arrow

Efectos personales (2009)

Efectos personales
Trailer
5,4
2.068
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras perder seres muy queridos, Walter (Ashton Kutcher) y Linda (Michelle Pfeiffer) intentan seguir adelante con sus vidas. Por un lado, Walter es un joven luchador profesional que regresa al hogar familiar después del brutal asesinato de su hermana, días antes de su boda. Por otro, Linda es la madre de un niño sordo cuyo marido alcohólico ha muerto a manos de un amigo en un bar. Mientras tienen lugar los juicios por ambos crímenes, Walter y Linda tienen una aventura amorosa. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Personal Effects
Duración
110 min.
Estreno
13 de agosto de 2010
Guion
David Hollander (Historia: Rick Moody)
Música
Jóhann Jóhannsson
Fotografía
Elliot Davis
Productora
Insight Film Studios / Tadora KG / Three Rivers Entetainment
Género
Drama Romance Drama romántico
6
Complicado melodrama
El guionista, productor y director televisivo David Hollander debuta en la gran pantalla con una cinta que se caracteriza principalmente por la cantidad de temas de difícil tratamiento que plantea y que pone en juego. Lo hace además alrededor de dos actores de muy diferentes generaciones cosa que en algún momento de la cinta, sobre todo al principio, suscita alguna que otra duda.

La venganza, la adapatación a la sociedad de chicos con dificultades físicas y mentales y con una infancia complicada, las relaciones entre personas de muy diferente edad, la validez de ciertos mecanismos de funcionamiento del sistema jurídico, la superación de pérdidas irreparables de una forma violenta, la presencia de las armas de fuego en la vida diaria de los americanos...todas estas disyuntivas, y alguna más, pululan alrededor del encuentro de Linda y Walter. Sin embargo todo empìeza a funcionar cuando una excelente Pfeiffer y un notable Kutcher se combinan. En este momento Hollander centra su cámara, sus sonidos en una relación que personalmente creo que deprende un halo de encanto y que alcanza su cima cuando Linda toma las riendas del asunto momento para el cual, de una manera u otra, todos queremos ser Walter.

Así que superado ese momento inicial denso de la cinta donde Hollander prentende ahondar en tanto y además al mismo tiempo, la película se ve bastante bien y se termina disfrutando del encuentro de esas dos personas tan marcadas por unos acontecimientos fatales y que juntas consiguen superar esa fragilidad e inseguridad en la que se habían establecido sus vidas. Lo mejor: el final y los siempre increibles ojos azules de Michelle Pfeiffer.
[Leer más +]
31 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Michelle Pfeiffer y Kathy Bates, en un desgarrador melodrama, en el que Ashton Kutcher no desentona.
En una terapia de grupo destinada a aquellos que han sufrido perdidas traumáticas de seres queridos, cruzan sus vidas un mujer madura con un hijo adolescente sordomudo (Michelle Pfeiffer), viuda de un marido aficionado a las armas de fuego y asesinado por un amigo de galería de tiro del mismo y una madre (Kathy Bates) y su hijo (Ashton Kutcher), que ha perdido a su disoluta hija asesinada vilmente y arrojada al mar.
Se nos muestra como tratan de sobrevivir ante la luctuosa perdida y sus reacciones en los respectivos juicios en los que se encausan a los presuntos culpables de dichos crimenes, amén de la relación amorosa que se establece entre Michelle Pfeiffer y Ashton Kutcher, arrojados uno en brazos del, otro, mas por la desesperación del dolor y la soledad, que por amor o deseo físico.
Narrada de forma pausada, que en algunos momentos amenaza con aburrir, siempre surge algún pequeño detalle que conserva tu atención, cosa a la que ayuda un, aunque chocante, correcto trabajo dramático de Ashton Kutcher, una buena actuación de Michelle Pfeiffer (de las que esta grandísima y esplendida en su madurez actriz le basta con solventar con el piloto automático), y una desgarrada y magnifica Kathy Bates, que se come la pantalla cada vez que sale en escena.
En resumen, melodrama menor con un buen trabajo actoral, que sin llegar a deslumbrar, merece un visionado y cita ineludible para enamorados de la guapísima Michelle Pfeiffer.
[Leer más +]
26 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil