arrow

David Copperfield (TV) (2000)

5,4
256
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando David tiene sólo nueve años, debe afrontar el matrimonio de su madre con un hombre tan cruel que, además de maltratarlo lo obliga a dejar la escuela y ponerse a trabajar. Afortunadamente, encuentra el amor que necesita en la familia Micawber y, más tarde, en su tía Betsey, que ignoraba la penosa situación de su querido sobrino. Gracias a ella estudia Derecho y conoce a Dora, el amor de su vida; tendrá, sin embargo, que afrontar nuevas dificultades que superará gracias a su fuerza de voluntad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Irlanda Irlanda
Título original:
David Copperfield (TV)
Duración
180 min.
Guion
John Goldsmith (Novela: Charles Dickens)
Música
Shaun Davey
Fotografía
Elemér Ragályi
Productora
Coproducción Irlanda-EEUU; Hallmark Entertainment
Género
Drama Drama de época Siglo XIX Telefilm
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Charles Dickens
3
No me importa
David Copperfield es un tipo de película (o miniserie) destinada a despertar la apatía en el ser humano. Nadie jamás se interesará en ir a buscarla, en conseguirla, o ni tan siquiera nos preocuparemos en investigar si es candidata a ser vista.
La única razón por la que alguien se preste a darle una oportunidad, será porque esté practicando el noble arte de tocarse las pelotas ante la televisión en la sobremesa de fin de semana.
Lo más lógico que se hace al tropezar con este tipo de telefilm sería proseguir con el zapping aun sabiendo que ningún otro canal sorprenderá con una propuesta medio interesante.
Y es de auténtico campeón, y lo digo muy en serio, el poder presumir de haber asistido a los créditos iniciales y a los créditos finales durante la misma sesión sin haber abandonado en ningún momento el pase televisivo. Y no lo digo porque sea una mala película. Ya que no lo es. Lo aseguro porque por muy buena que pueda parecernos, aun así seguirá despertándonos la indiferencia.

Cuando al comenzar, vi "David Copperfield" como título de la obra, creí por unos instantes que se trataba de una biografía del mago de marras. Pero poco duró el equívoco. Ya que en la casa de la película se alumbraban con velas y no me cuadraba a mi mucho que el mismo niño que se veía naciendo en tan primitivas condiciones pudiese hacer desaparecer de adulto un avión o la mismísima estatua de la libertad (aclarar también que si se hubiese tratado de la historia del ilusionista tampoco me hubiese entusiasmado).

De los 180 minutos, la primera mitad serán los más interesantes; cuando se es rememorada la infancia de David. En ellos aparecen un par de hermanos que de malvados que son resulta incluso cómico. En verdad, en verdad os digo (...esto me suena), que de esta pareja, la tata postiza es una auténtica joya del surrealismo. Llevar a un personaje a tal extremo de maldad lo convierte en pura caricatura; incluso deseas que no deje de abrir la boca en ningún momento para descojonarte con más de sus apasionantes frases.

En la segunda parte del film, ya nada te divierte. Aparecen media docena de personajes; todos de la misma edad, todos con el mismo peinado, todos con el mismo sobrepeso y todos con el mismo careto. Te pierdes. No se sabe quien es quién.

En definitiva, producción que no nos importa. Ni tan siquiera merece estar en la base de datos de filmaffinity.
Tan mediocre como esta crítica.
[Leer más +]
10 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Dickens, ¿qué más se puede añadir?
Supongo que estamos acostumbrados a que las adaptaciones a la pantalla de obras de grandes escritores ingleses, como en este caso Dickens, sean llevadas a cabo por las productoras inglesas. Es el caso de la BBC (casi siempre brillante en sus producciones) o la itv. Pero debo decir que esta producción americana de David Copperfield me ha sorprendido gratamente. No es brillante, pero lleva a la pantalla el espíritu de Dickens muy acertadamente.

A primera vista lo que más me llamaba la atención de esta adaptación era el reparto: Hugh Dancy, Paul Bettany, Eileen Atkins... Son un ejemplo de tres actores que me gustan y trabajan en esta miniserie. Los tres, junto con todo el reparto, llevan a cabo interpretación muy buena, y muy creíble. Destaco la sorpresa que supuso para mí encontrarme aquí con Sally Field, en un papel en el que encaja a la perfección.

Creo que de la historia hay poco que decir. Cualquiera que conozca mínimamente el universo de Dickens puede imaginarse qué es lo que va a encontrarse en esta miniserie. Aunque me he encontrado personas que al escuchar hablar del libro o de cualquiera de sus adaptaciones han creído que se estaba hablando del mago. Pero eso es otro tema en el que prefiero no entrar.

En cuanto a la puesta escena, me parece perfecta. No peca de soberbia, ni hay demasiada galantería, todo lo que tiene que estar, está. Esto sí me ha sorprendido tratándose de una producción americana ambientada en la Inglaterra del s. XIX, ya que he visto otras producciones en las que no respetan los cánones que regían en aquella época en el país.

Creo que no me dejo nada, en general, una serie buena, amena, de la que lo más destacable es su reparto, todos perfectos en sus papeles, perfecta para ver en cualquier momento en el que se nos antoje Dickens.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil