arrow

Columbo: Étude in Black (TV) (1972)

6,7
383
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un conductor de orquesta asesina a la pianista de su orquesta, porque ella quería hacer pública su relación amorosa. Episodio Nº9 de Colombo.

Aunque Colombo tiende a ser definida o considerada como una serie de TV, nunca fue una serie propiamente dicha. Exceptuando la presencia recurrente del personaje principal, no presenta ninguna de las características de una serie tradicional (episodios semanales, de duración regular, con cast, dirección y equipo de producción fijo). Pensados como telefilms (de hora y media como promedio de duración), cada episodio cuenta con una historia independiente y con un director y un equipo de producción distinto. Los films tuvieron una transmisión irregular, pero con un mínimo de tres o cuatro producciones por año hasta 1978. Más de diez años después, Falk retomó su personaje por dos años (1989-1990). A partir de 1990, Columbo dejó de emitirse con regularidad, y los siguientes films fueron estrenados como especiales. Por estas razones, los 68 episodios de Colombo se dispersan irregularmente a lo largo de 35 años (1968-2003). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Columbo: Étude in Black (TV)
Duración
120 min.
Guion
Steven Bochco (Historia: Richard Levinson, William Link)
Música
Dick DeBenedictis
Fotografía
Harry L. Wolf
Productora
Universal Pictures Television / National Broadcasting Company (NBC)
Género
Intriga Comedia Crimen Serie [Colombo]
7
El particular puzzle de Colombo
Étude in Black (Estudio en negro) 1972 es el primer telefilm de la segunda temporada de Colombo, y décimo de la serie (pilotos incluidos), donde la curiosa aleación de los directores Nicholas Colasanto y, los no aparecidos como tales en los créditos John Cassavetes y Peter Falk, se alían para mostrarnos la entretenida realización Étude in Black que, sobre guión de Steven Bochco basado en la historia de Richard Levinson y William Link; nos ofrece una narración de intrigas musicales y amorosos despropósitos, donde lo que está en juego es anteponer la seguridad material por encima de la espiritual (utilizada como máscara) de un ambicioso protagonista capaz de todo, entre personajes de gran trayectoria cinematográfica como la gran Mirna Loy.

Alex Benedict (John Cassavetes) es un acomodado, ambicioso y temperamental director de orquesta con un dilema amoroso irresoluble, por lo que deberá tomar decisiones que afectarán a su carrera y a su vida personal. Así, privilegiados como espectadores, asistimos al desarrollo de los acontecimientos donde el acorralado director, presionado por su amante Jennifer Welles (Anjanette Comer) toma la drástica decisión de quitarla de en medio, para lo que urde un plan que se nos muestra con todo lujo de detalles.

Tras consumarse el vengativo y fatídico deceso de la ofendida pianista y amante de Alex al sentirse ‘segundona’ en el entramado complejo de la fidelidad, entra en juego nuestro detective Colombo (Peter Falk) que deberá reunir, construir y organizar su particular puzzle de los hechos que desde sus contundentes 'detalles sin importancia’ le llevarán hasta la solución del asesinato que se nos muestra en Estudio en negro, donde el trompetista Paul Rifkin (James Olson), el mecánico Mike Alexander (Don Knight), la vecina y testigo Audrey (Dawn Frame), entre otros personajes del reparto, contribuirán al esclarecimiento de los hechos.

Una olorosa clavellina, una cacatúa y las tecnologías televisivas del momento, contribuirán al esclarecimiento de los hechos que llevan a Colombo hasta las intimidades de una familia no demasiado avenida, donde la miembro perteneciente a la junta de la orquesta Lizzy Fielding (Myrna Loy) y madre de Janice Benedict (Blythe Danner), trata de convencer a su hija sobre la débil y sospechosa fidelidad matrimonial del director.

La constante duda sobre el esposo en la que se instala la fiel Janice, deriva en los acontecimientos que esclarecerán finalmente el doble y peligroso juego amoroso mantenido por Alex Benedict con el nada deseable resultado del homicidio en un mar de excelentes pasajes instrumentales de los eternos Brahms y Chopin, así como la compañía canina de "Perro", un basset hound convertido en mascota de Colombo en el que Audrey (la vecina testigo) tuvo algo que ver.

Complemento genealógico: Colombo cita a su mujer en dos ocasiones.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
EL GATO Y EL RATÓN
A partir de una pirueta algo artificiosa que pretende servir como coartada, una nueva entrega de la afamada serie protagonizada por Peter Falk toma carta de naturaleza merced a una dirección colegiada de lujo y a un elenco asimismo excepcional.
La película se desarrolla a buen ritmo, la ambientación es excelente y posee una cierta dosis de intriga.
Es lo que cabe esperar de un largometraje con crimen incluido.

Por lo demás nos encontramos con un Colombo tal vez menos convincente que en otras ocasiones pero, como siempre, aparentemente despistado, austero, desastrado y certero.

El Colombo más genuino jugando una vez más al gato y al ratón.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil