arrow

TRON (1982)

TRON
Trailer
6,5
17.191
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hacker es dividido en moléculas y transportado a las entrañas de un ordenador en el que un malvado programa controla los comportamientos a su antojo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
TRON
Duración
82 min.
Guion
Steven Lisberger (Historia: Steven Lisberger, Bonnie Macbird)
Música
Wendy Carlos
Fotografía
Bruce Logan
Productora
Walt Disney Productions / Lisberger/Kushner
Género
Ciencia ficción Fantástico Acción Internet / Informática Cyberpunk Película de culto
Grupos  Novedad
TRON
8
La experiencia, o de cómo fui abducido por filmaffinity mientras redactaba esta crítica
Con trece años, trece años de los de antes, de aquéllos que aún podían ver el mundo con ojos cándidos y que no habían tenido oportunidad de conocer la inmoralidad, con trece años de honestos tarzanes, nobles ivanhoes y gamberros hermanos Marx asistí a mi primer estreno cinematográfico.

En mi barrio carabanchelero los cines eran de los de programa doble y lo habitual era que programaran un reestreno acompañado de una peli “antigua” o de una coproducción hispano-germano-franco-italiana. Pero con Tron no estaba dispuesto a esperar tres o cuatro meses a que la proyectaran en mi barrio. Así que me llevaron al cine Capitol de la Gran Vía. Fue una experiencia inolvidable.

Aún no existía, al menos en mi barrio, la grabación de vídeo pero Tron la tenía grabada a fuego y podía disfrutarla siempre que quería. El colorista mundo de los programas, las motos de luz que tanto molaban, el bichito que solo decía sí o no y que me hacía partirme de risa, el actor David Warner (me aprendí su nombre) de tan inquietante mirada, el que hacía de Tron que era para mí el Luke Macahan de La conquista del Oeste…

Con treinta y tantos mi esposa me regaló el DVD de Tron. Al sostener con mis manos aquel disco atravesó mi memoria un haz de información en forma de recuerdos, de sopetón recordé con nitidez la imagen de Tron sosteniendo en alto su disco de memoria. Claro, que era el dibujo de la carátula. Como si me hubieran reimplantado aquellos olvidados ojos infantiles, me dispuse a ver Tron. Al terminar me di cuenta de que esta película era una distorsión de la que yo recordaba. Muchas lucecitas alucinantes, sí, pero diálogos anodinos, escenas torpemente rodadas, la parte correspondiente al mundo real parecía sacada de un telefilme ordinario, y en el mundo virtual todo era de una simpleza apabullante. Me convencí de que, con los años, mi inteligencia había madurado y ya era muy superior a esta infantil aventurilla.

Ayer volví a ver Tron. Y volvió a ser una gran experiencia. Quedé maravillado por el caudal creativo, sobre todo visual, de la película. Y por el enorme y expresivo contraste entre el insípido mundo real y el cautivador mundo virtual, antítesis a todas luces nada casual. Y… ¡Qué cojones es esto! ¿Qué está pasando? Un rayo laser procedente de mi CPU está descomponiendo mi estructura molecular. ¡Mis pies desaparecen! ¡Mis piernas! ¡No, eso noooooooooooooooooo…
[Leer más +]
168 de 224 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
C:\Archivos de Programa\MegaDrive 32x Emulator\Setup.exe
Hace 25 años ya del estreno de Tron. Increíble. Yo la he visto ahora, nunca de crío, y me sigue pareciendo fascinante. Su simple pero entretenidísima historia, algunos puntos fantásticos en el guión, su coherencia a nivel informático... y, ante todo y por todo, tiene un gran plus que la hace destacar sobre basuras como Hackers y películas de ese rollo: Ambición. Y esa ambición, justamente esa, es la que le hizo hundirse en taquilla en el 82. ¿Irónico, eh? Pues eso aún se extiende al día a día, con cintas como Casshern, MirrorMask o Brick. El tiempo dirá si también se convierten en películas de culto.

Sea como fuere, Tron ha pasado a la historia merecidamente por contar con unos efectos visuales que -imagino- en 1982 eran equiparables a un cíber-orgasmo, y digo esto por que aún hoy en día son cojonudos. Sí, esas 3D las superamos ampliamente con la PlayStation e incluso con chips 3D de consolas de 16bits como MegaDrive 32x, pero esto ya data de 1995. Y la película tiene 13 años más. Las carreras en las motos, el universo Tron, en general, es realmente cojonudo, y los diseños de los trajes, con esa iluminación, la fauna creada para la película, ese extraño universo, los avatares de todos los personajes dentro del cíber-espacio...

Ambición. Esa es la mejor palabra con la que podría describirse la cinta de Steven Lisberger, una pelicula a todas luces premonitoria, con un guión decente, y un par de interpretaciones (fantástico Jeff Bridges) que aportan solidez y sobriedad. Quién iba a decirnos que 25 años después eso dejaría de ser ciencia-ficción para convertirse en realidad. Ahora todos tenemos nuestro avatar por ahí andando, un puñado de bites que en forma de 'nick' nos representa ante los demás. Ains, lástima que no se haya inventado la Lightcycle...
[Leer más +]
80 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil