arrow

Crime Without Passion (1934)

6,4
25
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un destacado abogado le dispara a su infiel novia y debe establecer su coartada. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Crime Without Passion
Duración
70 min.
Guion
Ben Hecht, Charles MacArthur
Música
Oscar Levant, Frank Tours
Fotografía
Lee Garmes (B&W)
Productora
Hecht-MacArthur Productions. Distribuida por Paramount Pictures
Género
Cine negro Drama
7
El Pionero Vorkapich
Esta película tiene una razón de ser y una razón para ser vista.
Tal razón o excusa tiene un nombre.
Ese nombre es Slavko Vorkapich.
Vorkapich es un pionero en toda regla que toco varios (por no decir todos) los palos posibles en el recién nacido séptimo arte.
Una de sus primeras incursiones en el mundo del cinematógrafo tiene justa fama precursora entre los analistas de los orígenes fílmicos por su atrevimiento, sus trucajes y su montaje.
Se llamaba "The Life and Death of 9413, a Hollywood Extra".
No extraña por tanto que una vez superada su fase inicial polivalente afianzara su sitio en el negocio como especialista en montaje y efectos especiales.
Dejo rastros de su genio en, por ejemplo, la obra maestra "The Good Earth" y aquí, en la obra que nos ocupa "Crime without Passion", se marca unos títulos de crédito "dalinianos" inolvidables.
La película en sí misma no es perfecta pero merece la pena por disfrutar de la "set piece" inicial y de un Claude Rains que destila un diabólico encanto, además quien disfrute con los filmes de crímenes perfectos, le encantará.
En cualquier caso, ¿Qué tendrán estás películas añejas?, hasta las más "normalitas" le dan una soberana paliza en diálogos, construcción de personajes, etc... al 90% que actualmente estrenan cualquier viernes. ¿Será que me hago viejo?.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
TEXTURA DE CRISTALES ROTOS
Película inquietante que se desarrolla en ese incierto espacio en el que anidan los motivos del comportamiento humano.
B. Hecht y C.. MacArthur saben imprimir ritmo, tensión y nervio vibrante mientras que C. Rains le proporciona solidez y empaque actoral.
El largometraje es un ejemplo de pulcritud conceptual y de originalidad formal y en ella el suspense se hace grande, cobra pleno sentido y acompaña al espectador durante mucho tiempo después de que éste haya abandonado la sala.
No en balde posee un hondo calado psicológico y esa textura de vidrios rotos que anticipan las oníricas escenas que abren la filmación.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil