arrow

The Night Walker (1964)

5,7
84
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En sus sueños, un hombre persigue a una mujer viuda y rica. En la realidad ella lo seduce y lo incita al crimen. Mientras, un abogado investiga el asesinato del marido de la mujer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Night Walker
Duración
86 min.
Guion
Robert Bloch
Música
Vic Mizzy
Fotografía
Harold E. Stine (B&W)
Productora
William Castle Productions
Género
Thriller Terror Intriga
6
CAMINANDO CON WILLIAM CASTLE
The Night walker, dirigida por el artesano del genero del terror William Castle, tal vez no sea el mejor director en este genero, pero si el más representativo, si bien fue realizador de cine de bajo presupuesto, esto no le impidió de regalarnos de películas inolvidables, en donde siempre puso una gran dedicación en lo que hacia, pensando en en lo más importante, que no era otra cosa que el público.

Protagonizada por el ex matrimonio Barbara Stanwyck y Robert Taylor, que en la época dorada de Hollywood, su unión fue un gran suceso, juntos protagonizaron tres películas, siendo esta su última película, y la primera después de su divorcio. El inicio de los créditos es una sucesión de imagenes oníricas, en donde una voz en off, nos anuncia acerca del peligro de los sueños, que estos nos trasladan a otros lugares, el film carece de los artilugios publicitarios (gimmicks) que normalmente se daban en los filmes de Castle, por lo que sorprende no ver ningún guiño del director, esperando en toda la película su aparición, por lo que no tiene la marca registrada de Castle, pero esto no le quita interés a la película, ya que la historia tiene un buen punto de partida.

Con el guión estaba a cargo de Robert Bloch, el mismo de Psicosis, la trama gira alrededor de Irene Trent ( Barbara Stanwyck) , que tiene un sueño recurrente en el cual tiene un amorío con un hombre, lo que provoca celos en su esposo Howard, que tiene una deformidad en el rostro además de ser ciego, este hecho se lo comenta a su abogado Barry Moreland (Robert Taylor), ya que sospecha que su esposa subconsciente esta enamorado de él, se podría decir si bien su esposa le es fiel en la realidad, pero infiel en sus sueños, algo que el no puede controlar, lo que sitúa en una gran impotencia.

La historia no pasaría de una simple anécdota, hasta que ocurre la muerte de Howard, debido a una explosión en su laboratorio, después de esto, las pesadillas se confunden con la realidad para Irene, por lo que decide mudarse a vivir en unos de sus establecimientos de su propiedad, en donde tendrá sueños sobre un hombre joven con el cual iniciara un romance, teniendo unos sueños muy reales, que la llevaran al borde la locura.

Castle, como un viejo zorro en la manera de contarnos una historia, creando suspenso y misterio, como las imagenes sobre la boda, cuando Irene quiere despertar y no puede, porque no sabe si esta soñando o no, poniendo dudas acerca de su cordura, es así como se va desarrollando la historia, llevando al espectador a diversas interrogantes sobre los estamos viendo, ¿hay algo o alguien detrás de todos estos sueños?, como nos tiene acostumbrado su director realiza un buen trabajo, en cuanto a la concepción de las imagenes, sabia como generar sorpresa en el espectador, tal vez, los recursos utilizados en sus películas, se encuentren desfasados, pero el talento de Castle continua vigente.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La sombra de los grandes
Entretenida película de Castle donde se reencuentran dos viejas glorias del pasado en una trama de sueños, asesinato, dinero, locura... Barry (Taylor) ayuda a Irene Trent (Stanwyck) a investigar la explosión del laboratorio ocurrido en la casa de ella y su marido, el cual ¿muere? en ella. El argumento se ha llevado a la pantalla hasta la saciedad donde alguien muere, no se encuentra el cadáver, se intenta volver loca a la protagonista. Cambiando algun matiz, el tema central se ha repetido tantas veces, que se hace previsible toda la película; aunque en ésta, por lo menos, te recreas en ver al dúo protagonista 20 años después de sus clásicos. A Castle le faltó poner su mensaje al público antes del final de la película. No obstante se deja ver.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil