arrow

Funny Girl (1968)

Funny Girl
Trailer
6,8
1.969
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Musical sobre la vida de la cantante y actriz cómica de origen judío Fanny Brice, que obtuvo su primer gran éxito en el Keeney’s Music May, gracias a su divertido debut como patinadora. Un año después, empieza a trabajar en el famoso Follies y pronto se convierte en una estrella. Lo malo es que se enamora de Nick Arnstein, un jugador empedernido sin demasiada suerte. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Funny Girl
Duración
155 min.
Guion
Isobel Leonnart
Música
Jule Styne, Bob Merrill (Canciones: Jule Styne, Bob Merrill)
Fotografía
Harry Stradling
Productora
Columbia Pictures / Rastar Productions
Género
Musical Drama Romance Biográfico Teatro
"Streisand no pudo empezar mejor su carrera; con un merecido Oscar. La dirección de Wyler resulta encomiable"
[Diario El País]
10
Recuerda a los grandes musicales de la época dorada de los 50
Adoro los musicales y no puedo dejar de darle un 10 a esta película. Es realmente encantadora, sus números musicales son de primera calidad y los decorados y vestuario son absolutamente magníficos. Esta fue una llamada de Wyler a un estilo de película que se ha ido perdiendo poco a poco.

Tierna historia, excelente música y un gran sabor a clásico. Barbra Streisand está maravillosa, esta fue su primera gran película en la pantalla y gracias a su enorme talento ganó una estatuilla de la Academia por mejor actriz. No puede haber mejor comienzo. Barbra Streisand es Fanny Brice en una interpretación que mereció elogios unánimes y con la que se inició su carrera como actriz, confirmando su condición de mujer prodigiosa, en la que interpretación y sentido musical caminaban en ella de la mano, como quedaría sobradamente demostrado con el paso de los años en sus decenas de memorables discos y su veintena escasa de por lo general brillantes películas.

Wyler afronta la película sin cursilerías y con su proverbial búsqueda de la perfección y el resultado fue este excelente musical de perfil biográfico, que contiene la emocionante interpretación del que quizá haya sido el tema más cantado por Barbra Streisand, “People”, y que el público recompensó convirtiéndolo en el título que más entradas de cine vendió en Estados Unidos a lo largo de 1968.

Para los que se quedaron enamorados de Fanny Brice, decirles que hay una secuela de esta película donde Barbra Streisand vuelve a interpretar a este personaje. La película se llama Funny Lady (1975) de Herbert Ross. Aun no la he visto, sospecho que no podrá ser tan deslumbrante como la primera pero espero verla en breve y dejaré aquí mi opinión. En Funny Lady el reparto vuelve a ser de lujo... y promete.

Saludos!!!
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Victoria, Amarga Victoria
En su penúltima película y casi a los setenta años de edad, William Wyler estaba a punto de cerrar una grandiosa carrera (Cumbres Borrascosas, Los mejores años de nuestras vidas, La Heredera, Vacaciones en Roma, Horizontes de Grandeza, Ben-Hur, La Calumnia, El Coleccionista, todas sus colaboraciones con Bette Davis) por todo lo grande: con un homenaje espectacular a los musicales del viejo Hollywood, cuando la nueva generación – Spielberg, Coppola, Scorsese-lo iba a cambiar para siempre; y la presentación en el cine de una figura clave del mundo del espectáculo futuro: Barbra Streisand.

Funny Girl es todo lo que una superproducción del cine clásico quería ser: no sólo se apreciaba su grandeza por el tamaño y el lujo de sus decorados, o sus espectaculares movimientos de cámara, o su exquisita fotografía; en estas cintas hay además un aprecio por la inteligencia del guión que eleva a la película a la categoría de clásico. En el caso de Funny Girl incluso aprovecha el talento cómico de su protagonista para reírse cariñosamente del género; y está tan bien construido, define tan bien a todos los personajes y sus relaciones, su clase social, su ambición, los prejuicios de géneros..., que es casi imposible no reír o llorar con la extraordinaria historia real de Fanny Brice, una humilde joven judía que quería ser cantante y actriz, y lo consiguió con muchísimo éxito, pero nunca pudo olvidar que -por desgracia- la vida no es un cuento de hadas.

Barbra Streisand tomó el papel diecisiete años después de la muerte de la auténtica Fanny Brice, y cuatro años después de haberla dado vida en Broadway. Y en la cinta posee tal cantidad de energía, de pasión y de emotividad, que no es extraño que con esta su primera película ganara el Oscar y se convirtiera en una gran estrella, de cine en este caso. Su talento para la comedia (en la primera parte del metraje) y para el drama (en la segunda), es innegable, pues toma el personaje de Fanny a través de todos sus matices, desde los físicos hasta los emocionales, para culminar con una insuperable actuación (My Man), que le abrió las puertas del estrellato.

Por supuesto, quien no soporte a Streisand, no sabrá apreciar Funny Girl, pero se perderá uno de los últimos testamentos del musical clásico, un reparto perfecto al completo (no hay un actor más adecuado que Omar Sharif para su papel: su sutileza y su clase son reveladoras como marido de Fanny), un repertorio musical memorable, y una experiencia cinematográfica “de programa doble” que alcanza elevadísimas cotas de emoción más o menos cada cinco minutos de metraje: un verdadero placer.
[Leer más +]
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil