arrow

Noriko no shokutaku (Noriko's Dinner Table) (2005)

Noriko no shokutaku (Noriko's Dinner Table)
Trailer
6,5
229
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Secuela del film de culto "Suicide Club". Esta nueva película de Sion Sono cuenta la compleja historia del fracaso y reconstrucción de una familia japonesa. La trama gira alrededor de Noriko, una adolescente insegura e insatisfecha que vive con su madre, su padre y su hermana en un pequeño pueblo. Para escapar de una realidad sin futuro, Noriko empieza a visitar la web Haikyo.com, una red social donde comienza a chatear con otras chicas como ella. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Noriko no shokutaku (Noriko's Dinner Table)
Duración
159 min.
Guion
Sion Sono (Novela: Sion Sono)
Música
Tomoki Hasegawa
Fotografía
Souhei Tanigawa
Productora
Mother Ark Co. Ltd
Género
Drama Terror Familia Internet / Informática J-Horror Secuela
7
El círculo de la vida
Sin duda la cinematografía japonesa goza de una condición categórica bastante definible, si bien no ajena a las temáticas, estilos y géneros occidentales, sí creadora de una personalidad bastante propia inspirada en su iconografía, cultura y costumbres, resultando en una variante muy pintoresca: el Drama de época: jidaigeki, el Cine de yakuzas, el J-Horror, el Anime, los Kaijus, entre otros. Dando lugar a una estela de directores y guionistas de los cuales en mi limitado saber y con referencia en mis gustos puedo destacar a Hayao Miyazaki, Takeshi Kitano, Takashi Miike y Sion Sono. Con el fin de apreciar mejor la inquietud creativa de este último, poeta nato que en su búsqueda constante de expresión encontró en el cine la óptica idónea, decidí ver y comentar parte de su filmografía (ya lo he hecho con Why Don't You Play in Hell?, Himizu y Cold Fish).

Suicide Club (2002) significó no sólo su primer éxito comercial en Japón sino mundialmente, hoy en día una película de culto imprescindible del J-Horror, en ella a través del suicidio ritual/grupal exponía los vicios del nuevo milenio tendientes a la enajenación juvenil y la incomunicación familiar, orquestado por la creciente tecnología y su accesibilidad, así como su impacto cultural en una generación adolescente atestada de artistas pop. Un título que le dio material para una novela, un manga y una precuela/secuela (bien puede ser ambas y ninguna)... quizá más propiamente debe ser entendida como un spin-off, ¿por qué? Por que es un error gravísimo considerar a Noriko's Dinner Table como una secuela o una precuela de Suicide Club.

Noriko's Dinner Table aborda desde una perspectiva completamente distinta lo acaecido en Suicide Club. Si bien existen constantes referencias al Club del suicido no son éstas el eje principal ni el impulsor de la trama, aporta una concepción del club, del círculo, sin embargo nada que contribuya en forma a su origen o finalidad. De hecho podrían ser películas completamente independientes. El motor de La mesa de cena de Noriko recae en la disfuncionalidad familiar, la enajenación e incomprensión entre estos elementos filiales y su subsecuente angustia existencial adolescente. Su constante búsqueda de llenar esos vacíos en pro de hallar una identidad, y la seriedad que le dan los japoneses a la transición de la mayoría de edad.

Un drama ilustrado de forma epistolar a través de cada uno de los personajes principales, donde en más de dos horas, con un ritmo parsimonioso (lento para algunos) y bastantes diálogos nos acerca a una tragedia familiar de amargura y corazones ensombrecidos, suscitada por una poco sociable y un tanto patética Noriko y su intento de rebelión y búsqueda de su yo –contacto consigo misma– evidentemente influenciado por tópicos, historias rosas y estereotipos juveniles, y alentada por sus fanáticas incursiones al “cyber mundo”, esas salas de chat y foros que tan populares y adictivos fueron en los años... por ahí de 1999-2003. El inicio de un ciclo de decadencia de ella y toda su familia en una sociedad ya muy abatida.

Sin duda el tema es viejo, y a más de 10 años hasta podría decirse “pasado de moda”. Aún así es un filme que consigue interesar y quizá en algunos revivir con nostalgia momentos de su vida (yo sí vivi el auge del chat y los foros del año 2000). Por otro lado maneja ideas atractivas como la des-personalización mediante este negocio de las familias de alquiler. Me encanta el negocio de las familias de alquiler.

Una película que resulta amena y soportable en toda su extensión si no buscas una relación directa con Suicide club, si no pretendes encontrar una pieza de J-Horror o un Thriller de intriga. Noriko's Dinner Table debe entenderse como un drama.

http://teatro-vandrian.blogspot.mx
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1