arrow

The Twilight Zone: The Old Man in the Cave (TV) (1963)

6,2
32
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1974, a diez años de una guerra nuclear que casi extermina a la humanidad, sólo quedan unos pocos sobrevivientes que malviven en pequeñas comunidades. Una de ellas está dirigida por Goldsmith, el cual mantiene con vida a sus habitantes gracias a los consejos de un misterioso y supuesto anciano que vive recluido en una cueva y al que sólo él conoce. Pero la llegada al pueblo de un grupo de soldados al mando del despótico Mayor French, hará que todo cambie dramáticamente descubriéndose además la identidad del misterioso anciano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Twilight Zone: The Old Man in the Cave (TV)
Duración
25 min.
Guion
Rod Serling (Historia: Henry Slesar)
Música
Marius Constant
Fotografía
Robert Pittack (B&W)
Productora
CBS / Cayuga Productions
Género
Ciencia ficción Intriga Thriller Futuro postapocalíptico Telefilm Mediometraje
Grupos  Novedad
The Twilight Zone (Serie de TV 1959-1964)
7
127: La fe y la razón
Corre el año 1974 en una realidad alternativa en el que la bomba atómica estalló dejando millones de muertos, tierras estériles y una civilización deshecha. Un puñado de supervivientes malvive en medio de este apocalipsis confiándose a los consejos de un misterioso “viejo en la cueva”, una extraña fuente de sabiduría, un ser que habita en la montaña y que les informa sobre qué alimentos han sufrido radiación y cuáles no. Las lealtades a este personaje serán puestas a prueba con la llegada de un pelotón de soldados.

Parábola religiosa apenas disimulada, que nos insta a tener fe, y alimenta el sentimiento de culpa. Los humanos hemos destruido casi todo el planeta, y ahora dependemos de los consejos de algo/alguien que no podemos ver. El enfrentamiento entre el jefe de los supervivientes -quien además ejerce de enlace entre el grupo y el “viejo en la cueva”-, y el cabecilla de los soldados -un estupendo James Coburn-, da pie al debate: el primero miente a los suyos, les engaña “por su bien”, obliga a guardar fidelidad hacia una especie de dios, a idolatrarlo y seguir sus normas a rajatabla; el segundo se muestra escéptico, no confía en otra cosa que en lo que pueda distinguir y tocar, piensa que más vale arriesgarse a comer veneno que morirse lentamente de hambre. Que cada uno elija con quién se queda.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1