arrow

Otoko wa tsurai yo (1969)

5,7
23
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tora-san, un vendedor ambulante, vuelve a casa después de veinte años para encontrar que sus padres fallecieron y su única hermana, Sakura, trabajando en una tienda de dulces locales y vive con su tía y su tío. Tora de mala gana está de acuerdo con el matrimonio previsto de Sakura con un pintor, pero sólo consigue arruinar el matrimonio cuando se comporta de forma escandalosa en la fiesta pre-boda. Sin darse cuenta se enamora de la hija de un sacerdote budista. Al enterarse de que ella ya se está preparando para su propio matrimonio, decide salir de su casa de nuevo para ocultar su disgusto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Otoko wa tsurai yo
Duración
91 min.
Guion
Yôji Yamada, Azuma Morisaki
Música
Naozumi Yamamoto
Fotografía
Tetsuo Takahane
Productora
Shochiku Kinema Kenkyû-jo
Género
Comedia Drama Romance Familia
Grupos  Novedad
Tora-san
4
Quizá me esté perdiendo algo...
Vaya por delante que me siento muy raro criticando como voy a hacerlo una peli del director de The Hidden Blade, entre otras obras maestras. Así que todo el tiempo tengo en mente que quizá haya más calidad de la que soy capaz de percibir en Otoko wa tsurai yo.


Las treinta y pico películas de Tora-san son un verdadero fenómeno en Japón. El protagonista de la película "Otoko wa tsurai yo" incluso tiene una estatua erigida en el barrio en el que se desarrolla la acción.
Hace mucho que tenía ganas de ver esta película y sentía muchísima curiosidad por Tora-san, al que imaginaba como un personaje de algún modo entrañable, que pudiera justificar tanta admiración, y tantos premios de la Academia de cine japonés en su momento.
Me he llevado una gran decepción y le pongo un 4 porque asumo que quizá haya algo en la situación de los años 60 de Japón que me estoy perdiendo, y que me impide empatizar con Tora-san. Si me guiara exclusivamente por valores fílmicos o argumentales, le bajaría la nota.

Es, en esencia, la historia de una especie de vendedor ambulante que regresa, muchos años después, a su barrio. Por su rudeza, sus formas anticuadas y por ser realmente un bala perdida le cuesta encajar y comportarse apropiadamente. Es un hombre que parece no tener sitio en su viejo barrio y en su vieja familia.

Supongo que es una comedia, pero apenas le veo la gracia, y desde luego las actuaciones me parecen de todo menos memorables. Seguiré viendo pelis de Tora-san, porque tengo curiosidad por el fenómeno. Pero no me es fácil prepararme mentalmente para la siguiente.

Imagino, éso sí, que parte de la gracia tiene que ver con el comportamiento de un vendedor de calle tradicional en el nuevo Tokyo urbano. Como un Paco Martínez Soria menos paleto y más macarra, para entendernos. Quizá haga falta haber vivido en Japón y haber conocido esa etapa para comprender parte de las claves de la película.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1