arrow

10.5: Apocalypse (TV) (2006)

Añadir a listas
Sinopsis
Después de que un catastrófico terremoto sacudiera la costa oeste, la sismóloga Samantha Hill guía al país a través de la historia de los peores desastres naturales de la historia. Trabajando bajo los auspicios del presidente junto al geólogo Jordan, Samantha es un símbolo de valor y resistencia.

Pero cuando un terrible tsunami borra Waikiki del mapa, su miedo sobre los efectos secundarios de éste serán justificados: a causa del terremoto de 10,5 grados, zonas sísmicas que habían estado dormidas durante siglos despiertan en una sucesión de catástrofes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
10.5: Apocalypse (TV)
Duración
169 min.
Guion
John Lafia
Música
Henning Lohner
Fotografía
David Foreman
Productora
Coproducción Estados Unidos-Canadá; Hallmark Entertainment / Pear Pictures / Jaffe/Braunstein Films / Muse Entertainment Enterprises / Mel's Cite du Cinema. Distribuida por Echo Bridge Home Entertainment [USA] / Sonar Entertainment
Género
Acción Drama Catástrofes Terremotos Telefilm Secuela
5
La madre de todas las catástrofes, 2.ª parte
¿Qué ocurrió después de que aquella gran falla provocase que la Costa Oeste de los EE.UU. se separara del país? Pues lo vamos a ver aquí. Y si aquel desastre nos había parecido demasiado, esperen y vean la que se avecina.
Terremotos, tsunamis, hundimientos, erupciones volcánicas, desprendimientos, incendios y otra falla que amenaza con partir Norteamérica por la mitad como colofón. Todo parecer indicar que el Apocalipsis está a la vuelta de la esquina.

A mediados del 2.000, películas como "El Núcleo" o la exitosa "El Día de Mañana" provocaron que una enorme cantidad de productoras independientes sacara partido del género catastrofista, tanto para el mercado del vídeo como para el de la televisión; el sr. John Lafia predicó con el ejemplo y junto a Christopher Canaan y Ronnie Christensen creó la miniserie "10.5: Apocalipsis" para la NBC, dos episodios de hora y media donde veíamos cómo una serie de terremotos y demás desastres geológicos conseguían reducir a escombros toda la costa californiana.
Una delicia para los amantes del cine "trash" de catástrofes llena de efectos visuales de tercera y clichés a mogollón que acabó llevándose las desacreditaciones de los expertos al igual que varios premios, incluyendo el de Mejor Miniserie de la Televisión (sí, no es coña). No era muy difícil saber lo que pasaría después: Lafia se aprovechó del éxito y dos años más tarde continuó con la historia en "Más Allá del Apocalipsis", contando con el mismo equipo técnico y artístico y con la idea de hacer aún más grandes y disparatadas las proporciones de los numerosos cataclismos que iban a asolar el país.

Esta miniserie empieza justo donde se quedó la anterior, cuando los geólogos Jordan y Samantha se encontraban en el centro de evacuación de California contemplando cómo todo el lado Oeste quedaba separado del continente. Bueno, pues la cosa no ha hecho más que empezar, porque los terremotos, las inundaciones y los maremotos continúan, y nadie en el país parece estar a salvo de semejante cadena de desastres; el monte Santa Helena entra en erupción, un tsunami asola Hawaii, la presa Hoover se desborda, el monte Rushmore queda reducido a un montón de cenizas y Monument Valley se inunda.
La dra. Hill ha llegado a la conclusión de que las placas tectónicas están retornando velozmente a su punto de origen, hasta que vuelva a formarse el antiguo continente, Pangea; teoría un tanto descabellada que concibió el padre de Samantha, Earl, un geólogo retirado que pasa sus días apaciblemente en Las Vegas. Cuando una nueva falla aparezca en Dakota del Sur con la intención de abrirse camino hasta el golfo de Mexico, Sam precisará de la ayuda de su padre para descubrir si se pueden tomar medidas al respecto...pero primero tendrá que rescatarlo de un enorme terremoto que ha hundido Las Vegas.

Como su predecesora, "Más Allá del Apocalipsis" goza de una retahíla de clichés la mar de extensa. Tenemos todos los ingredientes habidos y por haber del cine de catástrofes, con guiños a "Un Pueblo llamado Dante's Peak", "La Aventura del Poseidón", "El Hundimiento de Japón", "El Núcleo" o "Terremoto" y con un argumento cuya base científica aguanta menos que un rascacielos hecho con palillos; cómo no, veremos a un montón de personajes viviendo sus propios dramas, todos estereotipados hasta el tedio, destacando la pareja de geólogos Jordan y Sam, ésta teniendo que llevar siempre la razón, y el presidente de los EE.UU., con sus frases de libro y esa manía de juntar las manos cada cinco minutos para rezar.
No olvidemos los efectos de CGI que apabullan de lo mediocres que son y esa manera de rodar tan mareante de Lafia, que consiste en no dejar la cámara quieta un momento (joder, ni Michael Bay). Sí, todo esto es cierto, no obstante "Más Allá del Apocalipsis" me gusta, porque el cine malo de catástrofes es una de mis debilidades y porque, además, fue la primera "película" (entre comillas, porque es una miniserie) que me vi del género, con unos trece años más o menos; así que puede ser todo lo mala que quiera que aquella tarde de sábado tan entretenida en la que me quedé pegado al televisor durante más de tres horas esperando a ver qué pasaba con la puñetera falla no se me olvidará nunca.

Tenemos de nuevo a los mismos personajes, con Kim DeLaney llevando la batuta mientras todos la adulan y el bueno David Cubitt la sigue agachando la cabeza; en general, los actores son bastante mediocres (buf, Dean Cain me pone de los nervios), y creo que ni siquiera ellos mismos se creen la cantidad de tonterías que el guión les obliga a soltar. Como en todas estas producciones hace falta la presencia de alguien importante, y ahí tenemos otra vez a Beau Bridges, que está genial haga lo que haga, y al gran Frank Langella.
Los amantes del cine "trash" de catástrofes no podrán resistirse a "Más Allá del Apocalipsis"; sus casi tres horas se hacen más entretenidas de lo que parece. Por desgracia, lo del rescate en el casino de Las Vegas ralentiza muchísimo la acción, y es algo que Lafia podría haberse ahorrado.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Relaciones 1