arrow

Los jugadores de ajedrez (1977)

7,3
665
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ambientada en la India en 1856. Mientras se producen en la India los primeros levantamientos contra el Imperio Británico, se desarrolla una partida de ajedrez entre dos hombres de clase alta. Uno de los films más alabados de Satyajit Ray.
Dirección
Reparto
Año / País:
/ India India
Título original:
Shatranj ke khilari (The Chess Players)
Duración
113 min.
Guion
Satyajit Ray (Novela: Munshi Prem Chand)
Música
Satyajit Ray
Fotografía
Sumendu Roy
Productora
Devki Chitra Productions
Género
Drama Colonialismo Siglo XIX Ajedrez
10
El juego maestro de Ray
Una rara obra maestra de Satyajit Ray que, sin tomar partido, narra los momentos previos a la anexión del Reino de Oudh por parte de la Compañía británica de las Indias Orientales. Dos inútiles hombres de la clase alta sólo muestran interés por las movidas del tablero de ajedrez mientras en la vida real se juega un partido político del que ellos son ajenos, como ajenos son de las subtramas que ocurren en sus propias casas, con sus esposas insatisfechas.

Una película deliciosa, de buen ritmo, que atrapa, y con unas imágenes que se quedan grabadas en la retina. Reparto de lujo, que incluye a Sir Richard Attenborough, quien actuó sin cobrar, sólo por el honor de ser dirigido por el maestro Ray.

Cine indio en su mejor expresión. Un juego maestro de unos de los mejores cineastas de la historia del Séptimo Arte.
[Leer más +]
28 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Jaque
Nos encontramos a un Ray cabreado que centra su mirada en el colonialismo inglés en su país, que denuncia a todos con su habitual sutileza. Denuncia la inoperancia y la falta de aptitudes de los gobernantes de turno, más preocupados por satisfacer sus caprichos que por ayudar a su pueblo; denuncia la avaricia de los ingleses que únicamente por su afán de colonialismo invadirán Oudh, humillando si es necesario y más por empecinamiento del general de turno; denuncia como el lujo corrompe a los protagonistas de clase alta que desconocen los movimientos políticos que se están produciendo, relajados, disfrutando de sus vicios y sin prestar atención al futuro de sus posiciones y posesiones. Todo en tono de comedia, todo con mucha sutileza.

Técnicamente brillante como es habitual, incluso hay lugar para la animación a la hora de explicar la situación política e histórica de la región de Oudh.

Y un final muy simbólico, una metáfora sobre la actitud de la clase alta que siempre se arrima al sol que más calienta.
[Leer más +]
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil