arrow

The Iron Mistress (1952)

6,0
166
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1852, un audaz leñador llamado James Bowie se dirige a Nueva Orleáns para vender un cargamento de madera. Nada más llegar, conoce a Judalon, una bella y ambiciosa joven de la que se enamora, a pesar de que es pretendida sin éxito por casi todos los jóvenes de la ciudad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Iron Mistress
Duración
110 min.
Guion
James R. Webb (Novela: Paul Wellman)
Música
Max Steiner
Fotografía
John F. Seitz
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Western
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Paul Wellman
10
Maravilla desconocida
Este film del relativamente desconocido Gordon Douglas aunque puede inscribirse en el género del Western que estaba triunfaría en los 50 no es realmente un western al uso, principalmente por su ubicación en tiempo y espacio, Mississippi Luisiana y Texas en las decadas de 1810-1820. Esto marca al film, no hay pistoleros como en un western, hay caballeros que se baten en duelo con pistolas o espada en una región que mantiene aun un fuerte sabor francés y español. Si que hay, por contra casinos y salones llenos de gamblers, terratenientes y magnates que no dudan en defender sus intereses por la fuerza de las armas y por supuesto damas como el personaje de Virginia Mayo, con diferencia lo más deslumbrante de este film. El ascenso de Bowie, guiado por esa luz fulgurante es narrado con decisión, cada peripecia en este ascenso y los personajes secundarios que le acompañan encajan perfectamente en una película a la que parece no faltarle ni sobrarle nada.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¿Dónde te han metido Jim Bowie?
Al rubiales Alan Ladd le va la marcha, es alguien que pasada ya la mitad de la película arrastra tras él una cantidad considerable de muerte y malos rollos. "La novia de acero" vive de las aventuras del personaje que interpreta Ladd, que va de aquí para allá negociando primero con madera, luego con algodón y más tarde vete a saber con qué. El caso es que si uno curiosea un poco sobre la figura histórica de James (Jim) Bowie encontrará información variopinta sobre sus hazañas y sobre todo, lo que más me interesa a mí, existen muchas voces que describen a Bowie como especulador, negrero y macarra de cuchillo nervioso. Esto es cine, lo sé, pero no deja de ser extraño que el Bowie de "La novia de acero" eluda su primer duelo de manera cortés y educada y sobre todo es más curiosa su imagen alejada de alguien que presuntamente se enriqueció gracias a oscuros negocios con la esclavitud. Pasar por alto esto es quizás demasiada licencia artística...

Yendo a la película lo que no esconde es que Bowie arrastra consigo el infortunio para quien le rodea, de una manera u otra se mete en problemas. Me gusta la debilidad que muestra durante prácticamente todo el largometraje hacia el personaje que interpreta Virginia Mayo, sin duda alguna lo mejor de la película. Pero la imagen de santurrón de Bowie me deja frito, su casi mística relación con el cuchillo, nada menos que forjado con un trozo de meteorito (de las cosas más lamentables que he visto últimamente) y el exceso de berenjenales en el que se mete no me ha convencido del todo. No es que sea demasiada acción, me encanta descubrir una película en la que hay más duelos que en las mismísima "Los duelistas": hay duelos a espada, a pistola, a cuchillo con los brazos atados... y hasta un duelo en una habitación a oscuras de espada contra cuchillo!!! Eso sí me parece maravilloso, dicho así... Pero ciertamente debo reconocer que se me ha atragantado el rubiales, con sus oscuras intenciones de negociante y, ya lo diré para acabar, su escasa compostura como protagonista.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil