arrow

The Delicate Delinquent (1957)

5,8
84
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sidney Pythias es un sencillo portero de una vivienda en un barrio conflictivo dominado por bandas juveniles. El orden y la paz es indispensable para la convivencia por lo que Sidney tendrá que prepararse como policía. El agente Mike Damon se encargará de su entrenamiento. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Delicate Delinquent
Duración
101 min.
Guion
Don McGuire
Música
Buddy Bregman
Fotografía
Haskell B. Boggs (B&W)
Productora
York Pictures Corporation / Paramount Pictures
Género
Comedia
7
Un policía con muy buenas intenciones
¿Se imaginan ustedes a Jerry Lewis haciendo de chico malo en una película? Pues aquí podrán verlo… sólo que, los únicos que consiguen creer que Sidney Pythias* (Lewis) es un gamberro -el policía buenazo Mike Damon*, y la preciosa sargento Martha Henshaw-, harán lo posible por rehabilitar… a quien no es necesario rehabilitar. Pero, Sidney, una perfecta combinación de tonto y avispado, entra con algunas reticencias en el juego… y todo conducirá a que el buen policía pueda demostrar su tesis que sostiene que, “aunque entre los malos hay muchos a los que nunca se puede cambiar, siempre hay alguno que, si se le da una oportunidad, puede sembrar y multiplicarse, beneficiando con esto a la sociedad”. Él mismo se muestra como ejemplo, pues fue otro policía el que lo ayudó a rehabilitarse cuando él pretendía volar el ayuntamiento.

Este primer filme en solitario del comediante Jerry Lewis -luego de separarse de su socio Dean Martin-, da comienzo a esa decidida confrontación que el clown lanzó contra los moldes de la sociedad norteamericana y, en “DELICADO DELINCUENTE”, la emprende contra la institución policial que considera que, sólo dureza y férrea disciplina, es lo que merecen los desadaptados.

Como cualquier ser humano progresista, Lewis cree en la rehabilitación, la resocialización, y la posibilidad de ganar para el bien y el progreso de la humanidad, a aquellos que, por exceso de carencias, se tornan en delincuentes y gamberros. Y lo que aquí propone se inscribe, positivamente, en esa cadena de favores de que ya se ha hablado en otros filmes anteriores y posteriores.

La película resulta cálida y divertida, luciéndose Lewis con algunas muestras de notable ingenio y gags que despiertan unas buenas risas. No obstante, creo que su historia podría interpretarse como un infortunado equívoco cuando, la demostración de que es posible rehabilitar a un delincuente, se hace con un buenazo mandadero a quien se ha confundido con tal. Sólo las últimas escenas, liberan un tanto de este “fracaso”, y queda sentado que el proceso puede proseguir atinando con los verdaderos necesitados de afecto y oportunidades.

Escrita y dirigida por Don McGuire, este primer sólo de Jerry Lewis es un filme bastante placentero con el que se pasa el tiempo volando. “West Side Story” bien pudo tener algún “inconsciente” recuerdo de esta comedia.

¡Ah! Y no dejen de leer la historia de *Damón y Pitias que contaba Cicerón. Es un magnífico ejemplo de lealtad, de honor y de amistad.

Título para Latinoamérica:”EL DELINCUENTE”
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Jerry Lewis en una loca academia de Policía
"Delicado delincuente" es la primera película de Jerry Lewis tras su separación artística de Dean Martin, y su primer largometraje protagonizado en solitario, un largometraje que, entre otras razones, es interesante por mostrar cómo y hasta qué punto el delincuente juvenil se había convertido en un tópico, en un lugar común, en un personaje con una mítica propia, en el cine estadounidense de los años 1956-1957. Este film aprovecha esta fama, esta actualidad del tema, para jugar con él y hacer no una parodia en el sentido estricto, pero sí un film de humor con buenas dosis de ternura, y una línea narrativa centrada en una historia de superación personal, la del protagonista, que pasa de portero a policía.

La historia, al menos en su comienzo, puede resultar un tanto engañosa -y al malentendido ayuda el título del film- porque el protagonista no es ningún delincuente, sino un buen chico que trata de no meterse en líos, pero que tiene la mala suerte de vivir en un barrio conflictivo, en el que vive junto a verdaderos delincuentes juveniles, por lo que, nada más empezar la acción, es detenido y llevado a la comisaría de la Policía.

Para mí es un film entretenido e interesante, sobre todo por el modo en que Lewis compone un personaje desvalido e ingenuo que quiere despegarse del ambiente en el que vive; pero, en general, es un film al que le sobran diálogos y buenas intenciones. Lo mejor es la secuencia previa a los títulos de crédito, sin diálogos, casi un "ballet" barriobajero, y toda la parte que transcurre en la academia de Policía, una loca academia de Policía que anticipa la de los años 80.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil