arrow

Ariel (1988)

Ariel
Trailer
7,4
1.855
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Taisto Kasurinen es encarcelado por un crimen que no ha cometido. En la cárcel sólo sueña con dejar su vida y empezar una nueva fuera de su país. un día consigue escapar pero las cosas no saldrán tal y como las había planeado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Finlandia Finlandia
Título original:
Ariel
Duración
74 min.
Guion
Aki Kaurismäki
Música
Olavi Virta, Rauli Somerjoki, Taisto Tammi, Bill Casey, Melrose
Fotografía
Timo Salminen
Productora
Villealfa Filmproduction Oy
Género
Drama Crimen Drama carcelario Comedia dramática Comedia negra
8
¿Con qué sueñan los finlandeses?
Sorprende gratamente esta película por múltiples factores:

a) un existencialismo en estado puro como pocas veces he visto.

b) lo mal que trata el director a sus personajes y lo bien que le caen a una por eso mismo.

c) lo valiosos que son los pequeños detalles cuando la vida se reduce al trabajo y al frío que hace en Finlandia.

d) lo que da de sí un descapotable.

e) la justificación de acciones éticamente reprobables cuando de lo que se trata es de que alguien injustamente tratado dé un paso más hacia un bienestar merecido y constantemente negado.

En definitiva, una excelente película, desprovista de esteticismo y de pretensiones. Un director de pocas palabras, de los que llegan muy dentro.
[Leer más +]
59 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un “detergente” de toda confianza
Aunque Kaurismäki había dejado parte de sus esencias en su acercamiento a los clásicos (“Crimen y castigo” y “Hamlet se mete a hombre de negocios”) y tanteó con el humor absurdo en la inclasificable “Calamari Union”, es en “Ariel” donde explotó el verdadero cine del director que surgió del frío.

“Ariel” bebe de Bresson (“El dinero”) pero sondea el cine negro (esa referencia de “El último refugio”) en un filme que muestra las pautas cinematográficas con las que Kaurismäki no ha dejado de fascinar.
Previa a “Luces del amanecer” y un año antes de su mejor y definitiva película (“La chica de la fábrica de cerillas”), el finlandés que se negó a llevar su última película a los Oscars por no estar de acuerdo con la política del tito Bush, realiza un ejercicio inédito sobre los cimientos del cine noir, los marginados de una sociedad que siempre serán “culpables” incluyendo sobredosis de humor negro y mala leche.

El tono elegido para narrar las andanzas dentro o fuera de la cárcel de Taisto Kasurinen la convierten en una rareza de diferentes amalgamas y territorios cinematográficos y a partir de “Ariel” el cine de autor encontró lo poco que le quedaba por rastrear.
[Leer más +]
39 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil