arrow

Fort Utah (1967)

3,8
45
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un pistolero que quiere cambiar de vida se cruza con una caravana y conoce a una mujer que dice ser artista. Ante el ataque de los indios, los supervivientes terminarán en Fort Utah. Una vez en el fuerte descubren que no hay soldados y, en cambio, se esconde allí una banda de atracadores liderado por un asesino enemistado con los indios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Fort Utah
Duración
84 min.
Guion
Steve Fisher, Andrew Craddock
Música
Jimmie Haskell
Fotografía
Lothrop Worth
Productora
A.C. Lyles Productions
Género
Western
5
Huyendo del pasado
Una de indios que tiene lo mejor en la presencia de Virginia Mayo, y lo peor en la dirección. Ha fallado por lenta en secuencias de acción que requerían rapidez y realismo, y por otras de aspectos teatrales apoyados por una descolocada música. De eso se resiente la cinta. Por lo demás es un film recio que rota sobre el encuentro entre un pistolero que quiere iniciar una nueva vida, y una bella dama que al quedarse huérfana tiene que recurrir a un matrimonio de conveniencia.

El pistolero (John Ireland) se identifica nada más y nada menos que como Tom Horn, y se describe como un hombre que quiere abandonar su antigua vida. Es evidente que no puede referirse al Tom Horn histórico que fue un matón y terminó en la horca, hay una película sobre él protagonizada por Steve McQueen, Tom Horn (1980). Aquí da más el pego de un santo varón.

Por lo demás, cinta demasiado convencional.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Estertores de un género
Cochambroso western urdido en la factoría de A.C. Lyles, un vivales que en los años 60 dio vía libre a una serie de películas del género habitadas por estrellas en decadencia y/o avejentadas, mal escritas, generalmente por Steve Fisher, y dirigidas por gente cuyos mejores tiempos habían quedado atrás (aquí, el rutinario Lesley Selander). Narra la consabida historia del desaprensivo que provoca problemas con los indios con tal de enriquecerse. Por supuesto, un abnegado ex pistolero procurará deshacer sus planes. El rota, en este caso, es un cansado John Ireland, cuya carrera (más bien un carrerón) desarrollaría sus últimas etapas en Europa, en producciones cada vez más miserables. La bella de turno es una de nuestras bizcas favoritas, Virginia Mayo, cuyo escote es lo único valioso de este birrioso film, que se arrastra hasta el consabido final tras una serie de tiroteos y combates contra unos indios tan fatigados como el resto del elenco de viejas glorias. Recomendada sólo para fanáticos del género.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil