arrow

La diagonale du fou (1984)

La diagonale du fou
Trailer
6,5
327
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La Guerra Fría reflejada en una partida de ajedrez. En Ginebra tiene lugar un prestigioso campeonato de ajedrez que enfrenta al gran maestro Pavius Fromm con el actual campeón del mundo, Akiva Liebskird. Ambos proceden del otro lado del Telón de Acero, pero mientras que Liebskird es leal al régimen comunista de la URSS, Fromm es un destacado disidente que vive exiliado en Occidente. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Suiza Suiza
Título original:
La diagonale du fou
Duración
110 min.
Guion
Richard Dembo
Música
Gabriel Yared
Fotografía
Raoul Coutard
Productora
Coproducción Suiza-Francia
Género
Intriga Drama Guerra Fría Ajedrez
7
La mejor película que existe ambientada en el ajedrez
Otras películas con el ajedrez como temática principal como "La defensa Luzhin" o "Jaque al asesino" son más conocidas y permanecen mejor en la memoria colectiva, pero, en mi opinión, no dejan de ser inferiores a este drama político-deportivo "La diagonal del alfil", no "del loco" (otra cagada más traduciendo títulos en España), cuya máxima virtud es haber explotado al máximo el potencial de hechos ajedrecísticos y políticos de primer nivel reales, transformándolos en un relato con grandes dosis de suspense y tensión.

Como aficionado incondicional al ajedrez que soy, la película hace numerosos guiños a acontecimientos ajedrecísticos reales: el Match del Siglo entre Spassky y Fischer en 1972 en Reykyavik y el Campeonato Mundial de Ajedrez de 1978 entre Anatoli Karpov y Viktor Kortchnoi. Pavius Fromm (Alexandre Arbatt) es una especie de mezcla del genial Bobby Fischer y Kortchnoi, un ruso nacionalizado suizo; y Liebskind (Michel Piccoli) y su cohorte de maestros representa seguramente la facción soviética más pura que manipula a su antojo a sus ciudadanos más capaces en pro de la supremacía comunista. Recordemos el papel de Karpov frente a Kasparov en sus inolvidables duelos de los 80, inmovilismo frente a perestroika.

La trama se enreda demasiado bajo mi punto de vista en un lío tremendo de espionajes, contraespionajes y dobles agentes que es difícil de digerir, pero merece mucho la pena por la variedad de situaciones a los que se enfrentan los dos gladiadores de las 64 casillas. Los amantes del análisis de posiciones y del ajedrez táctico tendrán su momento en el filme y saborearán con fruición el arte que se les ofrecerá. Porque el ajedrez es un deporte, un arte y una ciencia, no lo olviden. Película maravillosa para los viciosos del tablero y que puede iniciar a muchos profanos.

Relación de momentos destacados en el spoiler, sobre todo dedicados a los ajedrecistas.
[Leer más +]
25 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Nota: Muy buena || Requisitos para que la consideres así: Conocer el ajedrez como deporte
Gran sorpresa me he llevado tras visionar esta película con una nota un tanto "baja" para mi gusto teniendo en cuenta que había recibido un oscar a la mejor película de habla no inglesa, claro, también comprender que quedará lastrada por los seguidores de algún que otro film que se quedó fuera de las mismas nominaciones teniendo mayores aspiraciones de cara al gran público. Nos encontramos ante una gran obra que históricamente ha pasado y pasará desapercibida, al igual que una película cuyo idioma base sea el árabe y nunca sea subtitulada solo podrá ser apreciada en plenitud por quienes conozcan el idioma esta gran obra solo será apreciable en su plenitud por quienes conozcan las propias tramas del ajedrez, algo sobre competición y un poco de historia de mismo deporte.

Hablando ya enteramente de lo que es la película es una obra perfectamente tratada, es el enfrentamiento entre 2 ideologías, el disidente y el propio comunista que aun es fiel a su patria, un retrato de la propia guerra fría, a su vez es un enfrentamiento entre 2 personalidades distintas, un joven emergente con aspiraciones a ser el campeón de mundo, con todas sus aspiraciones, con la vida por delante, con ganas de vivir su matrimonio, con miedo a lo que es el propio espionaje, en otras líneas, miedo a que quieran arrebatarle las cosas que tiene; sin embargo como rival nos encontramos a un hombre que ya lo tiene todo, solo lucha por presión, mantener el título de campeón del mundo que ya tiene y por no querer verse realmente acabado, quiere seguir siendo el mejor aunque ya lo tiene y ha hecho todo en la vida.

Añadiendo a todo esto que las interpretaciones pese a ser desconocidos para mi me parecen bastante aptas y el hecho de que tenga un genial ritmo con grandes dosis de intriga que impidan que el espectador alcance ningún tipo de aburrimiento me hace darle a esta obra este 9, enhorabuena.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil