arrow

El vengador anónimo 2 (1981)

El vengador anónimo 2
Trailer
4,7
1.939
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de varios años, el arquitecto Paul Kersey ha conseguido superar el asesinato de su mujer y lleva una vida tranquila en Los Angeles. Pero, cuando su hija, ingresada en un sanatorio desde que fuera violada, también es raptada y asesinada, decide tomarse la justicia por su mano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Death Wish 2
Duración
95 min.
Guion
David Engelbach
Música
Jimmy Page
Fotografía
Richard L. Kline, Thomas Del Ruth
Productora
Cannon Films
Género
Acción Secuela Venganza
Grupos  Novedad
Yo soy la justicia Adaptaciones de Brian Garfield
8
¡Temblad, escoria!
Cuando uno ve que el fulano que agarra la pipa y se pone en funcionamiento porque la escoria de la humanidad le ha tocado los huevos (su hija clavada en los hierros de una valla del portal de una casa) y, que entonces va a eliminar irremediablemente a todos porque ni hay perdón ni hay olvido, porque no todas las víctimas son hermanitas de la caridad ni débiles ciudadanos resignados; cuando uno ve que van a caer todos, uno a uno, sin prisas, con seguridad, sin que se le mueva el bigote, entonces uno sabe que ese fulano es Charles Bronson.
Y ahí estaré yo, pegado a la pantalla, porque sí.
Me gusta aclarar las cosas, ajustar cuentas pendientes, cobrar al que la hace y, como yo no valgo para eso, pues me va la cienciología de Bronson.
Bronson fue antes que Schwarzenegger, ya estaba cuando Van Damme chupaba el biberón, fue de la política de Harry Callahan, enseñó a Bruce Willis, fue colega de Chuck Norris, maestro de Rambo, total: el fundador de esta clase de tipos secos que dan dentera.
Y ellos fueron la inspiración, la fuente de la que quiso beber el innombrable, el vergonzoso, el creído Steven Seagal, el indigno aprendiz. No merecía figurar en el mismo papel donde se nombra a Charles Bronson, pero hay que decirlo, pese a quien pese.
[Leer más +]
37 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Barriendo las calles, esta vez en Los Angeles
Tu hija violada y clavada en lo alto de una verja. Tu mujer asesinada. Tu criada sodomizada. Sales a la calle, buscas a los que han hecho todo eso, los encuentras y los matas. A eso los críticos y los progres de salón lo llaman "cine fascistoide". Yo sólo digo que PAUL KERSEY ES DIOS.

En Death Wish II, Paul Kersey (Charles Bronson) un hombre marcado por un horrible suceso de su pasado (el asesinato de su mujer y la violación de su hija, psicológicamente transtornada tras el hecho) rehace su vida en Los Angeles... hasta que el destino parece burlarse de él y la historia se repite: cuatro pandilleros acaban con su cridada y su hija no sin antes haberlas violado a conciencia. Pero esta vez Paul Kersey no dejará el caso en manos de la policía, superada por el volumen de trabajo en una ciudad con índices de criminalidad espantosos. Kersey retomará el papel de "vigilanti" que adoptó en Nueva York ocho años atrás y no descansará hasta encontrar a los pandilleros y acabar con ellos.

Una vez más, los ciudadanos de a pie con conciencia cívica real no dudarán en ayudar a Kersey en su cruzada particular por hacer un mundo mejor. Esto sí es cine social y no las patochadas de Fernando Leon de Aranoa.

Una buena secuela de "Death Wish", algo más pasada de vueltas y con menos ganas de sentar un debate sobre la ética en las acciones de Kersey. Death Wish II está a medio camino entre la contención de su original y el maravilloso exceso de Death Wish III, sin duda la obra maestra de la saga.

De visionado obligatorio, como toda la saga de la I a la IV.
[Leer más +]
20 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil