arrow

Bowfinger, el director chiflado (1999)

Bowfinger, el director chiflado
Trailer
5,1
8.493
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Bobby Bowfinger, un director fracasado de Hollywood, se dispone a llevar a cabo el guion que ha escrito un amigo. Está tan convencido de su calidad, que alberga la esperanza de recuperar así la fama perdida. Sin embargo, venderlo no resultará nada fácil. Por fin, un famoso productor lo acepta pero con una condición: Kit Ramsey, la estrella de moda, tiene que participar en la película. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Bowfinger
Duración
93 min.
Guion
Steve Martin
Música
David Newman
Fotografía
Ueli Steiger
Productora
Universal Pictures / Imagine Entertainment
Género
Comedia Cine dentro del cine
"Rentable chapuza. (...) Ofrece mucho y da pura nada. La sosería se hace dueña de una pretendida comedia loca que, en realidad, es un cuerdo cálculo de engorde de las cuentas corriente de dos hombres que no respetan su talento"
[Diario El País]
9
Ya os tengo catetos!
Los prejuicios son algo muy malo, nos impiden descubrir multitud de cosas en todas las facetas de la vida sólo porque nuestro bagaje cultural o cualquier otra zarandaja antropológica nos hacen recelar de ellas sin conocimiento de causa.

Esta película puede ser un claro reflejo de esta situación, ya que un reparto encabezado por el muchas veces irritante Steve Martin y el decadente Eddie Murphy, junto a un título de comedia ochentera de serie B y un cartel promocional malísimo no hacían presagiar grandes cosas; más bien prometía caspa a raudales.

Pero vete aquí que nos encontramos ante algo más que una comedieta de brocha gorda, lo que Bowfinger ofrece es una sátira brutal contra todos los estamentos hollywoodienses; sí, lo hace con humor blanco pero hay en el fondo más mala baba de lo que aparece ya que no se deja títere con cabeza. Vemos como desfilan por pantalla, estrellas egocéntricas y paranoicas, ejecutivos simplistas y ambiciosos, actrices arribistas dispuestas a todo por subir su cuota de poder e incluso claras referencias al poder de la iglesia de la cienciología.

Aunque la grandeza del film no está sólo en eso, sino en la brillantez de sus diálogos, la absurdidez hilarente de sus escenas y la entrañable calidez de sus personajes. En el fondo lo que hay es la lucha de unos soñadores que armados sólo con ilusión consiguen tirar adelante un proyecto imposible. Ello queda perfectamente reflejado en el grupo de espaldas mojadas, que son los únicos que demuestran algo de sabiduría cinematográfica hablando de sus películas favoritas mientras degustan el cahiers du cinema.

Así que, como decía al principio, los malditos prejuicios puede que condenen este excelente film al baul del olvido o de la infravaloración, pero de verdad que merece la pena dejar de lado las concepciones a priorísticas que uno puede tener, relajarse y disfutar de una de las mejores comedias que se pueden desgustar.

Lo mejor: Su mensaje de fondo.
Lo peor: Que por su apariencia parezca otra comedieta del montón.
[Leer más +]
44 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Mi cerebro me dice que es una tontería... Pero soy incapaz de no reir
Habrá quien diga que Steve Martin tiene la misma gracia que un sapo con catarro y no seré yo quien lo disctua, pero yo siempre termino riéndome con sus comedias. ¿Será que tenemos una conexión mental humorística? No lo descartemos, esto del humor es algo desconcertante. Es triste reconocer que fui incapaz de encontrar la gracia a "El otro lado de la cama" y que me río con las de Eddie Murphy, pero así están las cosas.

Centrándonos en la película, Steve Martin hace de lo mismo de siempre. Eddie Murphy también y por duplicado (como tiene por costumbre). El resto de los actores son un poco comparsas, pero lo hacen bien, incluyendo a Robert Downey Jr. que aparece cinco minutos y demuestra puede ser más gracioso con tres frases que Ernesto Alterio con tres películas.

¿Es divertida? La primera hora sí, la historia es decente y la película consigue ser simpática con buenos golpes de humor. El final es un poco chapucero, como casi todas las comedias americanas, intentando dar al conjunto un sentido y una trascendencia que no necesita (¡es una comedia: no necesita atar cabos!) y olvidándose de hacer gracia.

Habría que decir que la película tiene una apariencia cutre, pero es sólo eso: apariencia. Con poco que se le de una oportunidad, se ve que está más trabajada de lo que parece (al menos la primera hora). En fin, no sigo. Está claro que diga lo que diga, a quienes se les indigeste Eddie Murphy o Steve Martin (luego que no se quejen de los prejuicios al cine español) no le darán ninguna oportunidad. A mí sí me gustó.
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil