arrow

The Big Land (1957)

The Big Land
Trailer
5,3
101
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Al finalizar la Guerra Civil norteamericana (1861-1865), se crea una fuerte corriente migratoria hacia las ciudades del Este. Los ganaderos de Texas ven entonces la ocasión de encontrar nuevos mercados para sus reses. Pero la única estación ferroviaria está demasiado lejos: en Missouri. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Big Land
Duración
92 min.
Guion
David Dortort, Martin Rackin (Novela: Frank Gruber)
Música
David Buttolph
Fotografía
John F. Seitz
Productora
Jaguar Productions
Género
Western
6
WESTERN SENCILLO Y EFICIENTE
Entretenido western realizado por Gordon Douglas, director de trabajos tan atractivos, entre otros, como esa obra maestra que es “La humanidad en peligro” o los meritorios “Chuka”, "El detective" y “Ahora me llaman Señor Tibbs”.

En este agradable film, protagonizado por el siempre eficaz Alan Ladd, se nos relata con sencillez -y sin enfatizar- un proyecto épico: el intento de creación de una ciudad, en un territorio alejado de la civilización, y el acercamiento a ella del ferrocarril para beneficiar a sus futuros ciudadanos –ahora humildes rancheros– con el comercio agrícola y ganadero de las lejanas y prósperas urbes.

Aunque los elementos originales no son su fuerte, es esa falta de pretensiones y la honradez de la propuesta la verdadera virtud que nos otorga la película, además de mostrarnos un elenco de magníficos actores como el propio Alan Ladd o Edmond O'Brien y Virginia Mayo, que modelan con suficiencia sus personajes.

Praderas, ganado, ciudades en formación, ferrocarril, asesinos sedientos de dinero, héroes… son los ingredientes –tan ineludibles en los westerns– que se conjugan con naturalidad en esta pequeña y agradable cinta, con un guion eficiente, una narración interna afianzada y correctamente dirigida.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Muy digna
La ausencia de críticas y la escasez de votos podría indicar que se trata de una mala película; pero no es verdad.

Gordon Douglas fue un interesante director con casi cien cintas en su haber; y con Grandes Horizontes superaba mas del 50% de una producción muy especializada en westerns, eso si, casi todos de serie B.

El guión de esta cinta es muy sencillo y convencional pero, carente de defectos, narra una modesta historia sobre un episodio muy épico cual era el intento de fundación de una ciudad por un puñado de granjeros y ganaderos para dar salida a sus productos.

Con un Alan Ladd del todo predecible pero muy digno, acompañado de Edmond O'Brien en un buen papel de borracho regenerado que borda la escena de la humillación que le lleva a la muerte y una Virginia Mayo que "adorna" sus escenas en un papelito muy de relleno.

Filmada en Warner Color (todavía poco brillante) y sin la adecuada técnica para las oscuras escenas nocturnas en la pradera.

Música sinfónica que acompaña bien toda la cinta con los silencios de debido respeto a los diálogos que lo requieren.

Las tres cuartas partes de la cinta están rodadas en exteriores lo que, en este género, se agradece mucho por el frescor que le imprime a una historia sin grandes pretensiones y que permite un visionado entretenido.

Me gustó mucho la comentada escena de la humillación de O'Brien y el modo de tratar la estampida nocturna a través de la calle principal de la nueva ciudad.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil