arrow

The Lady is Willing (1942)

6,1
358
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una actriz se encuentra a un encantador niño de un año en la Octava Avenida de Nueva York y decide quedarse con él. Pero para poder adoptarlo tiene que encontrar un marido adecuado. Así pues, elige al doctor McBain (Fred MacMurray), y lo que comienza como un matrimonio de conveniencia, termina siendo un amor de verdad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Lady is Willing
Duración
92 min.
Guion
James Edward Grant, Albert McCleery
Música
W. Franke Harling
Fotografía
Ted Tetzlaff (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Comedia Romance Comedia romántica
"Marlene Dietrich en plena forma. Simpática y divertida comedia romántica (...) puesta en escena que derrochaba imaginación y elegancia visual"
[Diario El País]
Curiosa película del elegante director Mitchell Leisen que empieza como una comedia - con una Dietrich más divertida que nunca -, continúa como una comedia romántica y en su parte final es un puro melodrama.
[FilmAffinity]
7
Eficaz pero de escasos vuelos.
Los avatares de una famosa actriz teatral (Dietrich) por adoptar un niño que casualmente ha caído en sus manos. Hasta se casará por conveniencia con el mejor pediatra de la ciudad (MacMurray)...
Comedia con ráfagas dramáticas, un tanto desaliñada y forzada, aunque eficaz pese a su poca altura en relación a otras comedias de su época del propio Leisen, Hawks, Capra o Sturges.
Destaca el estilo siempre glamouroso y como distanciado de la diva Dietrich y el tono estrafalario lo pone MacMurray con el experimento de los conejos.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Dietrich, estrella y diva por siempre
El mayor atractivo de “Capricho de mujer” es, por supuesto, Marlene Dietrich. Estrella y diva, como siempre (utiliza 12 trajes a lo largo de la película), pero más cercana aquí que de costumbre, quizá por el anhelo de maternidad que desprende su personaje.
Interpreta a una gran estrella del teatro que, tras una confusión, recoge a un bebé y lo lleva a su domicilio. El problema es que legalmente no puede quedarse con él.

Este inicio sirve a Mitchell Leisen para ir introduciendo elementos de comedia, unos más acertados que otros, todo hay que decirlo. De inicio, produce la sensación de que Leisen se preocupa más por las formas que por el propio contenido del film. Si bien al comienzo se nota que le cuesta entrar un poco, poco a poco se va entonando, va cogiendo ritmo. También hay que decir que Mcmurray (“Perdición”) no realiza aquí su mejor inerpretación.
La película mejora a medida que la relación entre ambos se va haciendo más estrecha.
La película combina drama, comedia y romance pero su falta de indefinición puede descolocar un poco al espectador.
Aparte de la comedia, lo más conseguido son un par de escenas entre ellos estupendas, que dejo para el spoiler.Es una buena oportunidad para ver a esta gran diva de la pantalla.

Hay películas que sin ser maravillas, merecen la pena verse, aunque sólo sea por detalles o por actores o actrices. Esta es una de ellas. Dietrich es la actriz.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil