arrow

Green Street Hooligans 2 (2009)

Green Street Hooligans 2
Trailer
4,1
1.893
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Su brutalidad como "hooligans" ha llevado a la prisión a los componentes de las bandas de West Ham y Millwall. Las luchas en el interior de la cárcel son brutales y despiadadas. El equipo de los Millwall está mejor fianciado y tiene de su lado a los guardias de la cárcel, los cuales hacen la vida imposible a los del equipo West Ham. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Green Street Hooligans 2
Duración
94 min.
Guion
T. Jay O'Brien
Música
Terence Jay
Fotografía
Jonathan Hall
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Odd Lot Entertainment
Género
Drama Secuela
Grupos  Novedad
Hooligans
1
Es para pegarles de hostias a los guionistas.
Para empezar, decir que visioné esta cinta en la magnífica clase de ética. La vimos porque habíamos visto la primera parte y algunos compañeros propusieron ver esta.

Considero la primera película sobrevalorada, aunque al menos, era digna, reflejaba algo interesante y tenía coherencia. A esta le falta todo esto.

Aviso de que esta no tiene nada que ver con el futbol y los hooligans. Es una película carcelaria cualquiera, con la diferencia de que tiene un guión extraordinariamente estúpido. En serio, el 80% del diálogo es la palabra "fuck". No tiene coherencia, se basa en varias peleas que tienen los miembros de equipos de hooligans distintos. Durante la primera hora, la película no avanza hasta ninguna parte. La trama se desarolla en el simple e insulso desenlace. Además, es que es sorprendentemente aburrida.

Es que es increïble que haya gente que escriba este tipo de mierdas incoherentes y, encima, les financien para producirlas. Y digo incoherentes porque no me creo nada de lo que pasa en esa prisión. ¿Peleas cada 5 minutos? ¿Gente tan imbécil como para poner bandas rivales en el mismo recinto? ¿Permitir jugar la libertad de delinqüentes a un partido de futbol? Como ya he dicho antes in-creïble.

Por otra parte, los actores fatal. Más sosos y menos creïbles imposible. Casi a un nivel tan bajo como el guión.

La banda sonora se repita más que las películas de Cine de Barrio. Insoportable.

En resumen, ni te acerques a la portada, procura no nombrarla. No vale ni para echar unas risas con los amigos.

En mayúsculas para los que lean las críticas rápidamente: DESHECHO FÍLMICO.
[Leer más +]
29 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Erre que erre.. seguimos con la misma canción.
No se que dichosa manía existe, en continuar una historia interesante y convertirla en una bazofia infumable. No todo lo que es bueno... dura eternamente. Si una peli ha sido buena, pero no existe un guión, unos actores y una historia interesante, ¿ porqué se empeñan en maltratarla de esta manera ?

Si habéis tenido la oportunidad de ver la primera parte de esta peli, con Elijah Wood y os gusta el fútbol de verdad, la disfrutaréis. Porque trata la historia desde un punto de vista muy real, donde realmente vemos en la pantalla hasta donde llega la gente con su vidal... por el fútbol.

De esta la verdad, es que entretiene a ratos... y poco más. La historia de por sí, está muy forzada. Los chicos ya están en prisión y rodeados de sus enemigos. Con lo grande que es el país y los envian a todos al mismo sitio. ¡¡¡ Chapeau por la Gran Bretaña !!!

Los de la afición del equipo contrario, llevan condenados el mismo tiempo, pero ya tienen formado su pirámide del poder, guardaespaldas, chivatos, camellos, etc. Hasta el chico del móvil aparece por allí... esto si que es velocidad y no lo de Zapatero con la crisis.

Para colmo, una policía es partidaria de uno de los bandos de forma descarada, saltándose las normas de la prisión, una y otra vez. Y como siempre... el alcaide no se entera de nada. Claro, nos cargaríamos el desenlace... ¡¡¡ vaya guionistas !!!

Tampoco podía fallar el típico negrito bueno, que manía con poner siempre a los negros haciendo de buenos, por lo visto no los hay que roben, asesinen o vendan drogas. Ya si lo hace un blanco está muy visto, ponemos a un negrito... y nos ganamos a la audiencia. En fin, así funciona este negocio.

Y ya por último, que los presidiarios avasallen al pobre negrito, diciéndole como debe actuar en todo momento, machacándole sus principios de valores... queda muy cutre en la pantalla. Y no se salvan ni las peleas, copia exacta de 300, con sus pausas y sus chorritos de sangre en cámara lenta.

Resumiendo, hay miles de películas que están mucho mejor y nos enseñan algo, incluido un capítulo de PADRE DE FAMILIA.
[Leer más +]
29 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil