arrow

Jekyll (Miniserie de TV) (2007)

6,4
1.161
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Miniserie de TV. de 6 capítulos. Londres, año 2007. El respetable doctor Tom Jackman, un padre de familia, oculta un siniestro secreto: sufre transformaciones periódicas que lo convierten en Hyde, un hombre de extraordinaria maldad. Jackman intenta controlar estos cambios, pero sobre todo que Hyde no sepa nada de él ni de su familia. Lo que el doctor Jackman ignora es que una antigua y poderosa organización controla todos sus movimientos con el fin de conseguir los terribles poderes de Hyde. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Jekyll
Duración
55 min.
Guion
Steven Moffat
Música
Debbie Wiseman
Fotografía
Adam Suschitzky, Peter Greenhalgh
Productora
Emitida por British Broadcasting Corporation (BBC)
Género
Serie de TV Thriller Fantástico Miniserie de TV
7
Y la Dualidad se corrió en el papel y manchó el cuento
Jekyll es una vuelta de tuerca del clásico de Stevenson. No es ni una revisión ni una reinvención, ojo. En cierta manera forma parte del mítico relato del grandérrimo escocés; se podría decir que éste pasa por ser la premisa de la serie. La cosa promete, y más tras el visionado del capítulo piloto, que remonta un inicio titubeante y se acaba erigiendo como un Señor Capítulo. El guión se va hilvanando, como cabía esperar, con la metáfora del conflicto de la dualidad humana -el bien y el mal, el yin y el yang-, amén de jugar y manosear con conceptos nietzscheanos. A este interesante planteamiento cabe sumarle una buena puesta en escena, una brutal fotografía, el ritmo adecuado y un impresionante Nesbitt en el cuerpo de ese auténtico y arrollador personaje que es Hyde: el monstruo, el vacilón, el anti-héroe. Los personajes secundarios sugieren y prometen, y la historia camina firme entre el drama y lo cómico, la violencia y la intriga; intriga que va fluyendo a lo largo del capítulo con amagos que se comprometen a llevarnos por interesantes pesquisas. La duración de la serie (tan sólo seis capítulos tiene la primera temporada), y un capítulo piloto sobrio y firme, nos hace esperar una historia sin medias tintas. Bien atada. Por fin. Sientes ese cosquilleo en el estomago de estar ante algo grande.
Pero es entonces cuando la Dualidad con la que juegan parece escaparse e infectarlo todo. Y así nos la encontramos, como una ironía, en diversos campos de la obra: el personaje de James Nesbitt sosteniendo la serie frente a unos secundarios tan llanos que asombra, sólo sugeridos, inverosímiles, y a los que a veces se les quiere cargar un importancia que no es creíble y que les rebasa; alternancia desconcertante entre momentos gloriosos y otros ridículos; unos pocos capítulos buenos, unos pocos capítulos malos; una historia que por momentos se sugiere brillante y por otros no hay por dónde cogerla; situaciones acojonantes que son pisadas por otras que las suceden; un tempo descontrolado, por momentos adecuado, por momentos lento y aburrido o dinámico y confuso.
Más que altibajos de calidad (que lo son) estos contras parecen fruto de desdoblamientos de personalidad al más puro estilo de Tom Jackman. Habría que estudiar a los responsables.

En términos generales, pues, se queda en eso: una serie muy irregular que en cierta manera peca de aquello que analiza. Como si la Dualidad hubiese jugado una mala pasada a una serie que quiso pasarse de lista con ella. Una broma.
Todo queda en un cuento que gusta leer, pero tiene las letras corridas y las solapas manchadas. Y por supuesto no queda bien en el estante.
Una gran idea, un mal desarrollo. Ella de nuevo.

Y aún así un siete. Quizá me encariñé demasiado con Hyde. Siempre hay un Hyde.
Habrá que esperar la segunda temporada, si la hay.
[Leer más +]
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Interesante planteamiento, se desinfla a media que avanza y un cómico final
Antes de verla no sabía realmente de qué iba (suposiciones aparte), pero el planteamiento tenía buena pinta. Del tipo de Coupling (aunque nada tengan que ver una y otra). Y recomendada por Hernán Casciari. Pues habrá que verla... Ahora puedo afirmar que la serie es regular (y no digo algo peor por ser condescendientes).

¿Adaptación? Ni mucho menos, nos buscamos una historia interesante, llamativa y conocida para acabarle poniendo todos los topicazos de hoy en día. Cualquier parecido con una novela de Stevenson es pura coincidencia.

¿Merece la pena verla? Sí y no. Sí por saciar la curiosidad, porque los seis capítulos se ven rápidamente, porque hay tías buenas, intriga y algo así como referencias históricas.

Y no...

Por los personajes tan poco interesantes, tan previsibles (malos muy malos, buenos muy buenos). El hecho de que el protagonista tenga un doble papel creo que no le otorga más valor. ¿Acaso todos los actores tienen carta blanca para recibir buenas críticas cuando hacen este tipo de cosas? En mi opinión no, está excesivo, sobreactuado. El punto cómico de Joker (por ejemplo) es entendible, pero aquí no lo veía necesario. Por cierto, la nueva mujer biónica (Michelle Ryan) está brutal, pero es un personaje florero.

Porque cuando hay un problema de difícil solución se sacan una de la chistera, aunque no tenga mucho sentido. Y miles de tópicos más. Pero qué visto está todo, ¿no?

Si fuese estadounidense diría que es una americanada. Espero que no haya segunda temporada. Y si la hay dudo que esté para verla. Aún así le doy un 4 ó 5 porque me entretuvo y porque soy un buenazo. Si la hubiesen calificado como comedia quizás le hubiese dado más. Habrá que volver a la realmente buena Dexter.
[Leer más +]
9 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil