arrow

Shakespeare apasionado (1998)

Shakespeare apasionado
Trailer
6,6
83.777
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Londres, 1593, reinado de Isabel I Tudor. William Shakespeare, joven dramaturgo de gran talento, necesita urgentemente poner fin a la mala racha por la que está pasando su carrera. Por mas que lo intenta y, a pesar de la presión de los productores y de los dueños de salas de teatro, no consigue concentrarse en su nueva obra: "Romeo y Ethel, la hija del pirata". Lo que Will necesita es una musa y la encontrará en la bella Lady Viola, con la que mantiene un romance secreto. Ahora bien, ella guarda dos secretos que él debe descubrir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Shakespeare in Love
Duración
123 min.
Guion
Marc Norman, Tom Stoppard
Música
Stephen Warbeck
Fotografía
Richard Greatrex
Productora
Miramax / Universal Pictures / The Bedford Falls Company
Género
Romance Comedia Drama Teatro Siglo XVI Comedia romántica
Grupos  Novedad
Shakespeare: Biopics
"Obra maestra; maravillosa, espléndida"
[Diario El Mundo]
"Agradable pasaratos, pero menos de lo que parece"
[Diario El País]
3
There is not business like show business!
Una película colosal, con la que me reí mucho en el cine.

Antes de verla, contemplar el nombre de Shakespeare al lado de una bandera norteamericana ya empezó a despertar mi hilaridad. Pero aún más gracioso fue encontrarme con Ben Affleck en el reparto; fue una feliz coincidencia ya que cuando le veía pasear su heroico hoyuelo en las películas de Michael Bay siempre pensaba en lo bien que quedaría en una película de época sobre el teatro inglés y declamando versos inmortales con su impoluto acento de Warwickshire.

Pero continuemos. Ya he dicho que esta película es colosal, muy grande. El guionista, obviamente estudioso de la obra de Shakespeare, narra el encuentro del autor con una tipa que se disfraza de tipo para poder actuar (aquí aprovechamos para denuncia machista anacrónica al canto. Es genial). Para colmo de la jocosidad, Joseph Fiennes es quién interpreta al bardo de Stratford-upon-Avon: sólo un genio de la comedia podía concebir un Shakespeare tan ostentosamente mojabragas. La bomba definitiva son los diálogos: mezcla de los versos shakesperianos (reconozcámoslo: los sonetos del amigo eran pavorosos) con retruécanos metafóricos tan empalagosos y absurdos que sólo pueden despertar la carcajada más extrema. Pero todavía queda por llegar lo mejor.

La gran risa final fue el día que vi a Gwyneth Paltrow, probablemente la actriz más anodina del universo, esgrimir un Oscar por este papel y por esta película. Aquí, yo también me levanté y aplaudí. Nos la habéis vuelto a meter doblada, hermanitos Weinstein.
[Leer más +]
93 de 148 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La inspiración del poeta
Todos los que amamos el arte de plasmar nuestra creatividad en la escritura tenemos que superar ese conocido síndrome del "papel en blanco". Se suele decir que lo que más cuesta es empezar y todos los escritores (tanto los profesionales como los que somos aficionados) experimentamos a menudo esa sensación única de estar ante el papel o el ordenador, sintiendo por dentro ese cosquilleo que precede a la inspiración. Ese momento mágico en el que comienzan a fluir las ideas y nuestras manos reaccionan, obedientes. A veces cuesta más, otras veces las palabras salen como por ensalmo, como si brotaran solas y por su propia voluntad. Es el milagro de la creatividad, de la inspiración.
Todos ustedes y yo lo hemos sentido. Cada vez que me siento a escribir estas críticas, siento esa corriente de energía que me recorre y puedo asegurar que para mí es una experiencia muy gratificante.
Pero, ¿qué ocurre cuando la inspiración no llega? ¿Cuando el genio creador se encuentra ausente, porque algo impide que las ideas fluyan?
Cualquier escritor ha pasado muchas veces por ese estado de aridez, de infertilidad. Incluso al mismo Shakespeare le pasaría. Pues ése, ni más ni menos, es el punto central de esta encantadora película.
Sus datos biográficos apuntan a que era un hombre de carácter apasionado y enamoradizo. El hecho de estar casado no le impidió vivir otros romances. En la película resaltan esa faceta suya de hombre inclinado a vivir las pasiones amorosas con intensidad y convertirlas en fuente de su inspiración literaria.
Por ello, si el amor falta, tambián falta la musa que le guíe su pluma. Y ése es el problema que se le presenta. Instigado por sus financieros y por los propietarios de los teatros a escribir una profusión de obras teatrales que aporten buenos caudales en sus representaciones ante el público (recordemos que el teatro era una de las grandes diversiones), Shakespeare se encuentra presionado. Y lo peor de todo es que está atravesando por una racha de aridez creadora debido a que no tiene ninguna enamorada a la vista.
Hasta que conoce a Lady Viola, una hermosa muchacha de buena familia prometida a un hombre al que no ama. Ella es una joven cultivada y apasionada, que adora la poesía y el teatro y que sueña con una vida libre dominada por el amor. Uno de sus grandes sueños secretos es convertirse en actriz, sueño imposible pues en aquella época las mujeres tenían prohibido pisar las tablas.
Las cirscunstancias harán que William y Viola se conozcan y cada cual aportará lo que el otro más anhela y conseguirán vivir furtivamente los momentos más románticos y apasionantes de sus vidas, yendo en contra de las conveniencias y de los cánones, mientras el genio creador de Shakespeare regresa con renovada fuerza.
Sigo en el spoiler.
[Leer más +]
35 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil