arrow

Fugitiva (Serie de TV) (2018)

3,6
217
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (9 episodios). Magda (Paz Vega), una mujer que en un momento crucial de su vida ve cómo su mundo estalla en pedazos, se ve obligada a sacar a su familia de una situación límite. Para ello, organizará un plan de fuga disfrazado de secuestro para proteger a sus dos hijas y a su hijo de los enemigos que su marido, un importante empresario mexicano, se ha labrado a lo largo de los años. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Fugitiva (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Pablo Bartolomé, Yolanda García Serrano, Laura León, Carlos Molinero, Joaquín Oristrell, Ignacio del Moral, Luis Caballero
Música
Juan Pablo Compaired
Fotografía
Joaquín Manchado
Productora
Grupo Ganga / Televisión Española (TVE)
Género
Serie de TV Drama Thriller Secuestros / Desapariciones Familia
2
Ser imperfectas
El otro día leí una declaración feminista que viene a decir que las mujeres tenemos derecho a ser imperfectas. Olé tus narices.

Supongo que siguiendo esa filosofía junto con la de «tengo derecho a cometer mis propios errores» nos encontramos con productos como «Fugitiva». Es una serie española con reparto mexicano y español que ha recuperado figuras de nuestra cinematografía como Charo López, quien se nota que es de otra generación de actores simplemente por esa voz que tiene y esa forma de hablar tan maravillosa. También sale Raúl Mérida en un papel que solo sirve para demostrar lo malos que son los hombres jóvenes guapos y lo estúpidas que son las mujeres, porque «tenemos derecho a ser imperfectas y a cometer nuestros propios errores». Es decir: que, para reafirmarnos en ello, tenemos que cometer mil errores y ser tan imperfectas que ya no tenemos ninguna virtud. Pero eso está bien, es un orgullo feminista. Repito: olé tú.

De esta manera, Magada (Paz Vega), una ex modelo casada con un mafioso mexicano que la ha maltratado durante años, decide fugarse con sus tres hijos en una jugada que le saldrá todo lo mal que le puede salir. A partir de aquí, la serie consistirá en ver la cantidad de errores y estupideces que las mujeres podemos acumular. Entre ellas, la hija Pau se lleva la palma en petardez; a esta niña dan ganas de darle una buena tunda, a ver si espabila un poco. Qué irritante.

Por supuesto, los errores e imperfecciones de estas mujeres, lo que es su derecho, siempre terminan perjudicando al que menos lo merece. En este caso, se trata del personaje de Tobías (José Manuel Poga), el único que de verdad sabe de qué va una fuga y de cómo sortear los muchos obstáculos. Pues no, este señor tendrá que padecer las desconfianzas, las quejas, las decisiones equivocadas, las cobardías, los berrinches y, en definitiva, la estupidez de las féminas que lo rodean hasta finalmente... SPOILER.

Una estupidez de serie, fea y con un desenlace que deja un montón de cabos sueltos.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El video no pudo acabar con el cine, algunas series, como ésta, sí que lo harán.
El video no pudo acabar con el cine aunque le hirió gravemente, pero algunas series, como ésta, sí que lo conseguirán, y lo entiendo, el cine como tal ya no es un negocio boyante, la huída de espectadores en salas comerciales, los cierres masivos de salas clásicas y el apego del ciudadano a la caja tonta hacen que el gran capital, los inversores de este arte, tengan que inventar otras maneras de sacar provecho aunque sea en contra de lo que antes llamaba arte, el 7º de ellos. De otra manera no se entenderían las expansiones de Netflix, HBDO, Movistar etc.. Pero ¡ojo¡ no estoy demonizando las series, que las hay y muy buenas, pero lamento las series como esta que nos trata, lamento que un guionista como Oristrell y directores como él mismo, como Cabrera o Cuadri, respetados y respetables, se vean en la obligación de cambiar sus métodos para agradar no ya al público sino al inversor, Uno se acuerda de Dieta Mediterránea (Oristrell) o Golpe de Estadio (Cabrera) y piensa ¿A dónde estamos llegando?,
Fugitiva podría ser una buena película de 100 minutos, pero es preciso rellenar más de mil (cuando esto escribo se acaba de emitir el capítulo 6º, es decir sobre 500 minutos más los que quedan), y eso suponiendo que al resto de espectadores les guste algo más de lo que me está gustando a mí y no caigan en la tentación de hacer una 2ª o 3ª temporada.
Planteamiento, nudo y desenlace, pero en estas series el nudo es tan grande que conduce al aburrimiento, a la incongruencia del guión que, frecuentemente, tropieza consigo mismo, a la desgana de los actores quizás motivada por la confusión, a la aparición de personajes ajenos a todo, la absoluta falta de credibilidad de las situaciones y, lo más grave, la necesidad de los guionistas de enredar en el ovillo para que, cuando creemos que ya lo tenemos hecho una madeja, haya que hacer una cabriola y dejar al final de un capítulo otro enigma que se resolverá en el próximo.
Todo esto y situaciones más absurdas se dan en Fugitiva, especial para gente muy muy muy ociosa que no le importe lo que le echen,
Recomendación: Huyan de ella, ni lo pasarán bien, ni verán cine ni nada de nada.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil