arrow

Mädchen in Uniform (1931)

7,3
487
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Manuela es una adolescente que es enviada a un rígido internado después de la muerte de su madre. La directora del establecimiento es una convencida de que el hambre y la disciplina afirman el carácter de las niñas, pero Manuela tiene problemas ajustándose a la rígida disciplina de la directora. Así la niña es cuidada por la maestra Elizabeth Von Bernburg, que es la profesora más joven del internado y por la que todas las niñas (incluida Manuela) suspiran enamoradas... Basada en una obra de Christa Winsloe, fue la primera película que claramente trataba el tema del lesbianismo, y obtuvo un considerable éxito tanto en Europa como en Estados Unidos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Mädchen in Uniform
Duración
88 min.
Guion
Christa Winsloe, Friedrich Dammann (Obra: Christa Winsloe)
Música
Hansom Milde-Meißner
Fotografía
Reimar Kuntze, Franz Weihmayr (B&W)
Productora
Deutsche Film-Gemeinschaft
Género
Drama Homosexualidad
9
¿En serio es de 1931?
Todo empezó con "Loving Annabelle", película que aborrecí desde el primer minuto. Buscando información sobre ella, llegué a "Mädchen in uniform", y me tentó la curiosidad de ver cómo sería una película acerca de la lesbiandad en unos años que nosotros imaginamos tan inocentes y cristianos.

No me decepcionó. Todo lo contrario: recibí más de lo que esperaba. La atmósfera sensual y la tensión amorosa están muy bien logradas. El beso de las buenas noches es el esplendoroso y dulce clímax. Ese tan inteligente recurso de sexualizar a las muchachas sin hacer que pierdan su estatus de niñas y personas.* Y, sobre todo, la forma tan natural e inocente de tratar un tema que hoy en día es tan mal visto y tratado, como es el lesbianismo... Harta estaba ya de que se banalizara tanto, de que siempre tuviese que llevar un tinte de denuncia social, de que toda película moderna acerca del lesbianismo tuviese que implicar sí o sí una escena de sexo, recibí "Mädchen in uniform" con gran algarabía y deleite.

Esa película, como lo veo yo, es un intento de recrear una sociedad de amazonas mitológicas, donde cualquiera puede enamorarse y pretender libremente a la que desee. Donde ninguna se escandaliza al saber que una está enamorada de otra, sino todo lo contrario: se lo toma como si fuera algo tan natural que puede incluso hacer bromas con ello, al más puro estilo "Ana y Pepa se besan bajo un árbol, lalalá". Donde ni siquiera la directora, tan autoritaria y prusiana como ella sola, se altera un ápice con el ambiente lésbico que se cuece en su "humilde" internado. Donde una maestra puede besar en la boca a una alumna sin que nadie ponga el grito en el cielo, a excepción de alguna que otra celosa.

¿Qué decir de las interpretaciones? Increíblemente bien hechas para ser de aquella época. Se destila naturalidad y complicidad por todos y cada uno de los fotogramas.

Me sorprendió mucho que una película así existiera en los años treinta, pero luego leí en alguna parte que en esa época, anterior al auge de la derecha en Europa, la homosexualidad estaba vista como algo natural, e incluso se habían hecho (¿o iban a hacerlas?) leyes a favor de los que presentaran dicha orientación sexual. Eso da qué pensar: ahora que estamos viviendo un nuevo auge de la derecha europea, podemos esperar que nuevamente se corten derechos a los homosexuales... ¿el eterno retorno?, ¿un nuevo ciclo histórico?

En fin, lamento profundamente que Hitler le cogiera tanta manía, puesto que con su férrea censura, la película ha llegado en trozos hasta nuestros días, y no podemos gozarla en todo su esplendor, como el Arte manda.

Por último, decir que en alguna parte, leí a alguien que decía que sólo las películas en las que salían exclusivamente varones eran perfectas. Pues a él le recomendaría, sin dudar, "Mädchen in uniform". A ver qué opina de esa pequeña gran obra maestra en la que salen únicamente mujeres, si es que se atreve a visionarla.
[Leer más +]
24 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una trompeta lejana.
Entre el inmovilismo de los edificios y la rigidez de las tradiciones, Leontine Sagan nos ofrece muchachas de acusado gesto dreyeriano evocando emociones de mandíbula levantada y mirada perdida. La película, en ese sentido, conforma entidades, ideales, impresos en unos rostros que no entorpecen el interior de los personajes, configurando a la protagonista desde una lánguida abstracción. Una aureola que busca purificar la intimidad del personaje, no reconstruir sus ademanes superficialmente.

El beso de buenas noches y los cuchicheos son hiatos para que la indisciplina brote en pequeños detalles y en esa vitalidad, pese a todo, de chicas numeradas. La sangre late bajo el orden oficializado, lo vemos en Manuela, para que así los rostros y la sensualidad de los cuerpos, imprudentes, olviden Prusia sumidos en una lechosa iluminación que evidencia, junto a una rica sintaxis visual, corrientes de pura vida, inabarcables, capaces de acallar una corneta militar con su silencio, convirtiendo en distante el eco final de ese orden plúmbeo para niñas de oficiales.

Y luego concluye la película, como si un telón cayera sin caer, dando por zanjado el asunto.
[Leer más +]
23 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1