arrow

Go On (Serie de TV) (2012)

6,0
412
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2012-2013). 1 temporada. Ryan, un comentarista radiofónico, que recientemente perdió a su mujer en un accidente de tráfico, se considera preparado para volver al trabajo, aunque su jefe no está de acuerdo. Para convencerlo y poder volver a retransmitir partidos cuanto antes, se une a un grupo de terapia... La NBC decidió cancelar la serie al final de su primera temporada por su baja audiencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Go On (TV Series)
Duración
22 min.
Guion
Scott Silveri, Mathew Harawitz, Lesley Wake, Bill Callahan, Dennis McNicholas, Jon Pollack, Nicholas Darrow, Seth Raab, Liz Brixius
Música
John Swihart
Fotografía
Matthew Clark, Edward J. Pei
Productora
Silver and Gold Productions / Dark Toy Entertainment / Universal Pictures Television. Distribuida por NBC
Género
Serie de TV Comedia Deporte Radio Sitcom
8
Buena a pesar de lo que digan.
Si si, lo sé. Nueva comedia, nada nuevo, Mathew Perry ya no nos sorprende. Esta serie puede ser criticada de miles de formas, pero creo que no es justo que se haga. La encuentro realmente entretenida, con buenos puntos de humor pero también con un trasfondo algo dramático. Los que, como yo, adoraban a Chandler Bing, no deberían sentirse defraudados. Mathew creo que hace un gran papel y no se aleja de ese humor de Chandler que tanto le caracteriza. Por lo que llevo visto de la serie, bastante recomendable.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Continuar o no continuar (con esta serie), he aquí la cuestión
Matthew Perry lo vuelve a intentar tras las cancelaciones de “Mr. Sunshine” y “Studio 60 on the Sunset Strip”. Obviamente entre ambas hay distancias considerables tanto en tiempo, calidad, capítulos emitidos como amplitud dramática y narrativa. No es que el piloto y los siguientes capítulos de “Go On” indiquen al espectador que estamos ante una serie definitiva: es funcional y para lucimiento absoluto de Perry, con muy buenos datos de audiencia hasta el momento pero que ha generado división de opiniones entre los fans incondicionales del Chandler de “Friends”, las tibias (aunque positivas) críticas y una opinión generalizada sobre la premisa con poca convicción de futuro.

El argumento gira alrededor de la pérdida de la mujer de Ryan, el protagonista, y ese contrapunto conmovedor permite a “Go On” acceder a (y pretender) territorios de la comedia dramática. Además, Ryan vuelve a su vida y trabajo como si nada hubiera ocurrido potenciado la anterior credencial… Se juega tanto con la comedia negra como con la hipocresía sentimental de ese grupo de apoyo repleta de secundarios ‘exóticos’ y la depravación de algún personajillo dispuesto a perdurar. Sí, son bichos raros… pero con una herida que pretende convertirles en seres muy humanos cercanos a la audiencia. Sobre una plantilla la serie de Scott Silveri (el año pasado lo intentó con la cancelada “Perfect Couples”) parece funcionar con dos mundos separados (el laboral y radiofónico y el personal y anímico reflejado en ese grupo de terapia) que chocan por el trauma originado en el personaje. Cuenta con numerosos secundarios, bien repartidos, y de siempre ayuda y utilidad… Otra cuestión es si sabe jugar con todos esos elementos y reunirlos adecuadamente.

No habita tampoco el talento de “Episodes” con la que Matt LeBlanc volvió por la puerta grande al tubo catódico y el LCD. Tampoco se detecta ese humor a lo dramedia como “Con C mayúscula (The Big C)”, “Weeds” o “Iluminada”. Sí… en los tres ejemplos anteriores la serie está protagonizada por una mujer… Aquí, Perry lleva más maquillaje que Carmen de Mairena… y lo preferiríamos al estilo Carmen… Lomana. ¿Vale con eso? ¿Tiene arreglo ‘estético’? Realmente es una serie al servicio, disposición, escaparate y lucimiento de su estrella principal. Da la impresión de que han querido jugar a todas las cartas posibles para ir decantándose a medida que avance la temporada y sepan qué quiere la audiencia… Su tono oscila entre el sentimentalismo y el espíritu burlón como estados de ánimo explosivos. Entre esa crisis de identidad del propio humor y potencial de la ficción, el mismo título y filosofía de la sitcom se plasma y se refleja en la mente del telespectador: continuar o no continuar (con esta serie), he aquí la cuestión…

Me quedo con “Episodes” (recientemente renovada para una tercera temporada). Si esto mejora avísenme… para ‘continuar’…
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil