arrow
7
CON EL DEBIDO RESPETO A LAS OPINIONES AJENAS NO COMPARTIDAS
Leo el comentario de Francisco Marinero, crítico de El Mundo, recogido en Filmaffinity, y, con sinceridad, no entiendo nada. "Es un proyecto puramente coyuntural de la guerra fría". Respetuosamente y desde mi asumida posición de aprendiz : Me lo explique. Que en cine seré cero patatero pero mi licenciatura me costó mis buenos años de desgaste neuronal, o séase que de alguna culturilla presumo, amén de haber visto algún documental del Canal Historia.

1953: Muere Stalin. 1956: Kruschev critica al anterior régimen. Trabajadores y estudiantes húngaros buscan la renovación socialista con recuperación de la libertad de la clase obrera. Tanques soviéticos. Cómplicidad del gobierno húngaro. ¿Y la coyunturalidad? ¿Y la guerra fría? Es cierto que en aquel occidental contexto de "yankis buenos - rusos malos" propio de la tensión entre bloques de los 50, el film parece avalar la idea de crueldad comunista y brujas a la caza, pero es una visión que no debe llevarnos a engaño. Detrás de los tanques en la calle hay el drama humano de un militar. Y nos gustarán o no las películas con militares rusos vestidos de humanidad pero eso no justifica que las tildemos de "panfletarias" como hace el comentarista citado o de "petulantes" (sinónimo: chulo). Si bien la actitud del Mayor Surov (Yul Brynner) resulta chulesca por momentos, hacer extensiva tal actitud al resto del film de Litvak parece algo extralimitado.

Probablemente el drama sea "endeble", los hay más intensos. El romance a primera vista en un escenario sin concesiones sentimentales no ofrece demasiadas posibilidades. Sin embargo Litvak da fuerza a esa aparente endeblez y construye una película que intenta reflejar un drama nacional histórico y verdadero y hacerlo desde un argumento capaz de interesar a los espectadores. En este sentido podemos hablar del argumento "rutinario" del amor en los tiempos de las nacionalidades

Es posible que si el drama de un hombre atado a una nacionalidad y a un deber hubiese sido filmado por Douglas Sirk habláramos de obra maestra y sin embargo a Litvak, exiliado ucraniano, parece tildársele de juez y parte. Es como reprocharle a Lang que filmase Los verdugos también mueren, por cierto muy relacionada con La noche de los generales de Litvak.

En el fondo estamos hablando del drama personal de un hombre que busca sentidos a su existencia. Esa es su rutina o su originalidad según lo veamos. Y en esa busqueda hay conflictos internos que se transmiten con mejor o peor fortuna por mor de la interpretación, correcta, de Yul Brynner. Deborah Kerr, cumple en su papel convencionalmente maduro, si bien no estamos ante su mejor trabajo. Buenos momentos de Jason Robards. Robert Morley, grande, en lo artístico y en lo físico. ¿El conjunto?: Un film entretenido y tenso, romántico y digerible, con su realidad y su ficción como todos los films, con algunos defectos y algunas virtudes, y con un retrato de caracteres subsecuentes al conflicto mundial digno de encomio.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
CUANDO EL AMOR NO ES CORRESPONDIDO
Película amabientada en 1956 sobre un grupo de viajeros que van en autobús por Hungría y son interceptados por el ofical Yul Brynner, que les retiene. Esta película la vi hace tiempo pero verla no es perderlo, todo lo contrario. Yul Brynner está muy bien en el papel de oficial enamorado que hace malabares para ser correspondido en vano. La película hace reflexionar, y al mismo tiempo mezcla sentimientos con política formando una cinta interesante, ya que Deborah y Brynner ya habían trabajado juntos en otra peli como Anna Leonowens y el rey Mongkut. Es espionaje y la acción también están presentes en esta gran cinta, dándole vueltas y vueltas al por qué no? Desgarradora.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ay... Yul Brynner...
Si no fuera por otra cosa - que no es así - habría que recordar los gestos de Yul Brynner, su diferente y nada común`postura de galán, su gesto terrible al tener que sacrificar su caballo y el final de la película... No sean así... Hay películas que siempre quedan en el recuerdo. Una de ellas es esta. Véanla y después opinen.
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El miedo a los sovieticos.
Buena película acerca de la tensión que se vivió en la Hungría del 56. El país, bajo el yugo soviético desde el final de la segunda guerra mundial, afronta una revolución contra el régimen comunista dando una lección de valentía al mundo entero mientras que desde Moscú se ordena una respuesta dura y sin contemplaciones. Bajo este marco se desarrolla una histora acerca de un grupo de extranjeros que desean abandonar el país, llevando con ellos y sin saberlo, a un supuesto espía húngaro...
Un buen trabajo, en el que destaca la pareja Brynner y Kerr, además de un argumento bien desarrollado y sin fisuras.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un militar soviético busca la verdad
Ví la película cuando la estrenaron, sí puntualmente y con Franco, y no entendí nada. Vista ahora desde luego no es un panfleto sobre la guerra fría y asombra que los militares que aparecen no sean unos sádicos violentos. Desde luego estamos en la Hungría aplastada por su insurrección y no ayudada, por todos los pactos de posguerra.
Pero la historia es la de los personajes que viven la tragedia a nivel personal. Unos en los que su interés es huir aún a costa de pequeñas o grandes traiciones y otro que quiere saber lo que pasa y tiene un deber que cumplir.
Son dos niveles: el telón de acero y las consecuencias que tiene para los que lo tienen encima.
Por lo demás los diálogos son normales, incluso forzados o inverosímiles, y las interpretaciones normales excepto la de Brynner y Morley. Pero no esperen sutilidades.
El final, forzadito. La historia bien contada. No esperen la tradicional angustia de estar al otro lado. resulta que también cumplían órdenes. La razón de las mismas no tiene objeto aquí.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El Amor y lo imposible de algunas situaciones
Creo que lo mejor de esta película es lo imposible de la relación entre los protagonistas.Algo que nunca puede darse, pero que se siente, y con eso basta.
Un párrafo aparte la actuación de Yul Brynner, esas miradas profundas, tanto de pasión como de odio hacen de cada escena un acto en sí mismo.
Parece sencilla, pero hay algo escondido que acaba de mostrarse en los minutos finales.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo