arrow

Día de los enamorados (2010)

Día de los enamorados
Trailer
4,9
12.027
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El film consta de varias historias que suceden el día de San Valentín: una oficial del ejército (Julia Roberts) que vuela desde Iraq a Los Ángeles, coincide en el avión con alguien que debe resolver algunos asuntos (Bradley Cooper); el dueño de una floristería (Ashton Kutcher) le propone matrimonio a su novia (Jessica Alba), aunque, en realidad, está enamorado de una amiga (Jennifer Garner), cuyo novio está casado; una jubilada (Shirley MacLaine) le confiesa a su marido que mantuvo un largo romance con otra persona; una mujer (Anne Hathaway) que trabaja en la agencia de talentos más importante de la ciudad sale con un empleado de Correos. Y, finalmente, una desafortunada publicista (Jessica Biel) resulta que no tiene con quién quedar el día de San Valentín. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Valentine's Day
Duración
124 min.
Estreno
12 de febrero de 2010
Guion
Katherine Fugate, Abby Kohn, Marc Silverstein
Música
John Debney
Fotografía
Charles Minsky
Productora
New Line Cinema / Karz Entertainment
Género
Comedia Romance Comedia romántica Historias cruzadas
3
Historias (para no dormir debido a los instintos asesinos) de San Valentín (de muerte)
Querido Garry Marshall,

aquí te paso la lista de instrucciones que me pediste para hacer la mejor película romántica de la historia.

Firmado: San Valentín (Mr. Dollar para los amigos)

INSTRUCCIONES:

1)Revísate Love Actually ahí en un moment y quédate con los 3 elementos fundamentales: muchas historias, amor, actores famosos.

2)Bien, ahora hazte tu propio guión sobre la base del de la peli inglesa, y ya sabes: muchas historias (más vale cantidad que calidad), amor (quien dice amor dice pastelería industrial de la barata, total, eso es lo que busca la gente en San Valentín, ¿no? Osos amorosos y corazoncitos de golosina...), actores famosos (todos los que puedas, ahí a granel, don´t worry, esto se desglosará en los puntos siguientes).

3)Vale, ya tenemos el guión, así que ahora vamos con los personajes. Para hacerte las cosas más fáciles... OLVÍDATE DE ELLOS. Sí, olvídate, piensa en actores, no en personajes, ¿para qué vas a preocuparte en definirlos si la gente va a ver a Ashton Kutcher, Julia Roberts, etc... y no a sus personajes?

4)Cambia al niño gracioso de la peli inglesa por un niñato caprichoso e insoportable que se le parezca, ya sabes, uno más al estilo Hollywood que le dé el toque inocente al film.

5)Llama a Jessica Alba y ofrécele un papel, el que sea, uno en el que no hable mucho, si puede ser, uno bastante idiota, ya sabes.

6)Págale a Julia Roberts dos millones de euros por salir seis minutos... eso es Marketing, baby.

7)Clava a Jennifer Garner y a Ashton Kutcher de pareja con química (y si lo consigues me cambio de sexo, lo juro).

8)Mete al hombre lobo de Crepúsculo (creo que tiene nombre... Taylor Lautner o algo así) ahí donde sea para que las niñas se cieguen por culpa de su libido.

9)Ah, y si puedes, contrata también a Hannah Montana. ¿Que está ocupada? ¡Pues a Taylor Swift! ¿Qué más dará?

10)Ya que te has gastado tanto en el reparto, no pongas mayor atención en lo que son las imágenes. ¿El montaje? No es tan importante. ¿Recursos cinematográficos? Cero. Por ejemplo, ¿que quieres contar una historia que sucede en un avión y quieres poner una escena donde éste se vea? PLANTA UN DIBUJO, hay que ser elegante, hombre.

11)Uy, casi se me olvida. Que se note que la industria es abierta y tolerante: mete la homosexualidad ahí donde puedas, tampoco desarrolles mucho el tema ni metas ninguna imagen chocante, NO, pero que se note que los aceptamos casi como si fueran personas normales.

(San Valentín es un poco pesadilla, así que la conclusión esta en el spoiler)
[Leer más +]
60 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Desfile de lugares comunes
Es verdad que a este tipo de películas no se les puede exigir demasiado, y que el público ya sabe a lo que va cuando entra a verlas en una sala: es sólo una excusa comercial para atraer muchos espectadores en el cine, un panorama liviano que sólo busca divertir y hacer pasar un buen rato a quienes quieren coronar una cita romántica, esta vez con el plus de reunir en una misma cinta a un elenco lleno de figuras famosas, estrellas... y algunos -sólo algunos- actores destacados. Pero aunque se supone que no debemos ser tan graves y severos con esta clase de cine, tras ver "Historias de San Valentín" es inevitable pensar que antes de esforzarse en reunir a su reparto estelar, los productores debieron preocuparse de contar con un guión decente, o al menos inteligente y que no crea que los espectadores nunca antes han visto una película romántica.

Es tal la cantidad de lugares comunes que abunda en esta película que se la podría considerar la madre de las comedias románticas predecibles y rutinarias (incluyendo las canciones de su soundtrack)... además, se sabe que siempre la receta de juntar muchas historias para contarlas en paralelo, es arma de doble filo: es ineludible que sea muy poco lo que se puede profundizar en los personajes y situaciones, e inevitablemente algunos de ellos serán sólo un adorno en la trama, cuya desaparición no alteraría demasiado las cosas en el contexto general y dan exactamente lo mismo.

Puede que en el pasado Garry Marshall haya tenido buenos momentos con producciones amables y encantadoras como "Nada en común", "Pretty woman", "Frankie & Johnny" o su popular "Princesa por sorpresa". Seamos sinceros: en ninguno de esos casos se trataba de obras maestras, pero sí películas con una buena cuota de sensibilidad y simpatía, donde era fundamental el carisma y talento de actores como Hanks, Gleason, Roberts, Pacino, Pfeiffer, Hathaway, Andrews y su actor fetiche, Hector Elizondo (quien también aparece en "Historias de San Valentín"). Lamentablemente, no puede decirse lo mismo del enjambre de figuras convocadas en esta ocasión: algunos de ellos logran salvarse con dignidad -Topher Grace y Anne Hathaway, Bradley Cooper y Julia Roberts-, otros intentan sobrevivir a personajes que rozan el patetismo en ciertas escenas -pobres Jennifer Garner y Shirley MacLaine, ¡no se merecían esto!- y otros dan vergüenza ajena y demuestran que aún tienen mucho que aprender de la pantalla grande, en particular las parejas adolescentes, Emma Roberts y Carter Jenkins, y, especialmente, los dos Taylor, Lautner y Swift.

El resultado final: muy pocas risas -casi todas ellas por cuenta de Hathaway-, romance por todos lados pero lleno de cursilería y escasa espontaneidad, una dirección con piloto automático y un guión ridículo, que llega a provocar risa por lo malo y su acumulación de clichés. A pesar de todo esto, de seguro muchos la disfrutarán y servirá para estimular su 14 de febrero, pero al menos a mí me pareció muy, pero muy mala.
[Leer más +]
32 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil