arrow

Summertime (1955)

6,8
1.235
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jane Hudson, una solterona americana de 40 años, decide ir a pasar unas vacaciones a Venecia. Llega a la ciudad de los canales con la esperanza de encontrar el amor que tanto tiempo ha estado buscando. Impresionada por la belleza de la ciudad, paseando va a parar a la tienda de Renato, un encantador anticuario que transformará su solitaria estancia en una inolvidable experiencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Summertime
Duración
100 min.
Guion
David Lean, H.E. Bates (Novela: Arthur Laurents)
Música
Alessandro Cicognini
Fotografía
Jack Hildyard
Productora
London Films
Género
Drama Romance Drama romántico
8
Dos gardenias para ti
David Lean tenía un toque especial para retratar los amores imposibles. Ésos que desde el principio se sabe que no pueden durar. Amores fugaces que se cruzan como un huracán y que se marchan tras haber vuelto del revés el mundo entero. Y tras los cuales, nada vuelve a ser lo mismo.
Amores que perdurarán eternamente en el recuerdo de los amantes que han tenido que tomar sus propios caminos separados.
El verano suele ser la época en la que florece el romance que se alimenta del presente, del ahora. Porque el verano se acaba cuando llega el otoño. No tiene un mañana.
Lean filmó una explosión de romance veraniego en el esplendor de una Venecia hechizada. Antigua capital de una de las repúblicas más prósperas durante siglos, acuchillada de canales, atravesada por cientos de puentes que parecen flotar en medio de un sueño, poblada por palacios de inigualable elegancia carcomida de humedad, por una curiosa mezcolanza de fachadas policromadas, rabiando de vitalidad y de movimiento, con el agua que sustituye al asfalto en una extraña simbiosis entre urbanismo y naturaleza incontenible... Venecia continuará siendo sin duda una de las principales atracciones turísticas del planeta.
¿Cuántos sueñan con pasear en góndola por los canales, con memorizar para la posteridad las impresionantes vistas? ¿Cuántos sueñan con enamorarse en Venecia? ¿O con visitarla en compañía del gran amor de su vida?
Venecia es el destino de todos los que sueñan con el verano más hermoso. De todos los que desean detener el tiempo y captar el momento más bello que puedan vivir, y retenerlo como en una fotografía.
Ese verano perpetuo que todos queremos.
Jane quiere su verano.
Ha entrado en la madurez de esas personas que no han conocido esa apoteosis de fuegos artificiales en que consiste la plenitud. Soltera, solitaria, con un trabajo monótono. Ha ahorrado para realizar su mayor capricho.
Conocer su Venecia particular. La que está reservada para ella en el verano que nunca ha vivido.
Ávida de libertad y de aires nuevos, de vistas que corten el aliento, del olor a humedad de los canales, del furioso colorido exótico, de la atmósfera sensual y distendida, del rugido de las muchedumbres que buscan algo similar a lo que ella busca, del sonido de las campanas de San Marcos, del vuelo de las palomas... Llega cargada de ilusiones, retratando los momentos con su cámara y con sus ojos deslumbrados... Y entonces, en el apogeo de la euforia... Se siente triste y sola. Ve pasar a las parejas cogidas de la mano, ve el amor brotando por todas partes... Y se da cuenta de que está más sola que nunca. Es duro sentirse poca cosa cuando se está excluido del centro del mundo. Cuando adviertes a tu alrededor el bullicio de la alegría y sabes que no estás incluido en ella.
[Leer más +]
20 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Summertime de David Lean
Una verdadera obra maestra del director Británico David Lean. La fotografía corre a cargo de Jack Hydyard, que se suma a esta producción consiguiendo retratar Venecia, sus canales, sus calles y su luz con brillantez. Con posterioridad ganó un oscar a la mejor fotografía por el Puente sobre el rio kwai.
Nunca estuvo la soledad del ser humano tan bien reflejada como en la primera parte del film y nunca resultó tan dolorosa. La interpretación de Kate Hepburn es excepcional. Sus ojos vidriosos, la mirada contenida y sus paseos en solitario por la ciudad de Venecia son una antologia de la soledad. Su contención interpretativa y la ausencia de sensibilismo barato son hoy un ejemplo interpretativo.
La trama versa sobre una secretaria de dirección norteamericana que llega a Italia de vacaciones. Su mundo se va desmoronando a medida que conoce a un comerciante casado y decide tras una intensa lucha consigo misma y sus prejuicios iniciar una relación amorosa. Partir es ganar un proceso a la costumbre y esto es lo que intenta esta secretaria americana llena de cliches, miedos e inseguridades. El mordaz retrato que hace David Lean de los turistas norteamericanos debe también tenerse en cuenta. En definitiva una historia humana con sentimientos reconocibles, reales y alejados de estereotipos, que tan sólo buscan la lágrima fácil. Una inteligente, contenida, veraz y elegante película. Altamente recomendable.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil