Ese primer número musical en la clase de Annie es realmente molesto (eso no es música, es ruido exasperante), y ese número musical a la hora de acostarse en la casa de acogida es irritante y tedioso (dan ganas de tirar las almohadas a las niñas a ver si se callan)), con unos números musicales tan prosaicos, caóticos y vulgares como lamentables (que no consiguen sino descuidar y renunciar a la emotividad que se puede obtener con una narración mucho más sensible a lo largo de estas canciones ("Tomorrow" es el gran ejemplo, y resulta en uno de los números musicales peor adaptados a la gran pantalla)), con unas interpretaciones desiguales y carentes de carisma y cercanía en lineas generales (y sin una química apta entre los actores), con una dirección mundana y tremendamente irregular en numerosos puntos, pero sobretodo con un guión excesivamente candoroso, aniñado y simplón... esta "Annie (2014)" consigue ser un tremendo fracaso a nivel argumental y artístico, y apenas logra ser digna para un multicine de sobremesa en Antena 3.

Desde el minuto uno se nos aparecen en pantalla unos personajes, no solo ya solo simples y livianos, sino además desoladoramente tópicos y unidimensionales. Cada personaje es tan artificial, huero y carente de matices y profundidad que llegan a hacerse detestables sin pretenderlo (tanto los que hacen "de buenos" como los que hacen "de malos con algo de corazón en el fondo"); desde la protagonista sin familia que resulta cargante por momentos, hasta esa (garabateada en el guión) madre de acogida interpretada por una sobreactuada Cameron Díaz, pasando por todas esas niñas de la casa de acogida con un solo y desdibujado matiz. Pero esta pobre edificación de sus personajes no se desarrolla para mejor conforme avanzan los minutos; la construcción de todos ellos se mantiene en ese bajo nivel... mientras los típicos acontecimientos de amor y redención se van sucediendo sin originalidad, trabajo y viveza. En "Annie (2014)" no encontraremos precedentes que justifiquen comportamientos o sucesos, personajes multidimensionales, drama intrincado... o tan siquiera un humor chispeante (las gracietas del guión de Gluck y McKenna resultan fallidas y vergonzosas casi todas ellas... y apenas consiguen algunas (contadas con los dedos) que logren levantar alguna sonrisa o mueca en el espectador).

En fin. Will Gluck lleva este mediocre libreto en ocasiones con acierto (con una elección de planos y edición corriente y mundana, pero ágil y grata; y con una puesta en escena fastuosa y agradecida), y en ocasiones de forma desastrosa (sucede que en otros puntos del metraje la elección de planos (demasiado cerrados) es un verdadero desastre, el diseño de producción terriblemente hortera y su colorida fotografía de contrastes es chirriante por minutos).

Los actores tratan de levantar este desastre como pueden, y algunos consiguen sacar un poco de oro (aunque Quvenzhane Wallis está olvidable y falta de carisma y calidez (y la pobre no es que tenga una voz que cambie el rumbo del film para mejor. Vale que no es Caballé, pero la pobre cría desafina demasiado (además de perderse en los playbacks), y reconozco haber escuchado hace años mejores voces entre mis antiguas compañeras del coro del colegio), al menos lega puntos de naturalidad y ternura en algún que otro minuto. Cameron Díaz siempre puede presumir de carisma... y aquí no es una excepción y transmite cierta complicidad y atracción, pero a la actriz esta vez le falta naturalidad en este personaje tan tópico y bobo. Y un cercano, innato y divertido Jamie Foxx se convierte por su parte en lo mejor de la cinta gracias a su cómoda presencia... a pesar de que también cuente con un papel memo) y otros ni eso logran (Cannavale, Byrne).

En fin. Esta "Annie (2014)" pudo ser muchísimo más emotiva, tierna, divertida e ingeniosa (pero esas interpretaciones incómodas, y ese tratamiento superficial, acelerado y algo caótico tanto del libreto y como de su puesta en escena lo impiden). Así pues, resultará difícil que tanto niños como adultos aguanten a ver todo este metraje tan escasamente inspirado y falto de alma. Nos tenemos que conformar con algunos ínfimos rescoldos de calidad de tanto en cuanto que resultan insuficientes para el conjunto.

Lo mejor: Los restos y residuos que el film deja de la canción original "Tomorrow" (al menos ciertas melodías y letras de esa estupenda partitura se mantienen). Jamie Foxx. El diseño de producción en algunos momentos del film (como en esa mansión de LEDs).
Lo peor: La falta de química y compenetración del reparto. Las coreografías y dirección de algunos números musicales. Algunas nuevas canciones que son un terror para los oídos. La excesiva simplicidad y candidez del insustancial libreto.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo