arrow

El marginal 2 (Serie de TV) (2018)

El marginal 2 (Serie de TV)
Trailer
7,5
407
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
8 episodios. Precuela de "El marginal" que cuenta la llegada de los hermanos Borges al penal de San Onofre. Narra el pasado de "Diosito" y cómo los Borges logran hacerse con el poder en la temible prisión, entablando un poder similar al del propio Antín. Diosito (Nicolás Furtado) y Mario Borges (Claudio Rissi) ingresan al penal y se ven envueltos en una guerra de poder con "El Sapo" (Roly Serrano), un preso sanguinario que gobierna San Onofre. Una alianza con Patricio (Esteban Lamothe), un médico encerrado por un crimen que no cometió, será la diferencia entre la vida y la muerte. La precuela de la serie dará respuesta a muchas situaciones que se conocieron en la primera temporada y explicará el origen de los distintos personajes.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
El marginal 2 (TV Series)
Duración
50 min.
Guion
Israel Adrián Caetano, Sebastián Ortega, Guillermo Salmerón, Silvina Olschansky, Nicolás Marina, Andrés Pascaner
Música
Sara Hebe
Fotografía
Sergio Dotta
Productora
TV Pública / Underground Contenidos
Género
Serie de TV Thriller Drama carcelario Precuela
8
"Si hay molleja, hay morcilla"
Al acabar la primera temporada te invade un sentimiento de impotencia y agobio al ver que has cogido un cariño y un aprecio por casi todos los personajes de este drama carcelario y darte cuenta de que ese final prácticamente cierra las puertas a una posible segunda temporada. Pero aún así, los grandes Sebastián Ortega e Israel Adrián Caetano consiguen sacar una temporada que si no supera la calidad visual y argumentativa de la primera temporada, como menos la iguala.
Al regresar a la Cárcel de San Onofre, no solo nos encontramos con nuestros viejos amigos (o enemigos) los Borges y con la apasionada Sub-21 antes de los hechos ocurridos en la primera temporada; sino que vemos que la gente que dirigía la prisión antes de la era-Borges era mucho más despiadada y sin escrúpulos que sus sucesores. De este modo se nos presenta el máximo antagonista de esta temporada, el Sapo Quiroga (Roly Serrano), un verdadero líder mafioso que tiene a toda la penitenciaría postrada ante él, y que mediante un sistema no mucho menos creativo, consigue introducir la droga en el penal y distribuirla. Su enfrentamiento con el mayor de los Borges se contempla desde el minuto uno del primer episodio. El antagonista de esta segunda parte de El Marginal, nos hará pensar si verdaderamente Mario Borges era tan malo en la primera entrega
También se nos presentan numerosos personajes nuevos (sobre todo del lado del Sapo Quiroga). Entre ellos cabe destacar a Patricio "Doc" que entabla una gran relación con Diosito, pero sus condiciones hacen que involuntariamente acabe muy cerca del Sapo. Su interpretación puede que sea una de las pocas pegas de esta temporada, su aspecto siempre tristón y su historia de amor con la actriz española Paula Cancio pueden llegar a cansar un poco al espectador; pero estos puntos negativos casi se olvidan cuando se junta con el gran Diosito. Otro personaje nuevo y muy entretenido que aporta un gran interés en la trama de esta temporada es El Cuis, un artista que acaba en la cárcel y que es usado casi como un radio cassette (todavía algunos seguimos tarareando "Piñata"). Por último cabe mencionar otros dos nuevos personajes que representan dos ideologías totalmente distintas: Oaki y Pantera. El primero representa una forma de vida y de pensamiento muy liberal, típica de los revolucionarios, sobre todo sudamericanos, que aunque se encuentren en las peores de las situaciones, siempre seguirán luchando e intentando inculcar al resto la libertad. Y el segundo que representa la completa sumisión y casi la ausencia de propio pensamiento. Él sirve como brazo ejecutor del Sapo y nunca cuestiona las decisiones de su superior, ese no es su labor, su labor es obedecer.
En general, esta temporada no aporta mucho nuevo en cuestión de argumento, vida carcelaria ni casi musical, pero aún así consigue enganchar desde el primer momento y posee personajes muy poderosos que te hacen adicto. Una de las cosas que más sorprende de esta serie es que, aunque sabes que todos los personajes son presos, asesinos, ladrones, violadores... no puedes evitar de ninguna manera enamorarte de ellos y seguir sus pasos y hasta sentir pena por las desgracias que les ocurren aun sabiendo que ellos jamás sentirían pena o arrepentimiento.
Por último, creo que dejar una crítica de esta temporada y no decir nada sobre el gran Diosito (Nicolás Furtado) sería casi un pecado. Su presencia en la primera temporada fue estelar y pasó a ser el buque insignia de la serie. Esta segunda parte, no ha sido menos. Su personalidad de niño pequeño metido en un cuerpo de un adulto hace que caigas rendido a sus fechorías y maldades; aunque es cierto que hemos podido volver a ver ese lado sentimental que mostró en la primera temporada. Una vez hecha oficial la tercera temporada, los fans solo podemos esperar que Diosito vuelva más fuerte o por lo menos con la misma intensidad que ya ha demostrado.
NOTA FINAL: 8
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
SAN SIN FRENO...
La precuela de El Marginal no decae en nada a lo que fué el reconocimiento y el éxito de 2016.

Creo que colmó las expectativas de los que habían visto la Primera Temporada.

El Marginal II sigue tal cual el formato y la idea de la Primera parte.
Destila ambiente carcelario, costumbres y vocabulario tumbero por todos los rincones.
Tiene reiteradas escenas de una violencia tal, que puede afectar la sensibilidad de más de un televidente, así como un vocabulario nauseabundo que esta misma sociedad, hace 20 años atrás, no lo hubiera tolerado.

Ya sin Juan Minujín, la trama retrocede en el tiempo para revelar las historias encerradas en la cárcel de San Onofre, en la que Diosito (Nicolás Furtado) en un papel de antología para su carrera y Mario Borges (Claudio Rissi) ingresan al penal y se ven envueltos en una guerra de poder con el Sapo (Roly Serrano), un preso sanguinario que gobierna la prisión, secundado por una muy buena actuación del famoso Mocilla (Carlos Portaluppi), así lo pronuncia Pedrito (Brian Buley) .

Solo recomendable a habitués a los géneros con mucha violencia física y verval.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1