arrow

Amityville 1992: It's About Time (1992)

Amityville 1992: It's About Time
Trailer
3,7
175
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hombre compra un reloj antiguo en el pueblo y se lo lleva a Nueva York consigo, descubriendo amargamente que proviene de la infame casa encantada. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Amityville 1992: It's About Time
Duración
91 min.
Guion
Christopher DeFaria, Antonio Toro (Libro: John G. Jones)
Música
Daniel Licht
Fotografía
Christopher Taylor
Productora
Steve White Productions / VPS
Género
Terror Sobrenatural Casas encantadas Secuela
Grupos  Novedad
Amityville
1
La lámpara y el reloj, dupla terrorífica
Sexta entrega de Amityville, una de las sagas de menos nivel del cine de terror... que mira que es jodido ser de las peores con la cantidad de mierda que hay, pero Amityville está ahí. En esta ocasión, resulta que el mal vive en un puto reloj. Viernes 13 tuvo a Jason Voorhees, Pesadilla en Elm Street tuvo a Freddy Krueger, La noche de Halloween tuvo a Michael Myers y Amityville, de momento, ha tenido villanos del tamaño de una lámpara y de un reloj.

Tony Randel, antes supervisor y diseñador de efectos visuales que se convirtió en director con Hellraiser II, en la que hizo un trabajo potable, se pone aquí tras las cámaras. Por lo general, este tipo de películas cuenta con un equipo tanto técnico como artístico que no está muy rodado en el cine o que, por el contrario, da ya sus últimos coletazos. El caso de Randel es curioso, porque dentro del mundillo del cine se aprecia su labor con los efectos visuales, pero el hombre quería probar cosas nuevas y se metió en esto del cine de terror barato. Aquí su trabajo es monótono, soso y poco ágil. Randel nos mete en el clímax de la película cuando esta apenas ha superado la mitad de su duración y, lo que promete ser una orgía de sangre, se convierte en un aburrido cuento de terror para niños en el que ni los efectos visuales, que son lo mejor de la película, consiguen perturbar ligeramente la mente del espectador. El guion, escrito por el binomio formado por Chritopher DeFaria y Antonio Toro, es soporífero de solemnidad, aunque los tíos creen que lo arreglan con un giro al final que pretende dejarte con la boca abierta. No es que la idea sea mala, pero como lo que pasa antes te importa una puta mierda, pues eso como que te suda las partes nobles.

Shawn Weatherly protagoniza la película y comete el error de quien ansía un mundo en el cine y se mete en esta clase de películas: tiene más ganas que talento, por lo que no llegas a encontrarle el punto. Stephen Macht, que tiene más pinta de psicópata cuando es normal que cuando se demoniza, se convierte en uno de esos actores de los que piensas: "pero, ¿cómo coño consiguió el papel? ¿Nadie más se presentó al casting?". La pareja de hijos está interpretada por Damon Martin, el mejor del reparto de aquí a China y Megan Ward, cuyo desdoblamiento de personalidad deja claro que no sirve para interpretar ninguna de las dos caras de su personaje.

Resumiendo, que es gerundio: Amityville 6 es una película mala de cojones. A mí las películas malas de cojones me molan; me ponen, incluso, siempre y cuando el resultado se pueda equiparar con las pretensiones. Si eso no sucede, espero que al menos me hagan reír, cosa frecuente en las secuelas de las largas sagas del cine de terror. O que tengan algún susto decente, por lo menos. O alguna imagen inquietante. No sé, o que salga un mono de peluche de esos que tocan los platillos, lo que sea... Pero es que aquí no hay nada de nada. Pero nada. Esa sensación de "¿qué coño acabo de ver?", ¿sabéis a qué sensación me refiero? Pues esa, justamente.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Pésima película
Mi opinión, muy mala, pésima. Una peli que catalogan como una de las más terroríficas de la historia y, en realidad, es un timo. No hay ni sustos, la intriga es inexistente*, los personajes son poco carismáticos y de interpretación pobre y el final, desastroso.**
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil