arrow

Indiscreet (1958)

6,7
2.228
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una famosa actriz conoce a un elegante y rico hombre de negocios y ambos se sienten inmediatamente atraídos. Él le confiesa que está casado y que su esposa se niega a concederle el divorcio. A pesar de todo, mantienen una feliz y romántica relación.(FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Indiscreet
Duración
100 min.
Guion
Norman Krasna (Obra: Norman Krasna)
Música
Richard Rodney Bennett, Ken Jones
Fotografía
Freddie Young
Productora
Warner Bros
Género
Comedia Romance Comedia romántica
8
La mentira
Producida y dirigida por Stanley Donen ("Cantando bajo la lluvia, 1952), se basa en la obra teatral "Kind Sir" (1953), de Norman Krasna, adaptada por éste al cine. Se rodó en interiores y exteriores de Londres y en los Elstree Studios. Fue nominada a 3 Globos de oro, 2 BAFTA y un WGA (guión). Producida por Grandon Productions, se estrenó el 20-V-1958 (EEUU).

La acción tiene lugar en Londres, en 1957, a lo largo de varios meses. Narra la historia de amor de Anna Kalman (Ingrid Bergman) y Philip Adam (Cary Grant). Ella es famosa actriz de teatro, de unos 33 años, elegante y sofisticada, ha tenido varios desengaños amorosos y se siente desilusionada. Él, diplomático americano, nacido en San Francisco hace unos 35 años, destinado a la sede de la OTAN en Paris, es experto en finanzas internacionales y, según confiesa, ha tenido una experiencia matrimonial fracasada. Es aficionado a la música y al ballet y siente aversión al compromiso. El encuentro entre ambos hace renacer en Anna las ilusiones perdidas.

La película desarrolla una comedia romántica entre dos personas con experiencias amorosas pasadas y de edades superiores a los 30 años, que se enamoran como colegiales, lo que aporta elementos de humor y de reflexión sobre ls relaciones entre la edad y el amor verdadero. El film se desenvuelve en un ambiente de lujo y opulencia, que visto con ojos de hoy resulta empalagoso. Es destacable el vestuario de Christian Dior para Anna, con el que buscó aunar elegancia e innovación sobre la moda del momento. La historia contiene elementos de transgresión, que elevan el tono del relato y suscitan el interés del público. El amor extramatrimonial de Philip se explica con sutilezas y rodeos para evitar la censura. Ésta no permitió la inclusión de una escena de cama de los enamorados, que el director sustituyó por una doble imagen en la que éstos aparecen separados por una tenue línea de sutura vertical. Los orígenes del realizador como bailarín explican las referencias al ballet, la alegre escena del baile de la rueda y los vibrantes pasos de baile en solitario de Cary Grant. El enredo de verdades y mentiras enardece el interés del relato.

La música aporta una canción original, "Indiscreet", de Cahn y Hensen. El score ofrece una variada selección de solos de piano, violín y saxo y composiciones de cuerdas, de aires románticos y clasicistas. La fotografía, cuidada y bien contrastada, se recrea en grandes espacios interiores, en el vestuario de Anna y en una decoración recargada y suntuosa. Los paspartús de colores diversos de los cuadros del salón de Anna crean un curioso y novedoso colorismo. Se agradece la reiterada visión de una aguatinta de Picasso. El guión está escrito con habilidad y contiene unos diálogos espléndidos. La interpretación de los protagonistas, reunidos tras 12 años desde "Encadenados" (1946), es excelente. La dirección crea una más que interesante comedia de amor, intriga, celos, enredos, mentiras, engaños y revanchas.
[Leer más +]
40 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El ocaso de dos mitos
Es una película difícil de valorar. Si la juzgamos por las interpretaciones de sus actores principales, los míticos "Grant" y "Bergman", que después de una de las películas más bonitas "Encadenados" volvieron a juntarse, estaríamos hablando que es una buena interpretación a pesar de que los personajes que interpretan están un poco desubicados por la diferencia de edad y encontrarse en el ocaso de sus carreras cinematográficas. Cary Grant cuando se rodó ésta película tenía 54 años e Ingrid 43 años. Pero a pesar de esta limitación importante sobre la credibilidad de la historia son tan grandes que logran por sí solos salir con nota de sus interpretaciones. Si la juzgamos por la película en general ell desarrollo de la historia es algo monótono, por momentos parece que estamos viendo una representación teatral. En la parte final logra despuntar esbozos de mejoría pero en líneas generales es una película anodina. Si no estuvieran estos actores estaríamos hablando de un film mediocre.
[Leer más +]
19 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil